Dólar Obs: $ 668,44 | 0,35% IPSA -0,26%
Fondos Mutuos
UF: 27.238,42
IPC: 0,40%
Empresas ofrecerán más de 600 vehículos "oruga", pese al deterioro que sufrieron por falta de infraestructura

Nueva licitación del Transantiago revive uso de buses articulados, pese a críticas de usuarios

viernes, 29 de diciembre de 2017

Manuel Valencia
Nacional
El Mercurio

Ayer Redbus se quedó con la Unidad 8 (zona norte) por la desclasificación del grupo brasileño Duarte, su competidor. STP se adjudicó la Unidad 7 (Puente Alto) tras haber clasificado su oferta, la única por el sector.



Aunque recién hacia febrero se conocerá qué empresas controlarán por 10 años el 50% del Transantiago (más de tres mil buses -1.800 nuevos- en 191 recorridos), ayer ya se conoció a los adjudicatarios de las primeras dos unidades de negocios: el operador chileno STP se mantiene hasta 2029 en Puente Alto (unidad 7), al haber sido el único oferente por el sector y clasificar en su propuesta técnica.

Por otra parte, la firma Redbus (ligada a los franceses Transdev) se queda con la Unidad 8 (zona norte, con ramales al oriente y al norponiente), tras la desclasificación de su única competidora, la brasileña Duarte. Esta empresa no presentó la boleta de garantía, lo que es considerado una causal de salida inmediata, según las bases. Lo mismo ocurrió con su postulación por la Unidad 4.

Así, queda aún abierta la competencia por la Unidad 1 (oriente-poniente por la Alameda, disputada por Metbus y Tower Transit; la apetecida Unidad 4 (zona oriente y troncales como Alameda), donde rivalizan Tower Transit, Nextbus y STP; la Unidad 6 (Lo Barnechea, Las Condes), donde se enfrentan Tower Transit y Redbus, y la Unidad 9 (troncales del sector poniente y surponiente), que tiene en disputa a Nextbus y Vule.

Más "orugas"

Ayer en la apertura de ofertas técnicas también se pudo conocer parte de lo que las firmas ofrecen para Santiago en los 10 años de concesión. Entre todas apuestan por al menos 600 buses articulados para las vías en que se exigen plazas de más de 150 pasajeros. Así, pese a las críticas formuladas por los actuales operadores, especialistas y usuarios, relacionadas con su bajo rendimiento (un kilómetro por litro) y su incomodidad, los "oruga" seguirán marcando la imagen del Transantiago.

"Son normas que establece el ministerio. Desde el punto de vista técnico es un bus indispensable en la operación de Santiago. Si no fuera por ellos, no daríamos abasto con la cantidad de usuarios", señala Héctor Moya, director de Metbus.

"Es un bus que permite una carga y descarga rápida, que también es importante para los usuarios", complementa Luis Zavala, gerente de recursos humanos de Tower Transit.

Así, el "oruga" derrotó al intento publicitado por el Gobierno y valorado por los usuarios, para que viniesen los buses de dos pisos a Santiago.

"Lo que importa es la mantención de los buses. Lo que las personas nos han dicho es que más allá del tipo de bus importa cuál es la calidad de ese bus", señala la ministra de Transportes, Paola Tapia. Añade que los articulados "están restringidos a las áreas donde pueden operar correctamente, sea porque existe corredor y porque la demanda requiere de esos buses".

El especialista en transportes de la U. Diego Portales, Franco Basso, dice que el uso de articulados es complejo en Santiago. "La falta de calidad vial genera un deterioro mayor de estos buses. Además están pensados para ir en tramos rectos, no en vías con virajes", critica.

Además de los articulados, las empresas ofrecen, en general, el límite de 15 buses eléctricos por cada unidad y para la exigencia de 15 buses con atributos especiales han tendido a optar por buses de piso bajo, aire acondicionado y asientos acolchados. Estos modelos han podido ser conseguidos a un precio 25% menor por las firmas, por efecto de la competencia generada por el proceso.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia