Dólar Obs: $ 764,34 | 0,37% IPSA -0,25%
Fondos Mutuos
UF: 28.696,37
IPC: 0,10%
Fiscalía detectó un fuerte incremento de su ingreso al país en el último año:

Pediatras advierten que la marihuana cripy causa más daño y adicción entre adolescentes

jueves, 21 de diciembre de 2017

Paula Leighton N.
Vida Ciencia Tecnología
El Mercurio

Una variedad genéticamente modificada que cuadruplica el poder de la hierba natural eleva el riesgo de psicosis e intoxicación entre jóvenes, cuyo cerebro en desarrollo los hace más vulnerables.



"Prende el creepy, toma date un cepy...", cantan Wisin & Yandel. Y Don Omar interpreta con igual entusiasmo "esta noche esta pa' wippy, fumar creepy...".

Creepy, cripy o marihuana gourmet es el nombre con que se conoce a una variedad de marihuana genéticamente modificada cuyo último hit está lejos de ser un éxito reggaetonero.

En el Informe sobre la Evolución del Tráfico Barrial en los últimos 10 años, divulgado este martes por el Observatorio del Narcotráfico en Chile del Ministerio Público, se dedica un capítulo completo a la irrupción en el país de esta variedad que, en comparación con la marihuana natural, su concentración de THC -el principal compuesto psicoactivo de la cannabis - es de 22%. La yerba paraguaya, conocida por su toxicidad, tiene 12% de THC.

"Sumado a su creciente presencia en el mercado nacional y a incautaciones cada vez mayores, nos permite afirmar que no solo es una amenaza, sino que es una amenaza mayor a la salud pública del país", advierte el informe.

La irrupción de esta droga -que llega desde Colombia y tiene tres subtipos- preocupa especialmente a pediatras, por el mayor riesgo que representa su consumo para jóvenes y adolescentes. Según el último Estudio Nacional de Drogas en la Población Escolar, de Senda, el 34% de los escolares ha probado marihuana en el último mes.

Si bien Senda no distingue entre variedades, la doctora Francisca Salas, pediatra y presidenta de la Rama de Adolescencia de la Sociedad Chilena de Pediatría (Sochipe), dice que "las consultas sobre cripy han ido aumentando progresivamente en el último tiempo, aunque no podemos hablar de un boom ".

Al tener una mayor concentración de THC, su efecto es más rápido y prolongado. "Y para los adolescentes -cuyo desarrollo cerebral los hace más vulnerables que los adultos- es mucho más adictiva que la marihuana corriente. Es por eso que para quienes venden drogas este es un grupo especialmente atractivo para introducirla", agrega.

Precio más bajo

Otros riesgos de su consumo son "alteraciones en el neurodesarrollo, pérdida de la motivación, memoria y de capacidades ejecutivas, que permiten organizar o planificar tareas y actividades", añade la pediatra Paula Donoso, experta en adolescencia y adicciones de la Sochipe.

La pediatra agrega que mientras menor es el consumidor, "su alta concentración de THC aumenta la probabilidad de gatillar trastornos psicóticos, particularmente en individuos con antecedentes familiares".

Nicolás, estudiante de 3° medio en un liceo del sur de Santiago, dice que "se suponía que era de mejor calidad, pero el boom inicial se ha ido perdiendo, porque ahora se sabe que la mezclan con cosas que la hacen más tóxica y uno prefiere lo más natural". Sin embargo, confiesa que no siempre es fácil reconocer lo que se está comprando.

Fuentes de Carabineros señalan que "su valor en el mercado puede alcanzar hasta los $20 mil la dosis". Sin embargo, escolares y universitarios consultados coinciden en que su precio ha ido bajando, por lo que esta podría estar dejando de ser una barrera de acceso.

El mismo fenómeno se detectó en Colombia en 2015. El informe "Marihuana-Cannabis: aspectos toxicológicos, clínicos, sociales y potenciales usos terapéuticos", del Observatorio de Drogas de Colombia, reporta testimonios tales como: "Es la marihuana de los gomelos [cuicos], aunque ya se ha vuelto más popular y ha bajado de precio. Antes era caro un bareto [pito] de esos".

Caramelos verdes

Hace una semana la PDI detuvo a una mujer que traía marihuana cripy en formato de caramelos masticables. "Este es un formato atractivo para niños y adolescentes, como los brownies y caramelos. En EE.UU. esto ha llevado a un aumento en las intoxicaciones de menores de edad", señala la doctora Donoso.

La pediatra explica que el consumo de marihuana por vía oral "hace que su efecto se haga más lento, entonces es más probable que sigan comiendo o consuman mayor cantidad, porque no perciben el efecto".

Además, el THC se aloja en el tejido graso, lo que hace que permanezca más tiempo en el cuerpo.

Las primeras señales de venta de esta nueva marihuana fueron advertidas en abril de 2016".
INFORME 2017 OBSERVATORIO DEL NARCOTRÁFICO EN CHILE

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia