Dólar Obs: $ 634,82 | -0,14% IPSA -1,35%
Fondos Mutuos
UF: 26.688,51
IPC: 0,60%
Gobiernos de Rusia y Venezuela esperan firmar mañana en Moscú reestructuración de la deuda

martes, 14 de noviembre de 2017

Economía y Negocios Online
EFE

Fuentes del Gobierno ruso dan por hecho que la firma será mañana.

Rusia y Venezuela esperan firmar mañana miércoles en Moscú el acuerdo para la reestructuración de la deuda venezolana con Moscú, después de que la agencia de calificación de riesgos internacional Standard & Poors (S&P) declarara la deuda soberana de Caracas en estado de "default" (impago).

Fuentes del Gobierno ruso dan por hecho que la firma será mañana, toda vez que tanto el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, como el ministro de Finanzas ruso, Antón Siluánov, ya han anunciado que el acuerdo está cerrado.

Maduro confirmó este domingo la reestructuración de 3.000 millones de dólares de deuda con Rusia, mientras que Siluánov aseguró poco antes que Caracas ha aceptado todas las condiciones de refinanciación ofrecidas por Moscú.

La embajada de Venezuela en Rusia ha convocado una rueda de prensa para mañana en Moscú en la que "dos altos cargos del Gobierno venezolano designados por Nicolás Maduro" ofrecerán a los periodistas todos los detalles del acuerdo de reestructuración, según anunció.

Siluánov dijo recientemente que Rusia impondrá a su principal socio latinoamericano unas condiciones de pago muy ventajosas, especialmente en el primer tramo, dadas las dificultades económicas que atraviesa Venezuela.

A finales de 2011 Rusia concedió a Venezuela un crédito por valor de 4.000 millones de dólares para la compra de armamento, que Caracas devolvió sin dilaciones hasta marzo de 2016, cuando empezaron los retrasos.

Por otro lado, el Gobierno de Maduro calificó hoy de exitosa la reunión celebrada este lunes en Caracas con acreedores de bonos estatales venezolanos procedentes de varios países, entre ellos Estados Unidos, Panamá, Reino Unido, Portugal, Colombia, Chile, Argentina, Japón y Alemania.

La intención de Venezuela es convencer a sus acreedores de que cumplirá con sus obligaciones y pedirles una reestructuración de la deuda para aplazar los pagos ahora que el país atraviesa por una situación económica y financiera especialmente delicada.

Según estimaciones de la Comisión de Finanzas del Parlamento venezolano, el país tiene una deuda cercana a los 150.000 millones de dólares, lo que genera un pago anual cercano a los 10.000 millones de dólares, "sin incluir lo que se cancela a China y Rusia" por varios convenios.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia