Dólar Obs: $ 655,27 | 0,22% IPSA 2,69%
Fondos Mutuos
UF: 26.780,87
IPC: 0,10%
Luis Pardo, ex presidente de la Federación de Medios de Chile:

"La agresividad en el lenguaje y la descalificación cruzada entre actores políticos son una forma de deterioro del debate público"

jueves, 07 de diciembre de 2017

Gabriel Pardo
Nacional
El Mercurio

El diputado electo de RN plantea que los candidatos presidenciales deben centrar en sus propuestas, y no en ataques, los debates de segunda vuelta.



Hoy se realiza el primer cara a cara de segunda vuelta entre los candidatos presidenciales de la Nueva Mayoría, Alejandro Guillier, y de Chile Vamos, Sebastián Piñera.

La cita es en el Centro Cultural GAM, a partir de las 8 horas, en el debate organizado por la Asociación de Radiodifusores de Chile (Archi).

Como ex presidente de la Archi, Luis Pardo Sáinz, hoy diputado electo de RN, advierte que los candidatos deberían centrar sus intervenciones en sus programas y no en ataques cruzados.

Esto, en medio de un contexto en que ha ido escalando la agresividad en el lenguaje político.

Fresco todavía está el recuerdo del anterior debate radial de primera vuelta, en el que el candidato Alejandro Navarro lanzó monedas al piso mientras criticaba en duros términos al abanderado de Chile Vamos, lo que generó un rechazo transversal de distintos sectores políticos.

Por eso, Pardo -quien además ha sido presidente de la Asociación Internacional de Radiodifusión (AIR) y, en cuatro ocasiones, de la Federación de Medios de Comunicación Social de Chile- llama a elevar el debate y evitar que la descalificación aleje a la ciudadanía de sus representantes.

-En Chile, en el último tiempo y en especial durante este proceso electoral, se ha advertido que está aumentando la agresividad en el lenguaje entre los actores políticos. Desde su experiencia, ¿puede significar un riesgo para los procesos democráticos que eso suceda?

-La agresividad en el lenguaje y la descalificación cruzada entre actores políticos, son una forma de deterioro del debate público, lo que aleja aún más a la ciudadanía de la política. Por supuesto que el incremento de la agresividad es un riesgo para la democracia, en tanto contribuye a la deslegitimación de las instituciones políticas.

"En Chile no estamos en ese escenario"

-¿A qué atribuye este aumento en la agresividad en el lenguaje de los políticos?

-En esta elección se están confrontando dos visiones de país muy opuestas, lo que despierta pasiones muy fuertes; por una parte, quienes aspiran a refundar el país, con un discurso muy ideologizado, y por otra, el temor que genera en los sectores medios y moderados esa alternativa, a diferencia de elecciones anteriores en que no había en juego un cambio de rumbo tan radical.

-Chile se suele citar como ejemplo de convivencia democrática. ¿Cuánto cree que puede afectarse esa imagen con estas prácticas?

-Creo que todos los sectores y actores políticos tenemos la responsabilidad de elevar el debate y centrarlo en las propuestas para resolver los problemas del país, más que en las descalificaciones y ataques personales. Los medios de comunicación también tienen una responsabilidad, generando los espacios para que la ciudadanía pueda informarse mejor y en ese sentido, los esfuerzos que realizan los medios para llevar auténticos debates a la ciudadanía son una buena contribución y solo cabe a los candidatos utilizar dichos espacios propositivamente.

-En su experiencia como representante de organizaciones de medios a nivel internacional, ¿cómo ha visto el desarrollo de procesos similares en otros países?

-Lo que pasó en países como Ecuador, Venezuela y, en cierta forma, en la Argentina de los Kirchner, fue que gobiernos muy populistas y con el propósito explícito de hegemonizar el debate público, utilizaron sistemáticamente un lenguaje agresivo y confrontacional, para radicalizar sus procesos políticos y anular a la oposición democrática. En Chile no estamos en ese escenario, pero se debe tomar nota de que una parte significativa e influyente de quienes apoyan la opción de izquierda se declara simpatizante o admiradora de esos modelos pseudorrevolucionarios.

"Rechazo y frustración"

-Se suelen citar los casos de Venezuela o Ecuador para advertir de este fenómeno. ¿Qué es lo que vio en esos países y que debería evitarse en Chile?

-La diferencia de Chile respecto de Venezuela y Ecuador, en esta materia, es que en esos países la oposición política fue destruida y perseguida sistemáticamente, de tal forma que quienes en los hechos asumieron el rol opositor, en ausencia de referentes y vocerías políticas, fueron los medios de comunicación social, que por cierto también fueron perseguidos y muchos, clausurados. En el caso de Chile, los medios de comunicación siguen cumpliendo su rol normal en democracia y son los actores políticos los que, a través de los medios, han subido el tono de la discusión. De ahí la importancia de preservar valores tan importantes como las libertades de expresión y de prensa, y de recuperar en la esfera pública un debate más elevado.

-¿Cree que puede aumentar la polarización también en los votantes?

-Creo que en la ciudadanía se produce rechazo y frustración, lo que se traduce en un mayor desinterés en la cosa pública. Por eso recuperar la amistad cívica y el sentido republicano es tan necesario y urgente.

-Tanto a la candidatura de Chile Vamos como a la de la Nueva Mayoría se les ha acusado de centrar el debate en cuestiones que no son las propuestas ni los programas. ¿Qué cree que deberían hacer en el próximo debate, que les corresponde mañana (hoy)?

-Los candidatos debieran plantear al país cómo van a solucionar los grandes problemas nacionales: combate de la delincuencia, solución de la salud pública, crecimiento económico y cómo ese crecimiento se traduce en mayor desarrollo humano y social, entre otros, y convencer con sus propuestas a aquellos ciudadanos que no han definido su opción.

"Creo que todos los sectores y actores políticos tenemos la responsabilidad de elevar el debate y centrarlo en las propuestas para resolver los problemas del país".

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia