Dólar Obs: $ 677,00 | 0,44% IPSA -1,18%
Fondos Mutuos
UF: 27.565,79
IPC: 0,00%
Programa Red de Tutorías de Educación 2020

Empresarios y ejecutivos vuelven a clases: aprendieron de literatura y neuronas, con profesores que tienen entre 10 y 17 años

viernes, 08 de diciembre de 2017

Sascha Hannig y Camila Miranda
Economía y Negocios
El Mercurio

Empresarios, ejecutivos, profesores y estudiantes se reunieron en el Colegio Juan Moya, de Ñuñoa, para vivir en primera persona cómo es el proyecto que Educación 2020 está desarrollando en la Región Metropolitana, La Araucanía y Los Ríos, y que busca cambiar y mejorar la calidad de la educación en Chile.



"No es Isla de Pascua, ni Hawai, la isla flotante de la que voy a hablar está en el Pacífico norte, pero es de... basura", dice Fernanda Riveros, de 10 años, mirando fijamente a los ojos, como esperando ver una cara de asombro en su interlocutor. Lo logra, sabe manejar el suspenso y conoce muy bien su tema, las islas flotantes de basura que existen en todos los océanos. Es alumna de quinto básico en el Liceo Gabriela Mistral, de Independencia, y desde hace dos años que es tutora. Eligió el tema porque su mamá y su abuela le hablaron de las consecuencias de la contaminación. "Cuando supe lo que les puede pasar a los animales me sentí horrible, lloré", cuenta al tiempo que despliega la imagen de una tortuga "acinturada" porque su caparazón quedó atrapada en una bolsa plástica.

Es el miércoles 6 de diciembre y como Fernanda, otros 30 tutores, de entre 10 y 17 años, están sentados en el patio del Colegio Juan Moya de Ñuñoa, enseñando a 30 alumnos, que tienen la particularidad de ser empresarios y ejecutivos de grandes empresas. Fueron convocados por la CPC, "El Mercurio" y la Fundación Educación 2020 a conocer el proyecto impulsado por esta última entidad, Red de Tutorías.

La iniciativa comenzó en La Araucanía, una de las zonas más vulnerables del país, hace dos años y ya se ha extendido a varias escuelas a lo largo de todo el país. El método consiste en que profesores preparan a sus estudiantes en temas escogidos por los mismos niños, y ellos, a su vez, "tutorean" a otros compañeros, expandiéndose viralmente. Actualmente, Educación 2020 implementa Redes de Tutoría en 30 establecimientos de la Región Metropolitana, La Araucanía y Los Ríos, gracias al apoyo de la Red de Empresarios por la Educación y los municipios en que se está implementando este plan piloto, en un esfuerzo público privado.

Waissbluth: "Niños aprenden desde el miedo y el desgano"

La jornada partió temprano y el encargado de la apertura fue el presidente de la CPC, Alfredo Moreno. "Tenemos un desafío enorme en materia de calidad de la educación, y esto tiene que ver con aprender a aprender. Aprender, por ejemplo, a trabajar con otros, porque hoy todo es colaborativo", dijo el dirigente gremial, quien agregó que no se puede "esperar a ser EE.UU. para poder dar este salto adelante".

La inspiración del programa Red de Tutorías, elegido como uno de los más innovadores en educación por la organización finlandesa HundrED, nació en México, donde hoy está extendido a 35 mil escuelas. Es que una de sus particularidades es que es un programa de bajo costo, escalable y con muy buenos resultados. En las mediciones equivalentes a nuestro Simce, por ejemplo, las escuelas en que se aplicó este programa prácticamente igualaron los resultados de colegios privados, destaca Mirentxu Anaya, presidenta ejecutiva de Educación 2020. Y aunque en Chile aún no se hace una medición formal, ya se ven cambios, resalta: "Cambia la actitud de los estudiantes, muestran entusiasmo, participan más en clases y se dan cuenta de que ellos pueden aprender por su cuenta".

Mario Waissbluth, fundador de Educación 2020, continuó. "Para mí esto es muy importante, es la culminación del principio de una nueva etapa", señaló antes de agradecer a la Fundación Luksic -que permitió que la Red de Tutorías partiera en La Araucanía- y a la Red de Empresarios por la Educación. Los empresarios no solo ayudan al financiamiento, sino que se convierten en aliados del programa para siempre, destacó Waissbluth.

Luego entregó datos bastante desalentadores de la situación de la educación nacional actual. "Los estudiantes chilenos no están aprendiendo lo suficiente. Aún con 12 años de educación e incluso con cuatro o cinco años de universidad, solo se pierde el tiempo", señaló.

Lo grave es que "lo poco que aprenden los niños, lo aprenden desde el miedo, el desgano y la apatía"; "Ingenieros comerciales egresados de colegios particulares pagados son incapaces de resolver 5+X=7; "45% de los egresados de educación secundaria no entiende nada de lo que lee", enumeró Waissbluth.

Las consecuencias, prosiguió, las sufren cuando se insertan en la sociedad. "Los pacientes, por ejemplo, no entienden las instrucciones de los médicos, y las consecuencias son más graves de lo que parece. No vamos a tener crecimiento, empleo, productividad ni desarrollo humano si no tenemos las competencias del siglo XXI", sentenció.

La idea el próximo año es escalar esta metodología a más escuelas, y que en un futuro cercano, por qué no, se transforme en una política pública, impulsada a nivel gubernamental. Educación 2020 ya se reunió con representantes de ambas candidaturas.

El pesimismo que pudo dejar el diagnóstico de la educación en Chile dio paso al optimismo cuando partieron las tutorías.

Cada empresario y ejecutivo eligió a uno de los 30 tutores, quienes previamente dieron algunas luces de sus temas. "El cuero del lago"; "El almohadón de plumas"; "EE.UU. versus John Lennon" o "El secreto de la isla de Diofanto" fueron algunos de los títulos con que los tutores engancharon a su tutorado. Una vez formadas las duplas, algunos trabajaron en las salas; otros salieron al patio, donde se dispusieron mesas y materiales.

Juan Pablo Neculqueo, 16 años, del Liceo Luis González Vásquez de Nueva Imperial, viajó especialmente a esta actividad. Su tutoría, llamada "Sin ti no somos nada" -sobre el cuidado medioambiental-, fue escuchada atentamente por el presidente de Triciclos, Gonzalo Muñoz.

Un poco más allá, Alfredo Moreno escuchaba atentamente a su tutor Maikol Muñoz, del Liceo Juan Schleyer, de Freire, quien le explicaba un microcuento de Augusto Monterroso. "Ha sido una gran experiencia trabajar con Maikol y aprender con él, interpretando este cuento que es el más corto del mundo", comentó el presidente de la CPC.

Como ellos, el resto de los empresarios y ejecutivos volvieron a ser alumnos. Amanda Cachaña, de 16 años, estudiante de tercero medio en el Luis González Vásquez, introdujo a Lázaro Calderón, gerente general de Ripley S.A., en el tema de los estereotipos; el presidente ejecutivo de EuroAmerica, Nicholas Davis, aprendió de Javiera González, sobre el árbol de la canela, y el presidente ejecutivo de Pacific Hydro Chile, José Antonio Valdés, tuvo clases de fútbol, en realidad, aprendió del defensa de La Roja, Gary Medel. Su profesora fue Amalia Olivos.

Pablo Devoto, el presidente de Nestlé, se topó con una sorpresa al conocer a Mariana Reyes, su tutora: "Pensé que "el árbol de la vida" tenía que ver con la familia o con algo más humanístico, pero resulta que se trataba de biología, cómo prevenir enfermedades, no contagiarse y no contagiar a otros".

El mismo tema fue el que trató Alberto Etchegaray, miembro de la Cámara Chilena de la Construcción, quien fue "tutoreado" por Bastián Trureo, un "pequeño genio" que le enseñó de ciencias, bacterias y de los efectos complejos y preocupantes del uso de los antibióticos.

Paola Luksic: "Lo más impresionante es la personalidad que aparece en los niños"

Manuel Olivares, gerente general de BBVA, se sumergió en "El almohadón de plumas", de Horacio Quiroga, contado magistralmente por Emilia Astete. Y Guillermo Ponce, gerente general de VTR, nunca más olvidará la diferencia entre una leyenda y un mito, destacó. Antonella Cadenas, su tutora, le propuso descubrir qué era "El cuero del lago" -un relato legendario de Sudamérica- y qué representaba en la sociedad.

Paola Luksic, presidenta de la Fundación Luksic, eligió el tema "Menos cóndor y más huemul" porque imaginaba que sería de animales. Sin embargo, su tutora, Sury Ruiz, tenía preparado algo muy distinto: una clase sobre el machismo en el país y la influencia de Gabriela Mistral en la lucha contra esos preceptos. "Lo más impresionante es la personalidad que aparece en los niños, la seguridad y el entusiasmo que demuestran", destacó Paola Luksic.

Y si alguno de los empresarios tenía alguna duda sobre biología, la persona indicada para preguntar fue Samuel Arbelo, un estudiante de 10 años del Liceo Gabriela Mistral, quien llegó a Chile desde Venezuela. Su tutoría "El recorrido de la neurona" dejó asombrada a la consejera de la Sofofa, Rosario Navarro. Pero fue recíproco. "Nunca nadie había contestado las preguntas tan rápido", exclamó emocionado Samuel, mientras chasqueaba los dedos.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia