Dólar Obs: $ 686,44 | 0,77% IPSA 0,07%
Fondos Mutuos
UF: 27.565,79
IPC: 0,00%
En San Luis empiezan a resignarse con la partida del técnico:

El fuerte lazo que une a Miguel Ramírez con la UC

sábado, 02 de diciembre de 2017

Martín Browne
Deportes
El Mercurio

"Cheíto" no solo fue capitán y campeón con los cruzados como jugador. Al inicio de su carrera de DT, hizo la práctica en las inferiores del club y realizó una pasantía de seis meses conociendo el trabajo de Mario Salas. En su entorno comentan que le interesa mucho volver a San Carlos.



L uego de que se anunciara la salida de Mario Salas de Universidad Católica, el nombre de Miguel Ramírez empezó a sonar fuerte en San Carlos de Apoquindo para reemplazar al "Comandante".

El DT de San Luis no solo seduce a Cruzados por su estilo de trabajo, sino que también por la estrecha relación que lo une con Católica, donde como jugador fue capitán y campeón en el Apertura 2002.

"Sabemos que hay muchas posibilidades de que Miguel Ramírez se vaya, sobre todo pensando en que Salas no sigue en la UC", comenta un alto directivo de San Luis, quien agrega: "No nos ha comentado nada y tiene contrato vigente hasta finales del próximo año, pero tiene una cláusula de salida". Esa indemnización asciende a US$ 100 mil.

En el entorno de Ramírez comentan que está muy cómodo en Quillota y que uno de los pocos motivos que lo harían salir del club sería una oferta de la UC, lo que le interesaría más que jugar un torneo internacional con los "canarios", ya que uno de sus sueños -comentan sus cercanos- es volver a San Carlos de Apoquindo.

El vínculo del ex defensa con los cruzados no solo se remite a su época de jugador. Antes de egresar en 2012 de la carrera de entrenador en el INAF, "Cheíto" hizo su práctica en el fútbol formativo de los cruzados y trabajó en tres de sus divisiones inferiores: la sub 13, la sub 17 y la sub 19.

Óscar Guida, ex vicerrector del INAF, recuerda que Ramírez "era un muy buen alumno y, efectivamente, hizo su práctica en la UC".

En el círculo íntimo del técnico agregan que conoce muy de cerca el trabajo de Mario Salas en la Católica porque estuvo acompañándolo por seis meses para ver su metodología y cómo preparaba cada partido.

Otro nexo del DT con los franjeados es Marcelo Oyarzún, su preparador físico, quien trabajó en el cuerpo técnico de Juvenal Olmos que logró la octava estrella del club, en el Apertura 2002. Con Oyarzún se conocen desde la época del Colo Colo campeón de la Copa Libertadores 91.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia