Dólar Obs: $ 666,44 | -1,08% IPSA 0,29%
Fondos Mutuos
UF: 27.341,05
IPC: 0,20%
Isla de Pascua sufre fuerte caída de las lluvias que la abastecen de agua potable

miércoles, 10 de enero de 2018

MAURICIO SILVA
El Mercurio

Anticiclones fortalecidos hacen que en la última década el déficit pluviométrico llegue al 44% anual. Preocupa índice de salinidad en acuífero que surte a vecinos.

Desde 2002, la población de Isla de Pascua ha crecido en 104%, pasando de 3.791 a 7.750 personas. Y el boom del turismo hace que más de 100 mil pasajeros lleguen hasta ese territorio cada año.

Ese explosivo crecimiento demográfico y turístico contrasta con la fuerte baja en las lluvias que experimenta la isla desde 2008 y que es la única fuente de recarga del acuífero que abastece de agua potable a la población local y sus visitantes. El ciclo llegó al punto más bajo el año pasado, que cerró con 661,8 mm de agua caída frente a los 1.189 mm de un año normal. El déficit llegó al 44,3%, convirtiendo al año 2017 en el segundo más seco desde que hay registros pluviométricos en la isla, según un estudio de la Dirección Meteorológica de Chile (DMC).

La causa es el fortalecimiento de dos anticiclones que rodean a la isla en el Pacífico Sur y que actúan como barrera para las lluvias, explicó el meteorólogo José Vicencio. Agregó que la isla presenta ciclos húmedos y secos, pero en ambos las precipitaciones ahora son menores que en anteriores ciclos.

Las lagunas de los volcanes se han deprimido notoriamente. A partir del verano pasado, en la fiesta Tapati se tuvo que suspender la tradicional Vaka Ama , carrera de remo en botes de totora en la laguna del Rano Raraku, que hoy es un lodazal.

El consejero de la Comisión de Desarrollo de Isla de Pascua, Poky Tane Haoa, señaló que hay inquietud por los efectos "del cambio climático, en lo que tiene que ver con el agua potable de la isla y que está relacionado con el nivel del mar" y enfatizó que "lo importante es mantener la población de la isla y que no siga creciendo demasiado".

Con ese objetivo, ayer el Senado aprobó por unanimidad el proyecto de ley sobre residencia de Isla de Pascua, que busca establecer un control sobre la presencia humana en ese territorio acorde a su capacidad de carga y recursos.

En la isla no hay cursos de agua superficiales. Su acuífero se recarga solo con lluvias que escurren a través de fallas asociadas a sus volcanes y descarga en vertientes en la costa. Por evaporación en el suelo, el porcentaje que infiltra es menos del 40%, según el estudio que contrató en 2013 la compañía de agua potable.

La coordinadora del estudio sobre la capacidad de carga de la isla e investigadora de la UC, Daniela Zaviezo, dice que el acuífero es suficientemente voluminoso para que no se vea resentido por esta escasez de lluvia. Pero en la Dirección General de Aguas del MOP hay inquietud por la calidad del agua debido al continuo bombeo y baja en la recarga.

Monitoreos hechos entre 2013 y 2016 revelaron que en ciertos sectores los bombeos están levantando el agua salada del mar, que por densidad se ubica bajo el agua dulce. Aumentos de conductividad eléctrica en un 50% en los pozos cercanos al borde costero dan cuenta de un incremento en la concentración de la salinidad en el agua, por lo que se están cambiando puntos de captación.

1955

Es el año desde que hay registros pluviométricos en el aeropuerto de Mataveri.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia