Dólar Obs: $ 634,23 | -0,09% IPSA 0,00%
Fondos Mutuos
UF: 26.699,16
IPC: 0,60%
Nuevo libro de snacks

Secretamente saludables

martes, 14 de noviembre de 2017

Por Sofía Beuchat. Fotos y foodstyling: Catalina y Rocío Carvajal para Ediciones escrito con tiza.
Cocina
El Mercurio

Ni light, ni desabrida: a través de su blog The Simple Life, la cocinera autodidacta Augusta Quiñones combate los prejuicios en torno a la cocina saludable con recetas reducidas en ingredientes procesados o refinados. 36 de ellas están en su primer libro, "Snacks ricos, fáciles y secretamente saludables".



a comida real no tiene ingredientes: es un ingrediente en sí mismo. Al menos así lo entiende la cocinera autodidacta Augusta Quiñones, quien desde su blog The Simple Life se la ha jugado por el rescate de una alimentación con el mínimo posible de insumos procesados, de esos que vienen "en un paquete y con una lista interminable de ingredientes impronunciables".

Fue en 2015, mientras estaba de intercambio en la Facultad de Derecho de la Universidad de Sydney, donde esta joven -quien por estos días prepara su examen de grado en Chile- decidió crear su popular blog de recetas, que recibe más de 70 mil visitas mensuales. El alto costo de la comida fuera de la casa y la presión de sus amigos, quienes constantemente le pedían recetas para salir de la comida rápida, terminó por convencerla de dar el paso. Desde entonces, no ha parado.

Hoy Augusta llega a librerías con su primer libro de recetas, editado por Escrito con Tiza; un compendio con recetas simples de snacks, que se preparan con ingredientes naturales y económicos.

-Si tuviera que definirme como cocinera, diría que soy meticulosa, totalmente. A mis recetas, como rápidas y simples. El libro se llama "Snacks ricos, fáciles y secretamente saludables" porque existe un prejuicio y un malentendido bastante generalizado de que los alimentos saludables son light, desabridos, secos, malos, incluso "raros". Lo de secretamente saludables busca transmitir que estas preparaciones, libres de ingredientes refinados, son equilibradas y completas nutricionalmente, tan ricas que pasan por "normales" si no supieras de qué están hechas.

En esta línea, el libro dedica un capítulo a sus ingredientes favoritos, que consume prácticamente a diario y que le parecen interesantes por su historia, origen y usos; entre ellos, el cacao, el maní, los dátiles, la chía. Para facilitar el uso del libro incluyó, además del clásico índice por ingredientes, un listado "por etiquetas", que permite encontrar rápidamente recetas sin gluten o sin lácteos.

Pero, para ella, el principal aporte de su libro, en un mercado plagado de recetarios impresos o en línea, es el tema al que está dedicado.

-Los snacks son justamente es el tipo de alimento que más solemos consumir en forma hiper procesada -explica, convencida de que ofrece una alternativa tan sabrosa como tentad.

BARRITAS DE LIMÓN Y QUÍNOA

(para un molde de
15 x 15 cm)

1 taza de quínoa cocida; 1 taza de harina de avena; ½ taza de azúcar rubia, ¼ taza de aceite de oliva; 4 limones, su ralladura; 4 cucharadas de jugo de limón; 2 cucharadas de coco rallado; 1 cucharadita de polvos de hornear; ½ cucharadita de sal de mar.

1. Precalentar el horno a 180 ºC. Aceitar un molde y reservar.

2. En un bol mediano, mezclar los ingredientes hasta obtener una masa homogénea y algo líquida.

3. Verter la masa en el molde reservado.

4. Hornear a 180 ºC por 35 minutos o hasta que la parte superior y los bordes estén dorados.

5. Dejar enfriar antes de cortar. Guardar en un recipiente hermético.

BROWNIES DE BETARRAGA

(para un molde
de 20 x 30 cm)

Esta es una de las recetas favoritas del blog de Augusta. El tubérculo, asegura, es el ingrediente secreto que les da a estos brownies su inigualable textura. Duran 7 días en un recipiente hermético.

Ingredientes húmedos

2 betarragas pequeñas (o una grande), asadas; 1 ¼ tazas de leche vegetal; ¾ de taza de azúcar rubia (o de azúcar de coco, o de la que se use); ¼ de taza de aceite de oliva (o del aceite que uses); 1 cucharada de extracto de vainilla; 2 cucharaditas de vinagre de manzana.

Ingredientes secos

1 taza de harina integral; 2/3 de taza a 1 taza de cacao amargo en polvo; 1 cucharadita de café instantáneo en polvo; 1 cucharadita de sal; 1 cucharadita de bicarbonato de sodio; ½ cucharadita de polvos de hornear.

1. Precalentar el horno a 180º C. Engrasar una fuente para horno con aceite de coco derretido o de canola. Reservar.

2. Poner los ingredientes húmedos en la licuadora y procesar a máxima velocidad por 1 minuto o hasta obtener una mezcla homogénea, sin trozos de betarraga. Reservar.

3. En un bol grande, mezclar muy bien todos los ingredientes secos (usar solo 2/3 de taza de cacao amargo en polvo).

4. Agregar los ingredientes húmedos al bol de los secos y mezclar con un tenedor hasta que la mezcla esté bien integrada y homogénea, procurando no sobremezclar la masa.

5. Probar un poco. En caso de sentir que le falta cacao, agregar 1/3 de taza de cacao amargo en polvo extra e incorporar bien.

6. Verter la masa al molde preparado y hornear a 180º C durante 20 a 25 minutos o hasta que al insertar un tenedor o palillo al centro este salga seco.

7. Dejar enfriar y cortar porciones de 5 x 7 cm. Conservar en un recipiente hermético en un lugar fresco y seco.

MUFFINS DE PIZZA

(para 12 unidades)

Ingredientes secos:

1 ½ tazas de harina integral; 1 cucharada sopera de polvos de hornear; ½ cucharadita de bicarbonato de sodio; ½ cucharadita de sal de mar.

Ingredientes húmedos:

1 cebollín, la parte verde; ½ zapallito italiano mediano (o 1 chico); 1/3 de taza de salsa de tomate concentrada; ¼ de taza de leche de coco; 6 tomates deshidratados, hidratados (opcional, pero recomendado); 3 cucharadas de aceite de oliva; 1 cucharada de vinagre de manzana (o de vino blanco); 1 cucharadita de orégano; 6 cucharadas de queso rallado.

1. Calentar el horno a 180º C.

2. En un bol mediano mezclar los ingredientes secos.

3. Poner los ingredientes húmedos en la procesadora y licuar hasta obtener una mezcla homogénea.

4. Verter los ingredientes húmedos sobre los secos y mezclar hasta incorporar. Dejar reposar 5 minutos.

5. Forrar un molde de 12
muffins grandes con blondas de papel. Reservar.

6. Verter la mezcla en los moldes hasta ¾ de su capacidad. Espolvorear con ½ cucharadita de queso rallado.

7. Hornear a 180 ºC por 30 minutos o hasta que al insertar un palito al centro, este salga seco.

8. Cuando estén a temperatura ambiente, guardar en un recipiente hermético hasta por 5 días.

SOPAIPILLAS SALUDABLES

(para dos porciones)

Estas sopaipillas se preparan al horno y se elaboran con harina integral. Augusta recomienda consumirlas de inmediato; en un envase hermético, duran hasta 5 días.

1 taza de puré de zapallo cocido; ¼ de taza de aceite de oliva; 1 cucharadita de vinagre (de vino blanco o de manzana); 2 tazas de harina integral (más un poco extra para uslerear); 3 cucharaditas de polvos de hornear; ½ cucharadita de sal de mar.

1. En un bol grande, mezclar el puré de zapallo con el aceite de oliva y el vinagre. Reservar.

2. En un bol pequeño, mezclar la harina integral con los polvos de hornear y la sal de mar.

3. Incorporar los ingredientes secos al bol con el puré de zapallo y mezclar bien hasta lograr una masa húmeda, pero que no se pegue a las manos. Si fuese necesario, agregar un poco más de harina. Amasar un poco en el mismo bol. Dejar la masa reposar cubierta con un paño durante 10 minutos.

4. Precalentar el horno a 180º C y preparar una lata de horno con silpat o papel mantequilla. Reservar.

5. En un mesón limpio, espolvorear un poco de harina integral y extender sobre este la masa con la ayuda de un uslero o botella limpia, hasta que la masa tenga un grosor de aproximadamente 1 cm. Con la ayuda de un vaso o de un molde de galletas, cortar las sopaipillas.

6. Repetir los pasos 5 y 6 con toda la masa.

7. Disponer las sopaipillas en la lata de horno preparada y hornear a 180º C por 10 minutos. Dar vuelta las sopaipillas y hornear por 7 minutos más.

PAPAS CHIP AL MICROONDAS

(para 1 porción)

1 papa grande; ½ cucharadita de sal de mar; aceite de oliva, para pincelar; perejil y ralladura de limón picados (opcional); papel mantequilla.

1. Si la papa es vieja, pelarla. Si es nueva, se puede dejar la piel si se desea.

2. Cortar con cuidado rodajas de papa delgadas y uniformes. Espolvorear con sal de mar.

3. Cubrir un plato grande para microondas con papel mantequilla pincelado con un poco de aceite de oliva.

4. Disponer una capa de láminas de papa sobre el plato, procurando que no se toquen entre sí.

5. Cocinar en el microondas a máxima potencia entre 3 y 8 minutos o hasta que estén levemente doradas. El tiempo de cocción varía dependiendo del microondas y el grosor de las papas: hay que ir chequeando cada 1 minuto para prevenir que se quemen.

6. Repetir este proceso con las papas restantes, volviendo a pincelar el papel mantequilla con aceite de oliva en caso de ser necesario.

7. Espolvorear las papas con perejil y ralladura de limón picados. Guardarlas en un recipiente hermético por hasta 4 días. ¦

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia