Dólar Obs: $ 674,04 | -0,55% IPSA -1,14%
Fondos Mutuos
UF: 27.565,79
IPC: 0,00%
La contradicción vital del empresariado

lunes, 08 de enero de 2018

Economía y Negocios Online


Gonzalo Muñoz Cofundador de Sistema B y CEO de TriCiclos

Empresario tradicional: “el Estado debe ser pequeño, liviano, que no se meta en los espacios donde el mercado es más eficiente”. Quizás ese mismo día, ese mismo empresario podría abrir el diario y al leer sobre los crecientes problemas de la sociedad, analizar con disgusto que nuestro país no se asemeja a Suiza, ni sus conciudadanos se parecen a los suizos. Criticaría la mala educación, el aumento de la delincuencia, la contaminación que restringe actividades, los conflictos de transporte, el insuficiente servicio público de salud, e incluso la corrupción. Podría darse que, como buen emprendedor, siente la necesidad que esos problemas se resuelvan, incluso aparece en su mente una o más potenciales soluciones, las mastica, se siente brillante al descubrir cómo podría resolverse, sin embargo rápidamente define que “esos no son mis problemas. Es responsabilidad del Estado el resolverlos”, y da vuelta la página (literalmente).

Resultado: Un vacío enorme. Un gran sector de la sociedad criticando al empresariado por su poco compromiso con el entorno, y otro atribuyendo la falta de crecimiento por la supuesta incapacidad e ineficiencia del Estado. La discusión se centra en los impuestos y el uso de éstos. La tensión aumenta y la solución parece alejarse. En muchos países hemos visto que ese vacío termina siendo un espacio ideal para el populismo, de izquierda y de derecha.
Como resultado, lo que empieza a cuestionarse es la razón de ser de la empresa. ¿Es factible imaginar hoy en día una empresa cuyo único propósito sea maximizar la rentabilidad para los accionistas? Sin duda muchas personas dirán que sí lo es, mientras que la sociedad y este mismo vacío le está exigiendo al empresariado un compromiso con algo adicional, con un propósito. Ya que como se ha dicho muchas veces. ”no puede haber empresas exitosas en sociedades fracasadas”. Y a su vez el mercado empieza a mostrar que justamente las empresas que tienen un propósito que actúe como gatillador del éxito financiero, son aquellas que logran mejor desempeño para los accionistas.

Conclusión, necesitamos un plan B. Y aquí es justamente donde iniciativas como el 3xi y el modelo de las empresas B muestran un camino para que los empresarios logremos los resultados a través de resolver problemas que justamente han ido quedando en ese vacío. De hecho, ya se ha visto como son miles las empresas que de hecho ya ayudan a resolver problemas públicos a través de la implementación de extraordinarias prácticas internas, las cuales a su vez le aportan mayor competitividad. Estamos viendo incluso como aparecen empresas globales que asumen compromisos enmarcados en los Objetivos de Desarrollo Sustentables (ODS) de las Naciones Unidas. Es decir, aprenden a generar resultados financieros a partir de resolver problemas globales, ya sea en su modelo de negocio como en las prácticas que aplican. A su vez adquiere un sentido adicional esa gran capacidad de las empresas de impulsar procesos de innovación, por lo cual surge la posibilidad de crear nuevas salidas a los antiguos problemas de la humanidad.

Ahora bien, recordemos que cuando nos referimos a empresa, estado, sociedad civil, ciudadanía, consumidores, gremios, etc., lo que hay detrás son personas que intercambian estos roles varias veces en el día. Por lo tanto lo que más se necesita son personas B. Fundamentalmente decisiones más B en todos los ámbitos en los cuales nos movemos cotidianamente. Para ello se necesita adquirir nuevas distinciones, y aprender formas más integrales de gestionar los negocios. Se necesita un mayor sentido de conexión y empatía en accionistas, directores, gerentes. Personas que tengan el coraje y la determinación de usar el poder que tengan (grande o pequeño), para hacer el bien y alinearse con otros, buscando todo aquello que, a pesar de hacernos tan distintos, también nos hace iguales.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia