Dólar Obs: $ 634,82 | -0,14% IPSA -1,35%
Fondos Mutuos
UF: 26.688,51
IPC: 0,60%
Gobierno estima que los vehículos afectados dejarán de circular alrededor de 16 veces al año. Programa también incluye prohibición total de la leña en la Región Metropolitana.

Restricción permanente para más de un millón de autos catalíticos empezará en mayo

martes, 07 de noviembre de 2017

Manuel Valencia
Nacional
El Mercurio




Luego de diez meses de tramitación, la Contraloría aprobó el nuevo plan de descontaminación de Santiago, que apunta a reducir en 60% las emisiones y concentraciones de material particulado fino (MP 2,5) a 2026, el componente más peligroso del esmog y responsable indirecto de unas 3.700 muertes anuales en el país.

El plan incluye la prohibición de la leña durante el invierno e incorpora una medida de alto impacto en la capital: a partir de mayo del próximo año comenzará a regir la nueva restricción vehicular, que reemplazará a la actual para autos no catalíticos y la ampliará a todos los vehículos con sello verde fabricados antes de septiembre de 2011.

Así, la medida, de carácter permanente en invierno (hoy solo se aplica en episodios críticos, como preemergencias y emergencias) afectará a cerca de 1.096.000 autos, el 61% del parque total de catalíticos, que llega a 1.780.000 en la capital.

16 jornadas por auto

Para esos autos habrá un calendario de dos dígitos por día (y cuatro en caso de emergencia ambiental) que los dejará sin circular, al menos, 16 jornadas a cada uno entre el 1 de mayo y el 30 de agosto.

Los otros 683.731 autos fabricados después de septiembre de 2011 (modelo 2012) quedarán exentos de la restricción, aunque haya emergencias y preemergencias, y aunque se trate de autos diésel, que pueden contaminar hasta cinco veces más que un bencinero más antiguo.

Con la restricción, la autoridad apunta a reducir en 10% las emisiones. También se busca fomentar la renovación de unos 772.000 autos en los próximos 10 años. Este recambio, según un estudio de costos del plan, demandaría US$ 434 millones para las personas, pero generaría beneficios por US$ 2.225 millones por ahorro de combustible, entre otros efectos.

"Este es el primer plan de MP 2,5 en una ciudad grande de Latinoamérica. Establece una norma diaria que ni siquiera está vigente en ciudades europeas (...). Finalmente, Santiago es la primera gran ciudad del mundo que prohíbe los calefactores a leña", señala el ministro de Medio Ambiente, Marcelo Mena.

Añade que tras la publicación del plan, que debiese producirse en los próximos días, las 130 medidas, como la restricción al uso de la leña, comienzan a operar de inmediato. Otras, como la exigencia de buses con normas Euro V o superior, debutarán en el nuevo Transantiago en 2018. Como la nueva restricción vehicular deberá ser implementada por el próximo Gobierno, se abren dudas sobre su aplicación en caso de que asuma una administración que no la comparta. Frente a ello, el ministro Mena dice tanto la Contraloría como el Tribunal Ambiental son garantes de que el plan se cumpla.

El ex subsecretario y especialista mdioambiental Rodrigo Benítez dice que es difícil alterar esa aplicación. "Hay modificaciones menores que dependen de Transportes, pero las modificaciones al plan pasan por un proceso establecido en un reglamento que tiene diversas etapas y plazos definidos. No es posible de un día para otro".

Fiscalización

Así, también se establecen metas de emisión más estrictas para la industria, buscando que las fuentes fijas reduzcan sus emisiones de MP 2,5 en 30%.

El especialista en contaminación atmosférica de la Usach Patricio Pérez valora las medidas, pero dice que deben ir asociadas a fiscalización eficiente. "Lo más relevante es la leña, porque su impacto es importante, sobre todo en zonas de la periferia".

Al respecto, el especialista en Medio Ambiente de la UC Kay Bergamini dice que el éxito del plan "estará asociado a la fiscalización. La Superintendencia debe asumir un rol más fuerte".

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia