Dólar Obs: $ 716,40 | 0,45% IPSA -0,25%
Fondos Mutuos
UF: 27.978,65
IPC: 0,20%
Proyecto abre amplias posibilidades al interconectar a todo el territorio nacional:

La fibra óptica austral potenciará la ciencia antártica y la instalación de centros de datos

miércoles, 25 de octubre de 2017

Alexis Ibarra O.
Vida Ciencia Tecnología
El Mercurio

También permitirá que pacientes se atiendan con especialistas de otras ciudades a través de telemedicina o que satélites de órbita polar usen la zona austral como base terrestre para "descargar" datos.



En enero de 2018 comienza la instalación del cable de fibra óptica que unirá a Puerto Montt con Punta Arenas, junto con interconectar varias localidades en el camino. El plazo para concluir su instalación es a fines de 2019. Así se concreta el esperado Proyecto de Fibra Óptica Austral que, con una importante subvención del Estado, permitirá crear una nueva carretera austral, esta vez de datos.

Un consorcio formado por Comunicaciones y Telefonía Rural (CTR) y Huawei se adjudicó la licitación del tramo submarino que en su parte más austral llega hasta Puerto Williams. Ello se suma a dos tramos terrestres que conectarán a localidades de la Región de Aysén y de las provincias de Llanquihue y Palena. "Es un cañón de internet. La capacidad en las bases del proyecto era de al menos 6 terabits por segundo (Tbps), pero el consorcio entregará 16 Tbps, y con ella casi no hay límites para lo que quieras hacer", dice Marcelo Pino, gerente de Asuntos Corporativos de Huawei.

Por ahora, su capacidad está sobredimensionada, pero los costos de hacerla así eran marginales (5% más), comparado con lo que costaría volver a instalar otro cable en caso de necesitar más conexión, aclara Patricio Morales, gerente general de CTR. Hay 26 meses de plazo para su construcción, los que comenzarían a regir desde enero. Es decir, a fines de 2019 o comienzos de 2020 debería ya estar operativa.

Cerebros fríos

"El conectar las regiones más australes del país tiene un impacto directo en la calidad de vida de las personas. En sus casas tendrán una internet de mayor calidad, con mejores velocidades y tasas de latencia, y esto también permitirá que el comercio, la industria y el turismo puedan competir a nivel mundial", dice la ministra de Transportes y Telecomunicaciones, Paola Tapia.

Otro de los beneficios será la telemedicina: "Permitirá la prestación de servicios médicos a distancia a través de video y voz en internet. Los pacientes podrán atenderse con especialistas de centros médicos de mayor complejidad mediante tecnologías como la teleconsulta o el telediagnóstico".

Los beneficios de contar con fibra óptica también repercutirá en otras áreas. Una de ellas es la de centros de datos o data center , los "cerebros" que procesan información de grandes corporaciones y que son la base de infraestructura tecnológica de gigantes como Amazon, Facebook o Google. Ellos requieren de redes de datos de fibra óptica.

"Para las compañías que están buscando locaciones para instalar un data center , las condiciones naturales de la zona austral probablemente les permitan ahorrar parte de los costos de refrigeración, lo que añade un atractivo extra. Aun así, es importante considerar que los inversionistas revisan una serie de factores, entre los cuales también están la disponibilidad de energía y talento calificado, por lo que hay que trabajar para que la zona ofrezca más que una buena conexión a la red", dice Carlos Álvarez, director de InvestChile, la agencia de gobierno encargada de la inversión extranjera. Para ello, dice, están promoviendo el programa VisaTech, que permite que profesionales extranjeros del área tecnológica obtengan una visa de trabajo en solo 15 días.

Según Patricio Morales, CTR ya está en conversaciones avanzadas con empresas que ofrecen servicios en la nube y que están interesadas en usar infraestructura en la zona.

Otra de las oportunidades que se abren es en el campo científico. Muchos investigadores internacionales realizan en la zona austral sus estudios de biología, medio ambiente o cambio climático. "Colaboramos con 17 países, y sus científicos usan Punta Arenas como plataforma hacia la Antártica. Tener fibra permitirá que muchos de ellos procesen desde acá los datos recolectados en sus estudios y hasta pueden considerar instalar sus laboratorios. Además, el trabajo científico requiere el acceso a grandes bases de datos en la red. lo que ahora será posible", dice Edgardo Vega, director subrogante del Instituto Antártico.

Según explica, los estudios sobre cambio climático utilizan sistemas de modelamiento climático que, para generarlos, requieren gran capacidad de procesamiento en la nube. Para eso la fibra es fundamental.

Por otro lado, la futura creación del Centro Antártico Internacional -que debería estar listo en tres años y medio más- permitirá generar un rico ecosistema de cooperación científica y una integración con la comunidad. "Podremos transmitir en vivo charlas y talleres, junto con generar un intercambio de nuestros estudiantes con escolares de todo el mundo", dice Vega.

Finalmente, se abre una perspectiva para que se instalen bases terrestres que reciban los datos generados por satélites polares, utilizados principalmente para estudios del clima. "La Swedish Space Corporation ya tiene una base instalada y sus aspiraciones eran lograr 20 gigas en 2020. Con la fibra óptica podrán superar ampliamente aquello", dice Marcelo Pino.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia