Dólar Obs: $ 655,27 | 0,22% IPSA 2,69%
Fondos Mutuos
UF: 26.780,87
IPC: 0,10%
Programa de empleos de emergencia beneficia a 24 mil personas entre las regiones de Atacama y Los Lagos:

Proempleo duplica su gasto en una década y mayores alzas coinciden con años electorales

jueves, 07 de diciembre de 2017

SEBASTIÁN HENRÍQUEZ
Nacional
El Mercurio

Al comparar el presupuesto aprobado para 2008 con el de 2018, el gasto estatal en este ítem se multiplicó por dos. Subsecretaría del Trabajo defiende que ha mejorado las condiciones laborales de los beneficiarios.



Hace 16 años, Juan Carlos Tapia, vecino de Lota, en la Región del Biobío, se quedó sin empleo. Este ex minero, entonces de 32 años, tenía experiencia en construcción y un curso de manipulador de explosivos que le sirvió para trabajar en varios piques de la cuenca del carbón.

Encontrar trabajo se le hizo cuesta arriba. En 2001, el desempleo en Lota superaba el 18% y se implementó un programa de emergencia para absorber mano de obra, en el cual trabaja desde entonces.

La de Tapia es una historia que se repite en la comuna minera, donde un tercio de la fuerza laboral depende de algún programa de empleo estatal. El mayor de estos, el Programa de Inversión en la Comunidad, se creó en 2001 para paliar en parte los efectos de la crisis asiática, y hoy emplea a unas 24 mil personas en 10 regiones del país, entre Atacama y Los Lagos. La mayor parte se concentra en Biobío, donde laboran 15.300 personas.

Se trata de empleos de baja calidad, según reconocen los beneficiarios, que buscan que se formalice su trabajo. "Llevo 16 años firmando contrato cada tres o cuatro meses. Eso no corresponde", dice Tapia, hoy dirigente de los Proempleo del Biobío.

Recientemente, el Congreso aprobó un año más la iniciativa en la Ley de Presupuestos para el ejercicio que viene, por un total de 312.514 UF. Un alza de 2,6% respecto del año pasado, pero que representa más del doble de lo que se aprobó en 2008, cuando el Parlamento destinó 155.674 UF al programa.

Las alzas no son regulares, y las de mayor valor coinciden en años en que hay elecciones. Así, en 2009 la asignación subió un 8,7% en relación al año anterior, para luego caer -0,9% al año siguiente y -0,5% en 2011. En 2012, año de elecciones municipales, anotó una leve alza de 0,3%, pero en 2013, cuando se celebraran comicios presidenciales y parlamentarios, aumentó 10,9%. Al año siguiente volvió a caer, esta vez un -3,2%

El siguiente incremento se dio en el presupuesto para 2016, año de elecciones municipales, en que los dineros aprobados para el programa subieron un 49,5% en relación a la partida anterior.

"¡Qué coincidencia!", ironiza Tapia respecto a la situación.

Desde la Subsecretaría del Trabajo informan que el programa suele contar con varias reasignaciones presupuestarias durante el año y defienden las subidas explicando que han mejorado las condiciones laborales de los beneficiarios, incorporando capacitaciones y mejorando sueldos y seguros en la medida que ha subido el sueldo mínimo. Además, recuerdan que hay contrataciones en zonas donde han ocurrido catástrofes.

Pero, según Jaime Contreras, académico de Administración Pública en la Universidad de Concepción, la iniciativa tiene varias falencias que empañan su impacto en las comunidades. "Tienen una debilidad en la fiscalización y tienen un gasto administrativo ineficiente, porque tienen varias líneas de trabajo".

De hecho, cuando la iniciativa fue evaluada el año pasado por la Dirección de Presupuestos, esta señaló que tenía un "Desempeño Insuficiente". En su informe, constató como debilidad que "no existe para todas las regiones un criterio claro de entrada del programa".

OPORTUNIDAD
Entre los trabajos que realizan los beneficiarios del Programa de Inversión en la Comunidad, creado en 2001, están labores de jardinería, limpieza y mantención de áreas verdes en comunas con alto desempleo, lo que ayuda a descomprimir las arcas municipales.

"Son empleos de emergencia, y se supone que cuando se reactiva la economía deberían bajar, el problema es que suben todos los años".
JAIME CONTRERAS
Académico U. de Concepción

"Una fuente importante de aumento del gasto total se debe al aumento en el valor mensual del salario mínimo".
FRANCISCO JAVIER DÍAZ
Subsecretario de Trabajo

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia