Dólar Obs: $ 672,41 | 0,02% IPSA 0,03%
Fondos Mutuos
UF: 27.553,34
IPC: -0,10%
No existen antecedentes de un accidente:

Turista argentino cumple cinco años desaparecido en el Valle del Elqui

sábado, 06 de enero de 2018

Cristian Riffo Morales
Nacional
El Mercurio

Marco Roldán subió el 6 de enero de 2013 el cerro Cancana, y allí se perdió su rastro. Su madre se trasladó a Cochiguaz para ubicarlo.



Hoy se cumplen cinco años desde que el turista argentino Marcos Roldán desapareció en el Valle del Elqui, y pese a todos los operativos de búsqueda, diligencias de las policías y la fiscalía, no existen datos concretos sobre su paradero.

El joven analista de sistemas se encontraba de vacaciones en la localidad de Cochiguaz, comuna de Paihuano, cuando junto a un amigo argentino (Mario Olivera) y un turista francés, que había conocido horas antes, decidió subir el cerro Cancana.

Mientras ascendían el macizo, Olivera decidió volver a Cochiguaz, y luego lo hizo el turista europeo. Desde ese momento se perdió el rastro de Roldán.

Desde entonces, sus padres, Luis Roldán y Cándida Guzmán, han iniciado una campaña, tanto en Chile como Argentina, para lograr que el caso no sea cerrado por la justicia y se sigan realizando indagaciones.

En octubre pasado, el Fiscal Regional de Coquimbo, Adrián Vega, realizó una reconstitución de escena en el cerro donde se extravió el joven que entonces tenía 29 años. En esas diligencias participó Olivera, quien fue uno de los últimos en verlo.

Para la tercera semana de enero, la fiscalía podría desarrollar nuevas indagatorias en este caso. En las últimas horas se conoció, además, que el gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti, realizó gestiones ante las autoridades judiciales y políticas de nuestro país para que se pueda profundizar en dicha investigación.

"Parece loco, pero nosotros aún mantenemos las esperanzas, porque hasta que no tengamos su cuerpo no nos vamos a dar por vencidos", indicó Luis Roldán, padre de la víctima.

Durante todo el primer año de su desaparición, sus padres estuvieron presentes en la localidad de Cochiguaz. Más tarde, su padre, quien es docente de una escuela técnica en Córdoba, debió retomar sus labores profesionales, pero su madre se quedó al pie del cerro Cancana esperando noticias de su hijo.

"Me quedé acá... Sentimos que alguien sabe algo en Cochiguaz, pero también creemos que por temor no se atreven a hablar", dice su madre, Cándida Guzmán.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia