Dólar Obs: $ 634,82 | -0,14% IPSA 0,00%
Fondos Mutuos
UF: 26.699,16
IPC: 0,60%
Revivieron los fantasmas del "Desastre de Belfast":

La otra jornada que llenó de lágrimas a la Squadra Azzurra

martes, 14 de noviembre de 2017

Javier Ramírez-Musella
Deportes
El Mercurio

Los peninsulares no faltaban a un Mundial desde 1958, cuando el equipo falló ante Irlanda del Norte, que lo venció por 2-1 en un duelo en el que participó el ex cruzado Miguel Ángel Montuori.



H asta ayer, la única vez que Italia había quedado eliminada de un Mundial en una fase de clasificatorias había sucedido hace casi 60 años. Todavía se recuerda como "El Desastre de Belfast", un vergonzoso revés ante Irlanda del Norte (2-1), que los dejó fuera de la cita de 1958.

Ese día, los azzurri necesitaban un empate ante los británicos, pero no fueron capaces de vencer a una selección repleta de jugadores aficionados, que se ganaron su pasaje a Suecia.

Ese duelo, además, tuvo demasiados matices. El primero fue que el partido se jugó después de lo previsto. Debía disputarse en diciembre de 1957, pero el juez húngaro designado por la UEFA, Istvan Zolt, no pudo arribar a tierra norirlandesa debido a la fuerte niebla que había en Londres. Con ambos equipos en Belfast, se designó un juez local y disputaron un amistoso que terminó 2-2, y con los hinchas locales agrediendo a los forasteros.

Para el pleito decisivo, Italia se reforzó con varios oriundi (nacionalizados), aprovechando que las reglas de la FIFA eran más flexibles respecto del tema. Así, sumaron al brasileño Dino Da Costa, al uruguayo Alcides Ghiggia -el mismo que anotó el gol del "Maracanazo" en 1950- y al argentino Miguel Ángel Montuori.

Montuori, que falleció en 1998, fue uno de los extranjeros más importantes en la historia del fútbol chileno, al que llegó en 1953, cuando se incorporó a Universidad Católica, club que defendió hasta 1955, justo antes de partir a Italia. En el país formó familia y se radicó por años en Santiago, donde aún viven dos de sus hijas.

"Para aquel partido, el técnico (Alfredo Foni) alineó a cinco delanteros centro: entre ellos los oriundi . Para colmo, ellos sabían que los sudamericanos tendían a reaccionar ante las provocaciones y Ghiggia se fue expulsado", rememoró Gino Pivatelli, otro de los delanteros que utilizó la selección italiana.

Aprovechando el jugador de más, los norirlandeses se impusieron con tantos de McIlroy y Cush, mientras que el descuento italiano fue obra de De Costa.

"Lo más doloroso es que ni siquiera hubo rabia en nuestro recibimiento. Hubo indiferencia. Esa es una herida que llevo en el corazón. En aquel momento tenía 24 años, hoy tengo 84 y me sigue doliendo igual", rememoró Pivatelli en una entrevista que se publicó ayer en el Corriere Della Sera .

ITALIA ERA LA SEGUNDA SELECCIÓN CON MÁS PARTICIPACIONES EN LOS MUNDIALES: SUMABA 18 PRESENCIAS EN LOS 20 TORNEOS DISPUTADOS, PERO ALEMANIA LA SUPERARÁ EN RUSIA 2018.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia