Dólar Obs: $ 799,23 | -0,01% IPSA -0,25%
Fondos Mutuos
UF: 31.156,54
IPC: 0,80%
Viajar desde Santiago a Puerto Montt costará $15.600, $600 más que en este año. Según el MOP, incrementos responden a alzas del IPC, establecidas en los contratos.

Peajes carreteros subirán hasta $250 este verano: mayor alza es en ruta Viña-Quillota

miércoles, 20 de diciembre de 2017

Manuel Valencia y Equipo de regiones
Nacional
El Mercurio




Más de doscientos mil vehículos saldrán de Santiago cada fin de semana de enero para que sus ocupantes disfruten de las vacaciones o de un par de días de sol. Estos, probablemente, serán los primeros usuarios que deberán hacerse la idea de pagar más por utilizar las autopistas del país, cuyos peajes verán reajustadas sus tarifas desde el 1 de enero.

Según información de las empresas concesionarias, los valores subirán entre $50 y $100 en cada plaza de peaje debido a la inflación de este año.

Algunos, incluso, subirán aún más, como el Troncal Quillota, la ruta que conecta Viña del Mar (a través del Troncal Sur) y Quillota. En hora punta, su peaje subirá $250, pasando de los actuales $3.950 a $4.200.

Según el alcalde de Quillota, Luis Mella, el peaje que pagan los usuarios por cubrir los 40 kilómetros que separan su comuna de Viña del Mar es uno de los más caros de Chile.

Recuerda que cuando se discutió la construcción de la carretera siempre se planteó la necesidad de que se financiara por peaje. "En ese tiempo la carretera era de una pista por lado y nos la jugamos porque la nueva ruta se construyera. Pero el valor del peaje es excesivo, ya que hay gente de la comuna que viaja todos los días a Viña", afirma. Frente a la situación, sugiere que se establezca un sistema de pago por kilómetros recorridos.

Alto costo

Si se mide por tramos, el viaje más oneroso es el de Santiago a Puerto Montt, que costará $15.600 por más de mil kilómetros. La cifra, de todas formas, dista de lo que, por ejemplo, se paga en España por recorrer los 531 kilómetros entre Madrid y Sevilla, que asciende a $41 mil.

Con todo, el especialista en transportes de la U. Diego Portales, Franco Basso, afirma que, "en un contexto internacional, las autopistas chilenas están en el tramo de las más caras, y eso se relaciona con la estrategia de las concesiones, que han llevado a que Chile tenga una infraestructura carretera de calidad".

En los casos de mayores alzas, estas se producen porque los contratos de concesión establecen un factor denominado PSV (Premio de Seguridad Vial) a las empresas que hayan logrado reducir los accidentes con lesionados y fallecidos gracias a diversas medidas de seguridad vial.

"Todo el régimen tarifario está establecido en los contratos de concesión desde el inicio. Los interesados en un proyecto hacen sus ofertas teniendo a la vista el régimen tarifario futuro, que incluye reajustes anuales con tarifas máximas. Los concesionarios pueden cobrar por debajo de esa tarifa máxima", explica el coordinador de concesiones del Ministerio de Obras Públicas, Eduardo Abedrapo.

Añade que, en general, "todas las concesionarias reajustan de acuerdo al IPC, pero algunos contratos tienen adicionalmente un reajuste real, de 1%. Otros de 3%, como la Ruta Interportuaria, o de 3,5%, como el caso de la Ruta 60 Ch de Quillota".

Inversión en seguridad

Pese a la explicación técnica, el alza tiende a generar intensas críticas por parte de los usuarios.

"No puede ser que se pague cada vez más por carreteras que son menos expeditas, en que hay más tacos y la calidad de servicio es deficiente", dice Pablo Hernández, quien usa todos los fines de semana la Ruta 68 para ir de Santiago a Valparaíso. A partir del 1 de enero pasará de pagar $5.600 a $5.800 por pasar por los peajes Lo Prado y Zapata.

Ante esa crítica, el presidente de la Asociación de Concesionarios (Copsa), Leonardo Daneri, sostiene que la estructura de costos "no solo financia la recuperación de la inversión, sino el mantenimiento y la operación que permite que (las autopistas) estén en perfecto estado". Agrega que "las empresas invierten mucho dinero en capacitación con poblaciones aledañas, con divulgación de seguridad en escuelas, juntas de vecinos, donde se reparten chalecos reflectantes. También, por supuesto, se mantienen en condiciones la iluminación o las pasarelas peatonales".

Para Álvaro González, especialista del Consejo de Políticas de Infraestructura (CPI), la estructura de costos debe adaptarse a la segunda generación de concesiones. "Las inversiones gruesas ya se hicieron. Vamos ahora a niveles de servicio mucho mayores. Debiese incorporarse una gestión tarifaria para premiar a vehículos que emitan menos contaminación, o al uso del tag. Debiese haber planes de inversión de 20 a 30 años, con revisión de las tarifas cada cinco años", postula.

Nuevo Fondo
Hoy, la sala del Senado debiera aprobar la creación del Fondo de Infraestructura, que permitirá allegar hasta US$ 9 mil millones para el desarrollo de vialidad.

$50
es el alza más recurrente de peaje que informan las concesionarias.

3,5%
es el mayor incremento , en la Ruta 60 CH, que conduce a Quillota.

Doce
tramos troncales, en la Ruta 5, y doce transversales anunciaron alzas en 2018.

200 mil
autos se espera que salgan en promedio de Santiago cada fin de semana del verano.






 Imprimir Noticia  Enviar Noticia