Dólar Obs: $ 666,13 | 0,66% IPSA -0,37%
Fondos Mutuos
UF: 27.234,91
IPC: 0,40%
Iniciativa apunta a cumplir metas de reducción acordadas por Chile:

Planta reciclará gases refrigerantes para reducir su impacto en el medio ambiente

miércoles, 11 de octubre de 2017

Paula Leighton N.
Vida Ciencia Tecnología
El Mercurio

La primera de su tipo en el país, recuperará gas de equipos de refrigeración y climatización que dañan el ozono y contribuyen al efecto invernadero. La iniciativa también se extenderá a regiones.



Aunque Chile ya eliminó el uso de los clorofluorocarbonos (CFC), los gases que atacaban con mayor agresividad la capa de ozono, y esta se ha ido recuperando paulatinamente, el problema aún no está resuelto.

Todavía es necesario reducir al mínimo el uso de los HCFC (hidroclorofluorocarbonos). Estos gases sustituyeron a los CFC en sistemas de refrigeración y climatización, entre otros usos, (ver infografía), pero aunque son menos dañinos para el ozono, también afectan este escudo que protege al planeta de la radiación UV.

Lo mismo ocurre con la siguiente generación de reemplazo: los HFC (hidrofluorocarbonos). Al no tener cloro, estos gases no afectan la capa de ozono, pero sí contribuyen al calentamiento global al retener calor en la atmósfera terrestre.

Para cumplir con las metas de reducción de consumo de HCFC establecidas por el Protocolo de Montreal y las de HFC acordadas en la Enmienda de Kigali -ratificada por Chile el pasado 19 de septiembre- hoy se inaugura en Santiago la primera planta que reciclará ambos tipos de gases.

Menos importación

"Vamos a tomar estos gases de los sistemas de refrigeración y climatización y que ya sea por mala práctica o porque no existía alternativa para guardarlo hasta ahora se liberaban al medio. Tras un proceso de regeneración y limpieza, este quedará disponible en cilindros para usarlo en los mismos sistemas de refrigeración", explica José Luis Rojas, director del centro de recuperación y reciclaje Regener Chile.

La planta recibirá los cilindros de HCFC y HFC usados y removerá la humedad, el aceite, la acidez y cualquier otro contaminante que tenga el gas refrigerante. Con esto aseguran que su calidad será equivalente a la del gas virgen que hoy Chile importa en su totalidad.

Actualmente llegan al país cerca de mil toneladas anuales de HCFC y una cantidad similar de HFC.

Rojas destaca que el gas reciclado se puede volver a reciclar. "Por cada kilo de gas regenerado es un kilo menos que entra al país", señala y agrega que Colombia y Brasil tienen cerca de cinco años de experiencia exitosa con plantas de este tipo.

La empresa cuenta con el apoyo de la Unidad Ozono del Ministerio de Medio Ambiente y es financiada por el Fondo Multilateral del Protocolo de Montreal a través del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

Más eficiencia

Los acuerdos asumidos en el Protocolo de Montreal apuntan a una reducción de 97,5% de las importaciones de HCFC en 2030 y su prohibición total en 2040.

La enmienda de Kigali, en tanto, pide congelar las importaciones de HFC desde 2024 y reducir su consumo en 30% hacia 2035 para llegar a 80% en 2045.

El centro de reciclaje "permitirá que tengamos menos consumo de refrigerantes, más eficiencia energética y menores costos de producción para la empresa privada", dice el ministro de Medio Ambiente, Marcelo Mena, aludiendo a que el gas reciclado se comercializará a un precio de entre 20 y 30% menos que el que actualmente se importa.

En el caso de los HCFC, la próxima meta a cumplir es reducir su consumo -o las importaciones- en 35% para 2020.

"Hay cuotas de importación que nos permitirán lograrlo, pero el centro de reciclaje permite ayudar a los usuarios de estos gases para que continúen manteniendo en funcionamiento sus equipos mientras se van reconvirtiendo hacia otros gases que no dañen el medioambiente", dice Claudia Paratori, coordinadora de la Unidad Ozono.

Agrega que "entre 2018 y 2019 esperan implementar al menos una planta de reciclaje de ambos gases en la zona norte, una en la zona sur y otra más en la zona central".

Rojas en tanto, señala que en 2018 comenzarán también a reciclar todos los materiales de los equipos de refrigeración y climatización, con lo que reducirán además la liberación de gases que hoy se genera al desechar estos equipos en vertederos.

27 toneladas
de HCFC reciclará al año Regener Chile.

En 2013
se inició la reducción gradual del consumo de estos gases.

5 toneladas
de HFC reciclará al año la planta.

En 2019
entra en vigencia la Enmienda de Kigali para el control de HFC.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia