Dólar Obs: $ 810,16 | -0,79% IPSA -0,25%
Fondos Mutuos
UF: 30.322,13
IPC: 1,20%
Comunidades:

Un buen administrador de edificios debe ser extremadamente comunicativo

jueves, 09 de noviembre de 2017


Línea Directa Comunidad
El Mercurio

Especialista afirma que quien cumple esa función tiene que mantener siempre un canal de contacto con los residentes.



Para reclamar porque la administración del edificio no ha querido hacerse cargo de la reparación de una gotera de antigua data en el departamento de propiedad de su madre, escribió a Línea Directa Alejandro Méndez Masdeu. Afirmó que la filtración proviene del inmueble de arriba y se descuelga por el techo de su dormitorio, al lado de un televisor, lo que podría causar un cortocircuito.

Esta y otras situaciones similares son reclamos habituales que los lectores formulan a Línea Directa. Pero, ¿de qué depende que un administrador cumpla su labor en forma eficaz y responsable? Luis Sánchez, gerente general de Admin Propiedades -empresa especializada en el rubro- entrega algunos detalles para saber cómo evaluar el desempeño y saber si quien cumple ese rol es "bueno y efectivo".

Sánchez dice que un buen administrador es extremadamente comunicativo. Si bien es cierto que no podrá atender todas las llamadas que le hagan, sí tendrá su correo operativo las 24 horas.

Hay que entender que la cantidad de residentes que a los que deberá dar atención es alta y, por lo tanto, emplear el WhatsApp o el teléfono no es buena idea.

No obstante, advierte, el administrador siempre debe contar con un canal comunicacional a través del cual responder. Hay algunos que trabajan con equipos multidisciplinarios y delegan la función de recados y mensajes a una persona en particular. Por ejemplo, indica, si en su edificio o condominio no lo halla nunca o permanece ajeno a los problemas planteados, se puede hablar de "negligencia en el procedimiento".

Es bueno preguntarse, señala, si el profesional asume su rol de principal responsable de los problemas que afectan a la comunidad. Si la respuesta es afirmativa, y es una persona que propone todas las soluciones posibles para resolver la situación de la mejor forma, se trata de un sujeto que comprende cabalmente su cometido como administrador.

Hay casos, dice Sánchez, donde el administrador suele culpar al conserje, al mayordomo e incluso al propio comité de administración, lo que es un grave error. "Buscar culpables solo agravará el problema. Lo importante es avanzar y solucionar", resalta.

¿Su administrador mantiene informados al comité y a la comunidad de los detalles de rendiciones y flujos de caja?

Independientemente de que la ley de copropiedad estipule plazos para las asambleas ordinarias -que es la instancia que el administrador tiene para presentar todo lo referente a su gestión- un buen funcionario no espera ese momento y lo hace anticipadamente, dice el especialista. Así cumplirá con el vital compromiso de comunicar a los copropietarios y residentes de todos los proyectos llevados a cabo, transparentar gastos e informar de los ingresos.

Si el administrador es comunicativo, dispuesto, preocupado, propositivo, soluciona los problemas, informa y rinde adecuadamente, es muy seguro de que toda dificultad será rápidamente subsanada. En cambio, si no aplica lo anterior, sin lugar a dudas habrá complicaciones, afirma Sánchez.

DISPONIBILIDAD
Experto señala que si un administrador nunca está disponible, se podría hablar de "negligencia en el procedimiento".

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia