Dólar Obs: $ 709,81 | 0,39% IPSA -0,25%
Fondos Mutuos
UF: 28.026,12
IPC: 0,20%
Lucy Ana Avilés, Fundadora, Fundación Viento Sur

lunes, 04 de diciembre de 2017

Economía y Negocios



Reconocida por ser la mujer que coordinó la llegada del Supertanker para ayudar a enfrentar los incendios que afectaron a la zona centro sur del país este verano, Lucy Ana Avilés dirige variados programas de inversión social y filantropía, a través de la fundación Zoma Lab.

Cuenta que viendo las noticias y hablando con amistades y personas de la comunidades afectadas, veía que los incendios no daban tregua y decidió movilizarse. El avión cisterna, que llegó a fines de enero de este año, tiene una capacidad de más de 72.000 litros de agua para combatir las llamas, 20 veces más que las aeronaves que utiliza la Conaf.

“Una cosa es lo que uno ve en las noticias del Supertanker apagando incendios, pero otra es cuando tienes el relato directo de la gente que estuvo al borde de perder la vida y te lo agradecen. Es algo que me quiebra, que me conmueve, que realmente me cambió la vida”, afirma.

Su vocación por el servicio social surgió luego de estudiar sicología en la Universidad del Desarrollo y especializarse en el área clínica. Hizo un estudio en un centro de rehabilitación del Sename en San Bernardo y se dio cuenta que el sistema de rehabilitación no traía los resultados esperados. Hoy, luego de conocer los casos de negligencia del sistema, le interesaría hacer un aporte para mejorarlo. “Tenemos que ser capaces de prevenir y ayudar a que vuelvan a reparar su infancia”, señala.

Otra área que le interesa es la salud mental. En su primer embarazo —que vivió llegando a Estados Unidos— estuvo con síntomas de pérdida, lo que le provocó altos niveles de angustia. “Teníamos al ginecólogo y al psiquiatra que trataban de ayudarme sin comunicarse, entonces uno me daba un tratamiento y el otro me decía que le podía hacer daño a la guagua y eso me angustiaba aún más”, cuenta. Luego de esta experiencia hizo un programa con el hospital de la Universidad de Colorado, donde se evalúa psicológicamente a las embarazadas y se deriva a quienes necesitan a terapia grupal, psicólogo o psiquiatra.

“Es un deber aportar a cambiar e impactar la vida de otros, especialmente de los niños. Creo que lo importante es, más allá de lo que uno tiene, lo que hacemos con lo que tenemos y lo que nos involucra en el día a día”, concluye.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia