Dólar Obs: $ 638,37 | -0,42% IPSA 2,25%
Fondos Mutuos
UF: 26.784,32
IPC: 0,10%
El Presidente de Rusia asegura que su país no intervino en las pasadas elecciones presidenciales de EE.UU.:

Trump cree el desmentido de Putin sobre injerencia, pero Congreso sugiere lo contrario

domingo, 12 de noviembre de 2017

Jean Palou Egoaguirre
Internacional
El Mercurio

Pese a que ambos niegan las acusaciones, pruebas indican que los rusos incidieron en la campaña de 2016 mediante redes sociales.



Fue un encuentro informal, pero contundente. Los presidentes de Estados Unidos, Donald Trump, y de Rusia, Vladimir Putin, hablaron ayer durante la última jornada del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC), en Danang, Vietnam, acerca de la supuesta injerencia del Kremlin en las pasadas elecciones estadounidenses, la llamada "trama rusa".

Según relató el propio Trump a un grupo de periodistas, Putin "ha dicho que no se entrometió. Siempre que me ve dice que no lo hizo, y de verdad que le creo. Lo dice en serio. Creo que se siente muy insultado por esto, y eso no es bueno para nuestro país".

Más tarde, en Hanoi, Trump fustigó las maniobras políticas de los "odiosos y tontos" tras asegurar que Putin fue sincero en desmentir toda injerencia en las elecciones estadounidenses. Añadió que Rusia "puede ser útil" en la resolución de los conflictos con Corea del Norte, de Siria, Ucrania y la lucha contra el terrorismo.

Por su lado, Putin se refirió a las acusaciones de injerencia electoral como meras "fantasías", y describió a Trump como "un hombre educado y de trato agradable" y que Rusia está dispuesta a "ir hacia adelante" en las relaciones con Estados Unidos.

Las declaraciones del Mandatario estadounidense ponen nuevamente en duda las conclusiones de los propios servicios de inteligencia de Estados Unidos.

La investigación que lleva a cabo el FBI, el fiscal especial Robert Mueller y el Congreso sobre la llamada "trama rusa" sigue dando pruebas que apuntan a la interferencia de Rusia, que, entre otras cosas, habría armado una sofisticada campaña de desinformación en redes sociales, con "memes" y avisos que apuntaron a dividir y polarizar al electorado.

En uno de los avisos, promocionado por un grupo de Facebook llamado "Army of Jesus" ("Ejército de Jesús"), el diablo mide fuerzas nada menos que con Jesucristo. "Si gano, Clinton gana", exclama Satán. "No si yo puedo evitarlo", replica Jesús, instando a apretar like para que se imponga el bien.

La publicación, elaborada en la ciudad rusa de San Petersburgo por una empresa de trolls de las redes sociales denominada Internet Research Agency (IRA), es una de las pruebas que acaba de difundir el comité de Inteligencia del Congreso estadounidense que investiga la injerencia rusa. Los avisos, apenas un puñado de los 3.393 que Facebook reconoció que IRA pagó en rublos durante el período electoral y que fueron vistos por unos 126 millones de usuarios, son desconcertantes: lejos de mostrar una manufactura profesional, su diseño muchas veces es rústico y de estilo amateur -imitando el formato de los "memes"-, y su contenido, que apela y busca camuflarse en grupos y sectores demográficos muy concretos, denota un juego propagandístico muy sofisticado, con el objetivo final de polarizar al electorado.

Durante una audiencia ante este comité, Facebook reportó que el IRA creó 120 páginas y 470 perfiles para promover su campaña de desinformación, explotando las propias divisiones sociales y políticas del país.

Entre los grupos que intentó posicionar hay algunos de claro corte nacionalista, como "Being Patriotic" ("Siendo patriótico"), y otros de carácter antiinmigrante, como "Secured Borders" ("Fronteras seguras") o "Stop All Invaders" ("Paren a todos los invasores"). Algunas páginas de comunidades interpelaban a la identidad local, tal como "Heart of Texas" ("Corazón de Texas"), con su iconografía cowboy y su aspiración secesionista, y otras se referían al orgullo sureño y los símbolos confederados, como "South United" ("Sur Unido").

Disimuladores

Todos estos grupos podrían haber beneficiado a Trump, pero los rusos también crearon páginas falsas, destinadas a minorías menos cercanas al republicano: "Blactivist" y "Black Matters", por ejemplo, publicaban mensajes políticos relativos al activismo afroamericano, mientras que "United Muslims of America" anunciaba defender los intereses de los musulmanes estadounidenses y "LGBT United" difundía "memes" orientados a la comunidad homosexual.

En su afán de confundir y agitar la radicalización, el Kremlin también promovió grupos con agendas opuestas, como "Defend the 2nd" (relativa a la Segunda Enmienda de la Constitución, que defiende el derecho a portar armas) y "Don't Shoot" ("No dispares", en contra del uso policial de armas). Su intención quedó patente cuando en Texas, dos grupos -uno en contra de la "islamización de Texas" y el otro en defensa de los musulmanes- organizaron protestas callejeras el mismo día y en el mismo lugar. En Nueva York también se convocó a una marcha real en favor de Trump... y otra en contra. Todo comandado desde Rusia.

"La campaña rusa fue un ataque estratégico sofisticado y bien planeado en contra de la democracia occidental. Con sus mensajes buscaron minar la credibilidad de la sociedades e instituciones libres, amplificando las divisiones", comenta a "El Mercurio" Jim Ludes, autor de un completo estudio sobre la intervención rusa en los comicios y vicepresidente de Public Research de la Universidad Salve Regina, quien recalca que el Kremlin no solo aspira a influir en EE.UU., sino también en otros países, como lo hizo con el Brexit y ahora en el conflicto en Cataluña. "Es más fácil hackear la mente humana que una máquina de votación. Así que sí, creo que fue efectiva su campaña, pero parte de su efectividad se debió a que coincidió con el surgimiento de la figura de Trump, cuyas posturas divisivas hacen eco en muchos temas que se vieron en la propaganda rusa".

Según Jennifer Grygiel, experta en redes sociales de la Universidad Syracuse, el lenguaje usado por IRA, imitando el tono irónico, humorístico y a veces bizarro de las redes, fue clave. "Fue una campaña efectiva y sigilosa debido al formato: usaron 'memes'. Muchas personas todavía deben estar riéndose de estos 'memes', incluso sabiendo que fueron creados como propaganda. Es extremadamente efectivo, porque la naturaleza cómica de ellos puede evitar el temor y hace difícil comprender el impacto verdadero del mensaje y su propósito: avanzar en los objetivos del gobierno ruso", señala.

La intervención del Kremlin también se vio facilitada por las características técnicas de estos medios sociales, hoy muy cuestionados en EE.UU., por la facilidad con la que los rusos las penetraron. Los metadatos de los avisos pagados por IRA muestran el objetivo claro de alcanzar, aprovechando la inteligencia artificial y los algoritmos de Facebook, audiencias muy específicas, como aquellos a quienes les gustan las armas, los seguidores de Malcolm X o los adherentes de Trump o Clinton. Y ya enganchados, fueron estos destinatarios -11,4 millones que se expusieron directamente- los encargados de viralizar los mensajes, sin sospechar quién estaba detrás.

"Los grupos detrás de esta campaña explotaron los algoritmos automatizados que distribuyen el contenido del oferente a los mejores consumidores posibles. Estos algoritmos son, en su mayoría, 'cajas negras' para las empresas, ya que utilizan aprendizaje automático ( machine learning ) para predecir quiénes son las personas que con mayor probabilidad visitarán el enlace", explica Bárbara Poblete, académica del Departamento de Ciencias de la Computación de la Universidad de Chile e investigadora del Núcleo Milenio CIWS.

En toda esta campaña, además, Facebook estimó que los rusos no gastaron más de US$ 100.000. "Es barato llegar a grandes audiencias. Y si el contenido del oferente está diseñado de forma llamativa, esto aumenta más su probabilidad de viralización", dice Poblete, quien estima que el fenómeno de las intervenciones al "estilo ruso" a través de las redes sociales llegó para quedarse: "Probablemente, seguiremos viendo más casos y más sofisticados".

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia