Dólar Obs: $ 659,09 | -0,40% IPSA 1,10%
Fondos Mutuos
UF: 27.192,83
IPC: 0,10%
CEO de Jetsmart: "No le hemos sacado ni un pasajero a una línea aérea"

domingo, 07 de enero de 2018

CLAUDIA RAMÍREZ
El Mercurio

En cinco meses han transportado a 312 mil pasajeros nuevos, es decir, que se han sumado a los que ya volaban en el país, dice el ejecutivo. Acaban de abrir la ruta a Lima y este año quieren debutar con vuelos hacia Argentina. Además, elevaron la inversión que harán en flota a US$ 9.300 millones, para 76 nuevas aeronaves.

Los ejecutivos del fondo estadounidense Indigo Partners estudiaron por tres años Sudamérica antes de escoger a Chile como el país en el que despegaría su aerolínea ultra  low cost, Jetsmart Airlines. Una vez instalados en Santiago, se tomaron otro año más para planificar y echar a andar las operaciones de la compañía. En julio de 2017, Jetsmart -que forma parte del grupo de aerolíneas del fondo Indigo, en el cual también están la mexicana Volaris, la húngara Wizz Air y la estadounidense Frontier Airlines-, hizo su primer vuelo en el país, y hoy vuela a 11 ciudades de Chile, y en siete rutas interregionales dentro del país.

Con su arribo, la aerolínea ha remecido el mercado aeronáutico local, a través de tarifas permanentemente bajas y promociones de pasajes que parten en los mil pesos por tramo, más las tasas de embarque. Ahora, planean expandirse por toda Sudamérica, pero aseguran que lleguen donde lleguen, la casa matriz de Jetsmart se mantendrá en Santiago.

Estuardo Ortiz, guatemalteco, CEO de la compañía y ex segundo a bordo de la aerolínea Avianca, asegura que las ventajas de ser una línea aérea ultra low cost les ha permitido un rápido desarrollo en el país en corto tiempo. Como dato, señala que tienen precios entre un 15 y un 20% más bajos que una aerolínea low cost .

¿Por dónde ahorran costos? La flota de Jetsmart es la más nueva de América con un promedio de 5,6 meses, dice, en circunstancias que la flota del resto de los operadores promedia los 10 años. Esto les permite ahorros totales de entre 15 y 18% en aspectos como el consumo del combustible, asegura. Y agrega otros datos: que los asientos de sus aviones pesan menos, son más delgados y en un A 320 alcanzan a 186 cupos -mientras la competencia opera con aeronaves de entre 150 y 160 asientos-, puesto que el asiento viene pre reclinado y no tiene más posiciones, pues está pensado para vuelos de corto y mediano alcance.

"Las tarifas no van a bajar más"

El ejecutivo asegura que desde el arribo de la compañía al país, las tarifas aéreas han bajado 35%, y apuesta a que en los próximos años nuevos pasajeros, especialmente de la clase media y que nunca han volado, tomen un avión. Un diagnóstico para el que da cifras. Explica que en el país hay 140 millones de viajes anuales en todos los medios de transporte (bus, auto, tren y avión) y que de ese total, 10 millones son vuelos, generados a su vez solo por 2,5 millones a 3 millones de pasajeros que vuelan. Es decir, considerando los 17 millones de habitantes totales del país, "hay cerca de 15 millones de chilenos que no viajan en avión, pero que sí generan los otros 130 millones de viajes en total, principalmente en bus".

Hoy Jetsmart es el tercer actor local con 6,7% de participación en pasajeros transportados a noviembre, detrás de Latam Airlines y de Sky.

-En Chile ha habido varios terceros actores en el mercado aeronáutico que al tiempo se retiran y no solo por la competencia, sino por el tamaño del mercado. ¿Cuál es la diferencia con ustedes? ¿Cómo darán la pelea?

"No tenemos nada que ver con la historia de esos terceros actores. Venimos a hacer una inversión multimillonaria para desarrollar una línea de ultra bajo costo en Sudamérica, y empezamos en Chile porque creemos que tiene las mejores características desde el punto de vista económico, institucional y aeronáutico. Empezamos a estudiar esto hace tres años y es un proyecto de largo plazo. Nuestra visión es a 2026. Vamos a volar 100 aviones y queremos transportar 100 millones de pasajeros en Sudamérica".

"Nuestra visión es el mercado del transporte. Es cambiar un sector completo en un país y no ir a pelear participación de mercado a los que ya vuelan (...) De los 312 mil pasajeros que han volado con Jetsmart, todos son pasajeros incrementales contra 2016. No le hemos sacado ni un pasajero a una línea aérea".

-¿Cuánto espacio hay para seguir bajando tarifas, considerando el valor de la tasa de embarque doméstica, de cerca de $7 mil por tramo, y los costos de los aeropuertos?

"Nuestro grupo objetivo es la clase media, que es entre el 51% y 60% de la población de Chile, que viaja muy poco en avión. Son hogares que ganan entre $500 y $800 mil al mes. Entonces, cuando vas a ese segmento, claramente tienes que atraerlo y estimularlo a través de tarifas más bajas. Empezamos vendiendo boletos por tramo en $7 mil. Ahí tienes dos problemas: el primero son las tasas aeroportuarias, porque para un hogar que gana entre 500 mil y 800 mil pesos, $7 mil de tasa de embarque por tramo es mucho".

"Cuando se fijó el mercado de la aviación era distinto, era ABC1, de 2,5 millones de personas, la tarifa promedio doméstica podía ser de $80 mil a $100 mil, y de eso, los $7 mil de la tasa de embarque, no era tanto. Pero cuando la tarifa es $7 mil, la tasa sí pesa mucho. Creemos que debería haber un esquema diferenciado de tasas".

El ejecutivo agrega que entre otros costos de viajar en avión está el del transporte público al aeropuerto, un tema que a su juicio debería abordar el próximo gobierno.

Entonces, ¿cuánto pueden seguir bajando los precios? "Los niveles actuales de precios de Jetsmart son los adecuados, no van a bajar más, son los que necesita la clase media para viajar, porque $7 mil, $10 mil por tramo es de las tarifas más bajas del mundo", responde.

Plan de 100 aviones a 2026

En noviembre, Jetsmart anunció una inversión de US$ 7.800 millones en 70 nuevos aviones, pero la acaban de aumentar a US$ 9.300 millones para comprar 76 aviones Airbus, que comenzarán a recibir este año.

Estuardo Ortiz indica que la meta es tener 100 aviones a 2026: "Hoy tenemos cinco, más los 76 son 81, y en el intermedio haremos leasing de otros 19 aviones", detalla.

El plan de flota refuerza la internacionalización de la compañía, que ya está en curso, y que se inició en diciembre con la apertura de la ruta Santiago- Lima. De hecho, revela que este año empezarán a operar hacia Argentina, "en el cuarto trimestre probablemente, en distintas ciudades", y que dentro de Chile planean iniciar operaciones hacia Arica, Osorno y Balmaceda.

Agrega que su anhelo es volar desde Santiago a Cusco, una ruta inédita en el mercado, pero que tiene un obstáculo: "El (acuerdo) bilateral de Chile y Perú está hoy agotado. Nosotros tomamos las últimas cuatro frecuencias. No hay más, no podemos crecer, no podemos abrir más rutas (...) Veo oportunidad para que el Gobierno de Chile solicite una expansión del bilateral. Existe un win- win al conversar con Perú. El chileno va mucho de turismo a Perú, pero es un tema de gobierno", señala.

Las frecuencias hacia Perú son más de 90, afirma, y todas están asignadas a operadores chilenos, pero no todas están siendo utilizadas. "Estas frecuencias deberían regresarse al Estado y volver a licitarse para que quien las quiera usar, las use. Pedimos eso oficialmente y la JAC (Junta de Aeronáutica Civil) está trabajando en un cambio de reglamento", dice.

Nuestro grupo objetivo es la clase media. (...) Empezamos vendiendo boletos por tramo en $7 mil. Ahí tienes dos problemas: el primero son las tasas aeroportuarias".

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia