Dólar Obs: $ 799,23 | -0,01% IPSA -0,25%
Fondos Mutuos
UF: 31.156,54
IPC: 0,80%
Luego de reveladora entrevista al sacerdote jesuita Pablo Walker:

Candidatos presidenciales proponen alternativas para enfrentar la "narcocultura"

martes, 10 de octubre de 2017

R. FRANCO, C. ACUÑA y C. CERDA
Nacional
El Mercurio

De manera transversal, los postulantes a La Moneda coincidieron con el diagnóstico del capellán del Hogar de Cristo. Afirman que no existe una receta única.



Entre disputas de forma más que de fondo, el capellán del Hogar de Cristo, Pablo Walker, instaló en el debate el concepto de la "narcocultura", el que se traduce, por ejemplo, en que en un barrio crítico es el narcotraficante quien llega primero que el Estado, incluso reemplazándolo en su labor de socorrer a vecinos desvalidos.

Así describió parte de esta realidad profunda el sacerdote jesuita en una entrevista publicada ayer por "El Mercurio". En ella expresa el sentir de sectores vulnerables al lidiar con ilícitos en poblaciones dominadas por narcos; y lo que es peor -dice conmovido-, instalando lo que denomina la "narcocultura".

En su relato, el religioso expone lo cotidiano: "El narco da respuestas a necesidades vitales -colchones antiescaras, sillas de ruedas para los ancianos, bolsas de mercadería para los que están cesantes, préstamo de dinero, organización de fiestas para los niños, útiles escolares, etc.- de familias que viven en la exclusión".

Ante esas circunstancias los candidatos presidenciales extendieron sus propuestas y alternativas orientadas a mitigar lo expuesto por el sacerdote, de llegar a triunfar en la elección y convertirse en gobernante.

Perseguir al que corrompe

"Por cierto que el padre Walker tiene razón. En algunos barrios se instala la desesperanza, los chiquillos ven cómo con la droga se consiguen bienes y dinero, no reciben incentivos para estudiar y mantenerse en el colegio. Ven también cómo las autoridades persiguen a veces con mayor interés a un marihuanero en la calle que al gran traficante", comentó el abanderado PS, PPD, PR, PC, MAS e IC, Alejandro Guillier.

Recalcó además el senador que en este combate "no solo hay que perseguir al traficante de poca monta que vende pitos en la esquina, sino también al que gana el dinero grande, al que corrompe a la juventud".

Coincidiendo con esa mirada, el candidato José Antonio Kast (Independiente) planteó que "hay muchas familias y barrios completos que están secuestrados por el narcotráfico, en lugares donde el Estado de Derecho no existe y las comunidades han sido borradas del mapa. Todos los gobiernos, sin excepción, han abandonado a estas familias y el próximo Presidente tiene la misión urgente de devolverles la dignidad, las oportunidades y una vida normal".

Por su parte, Alejandro Navarro (PAIS) advierte que las estrategias para combatir el problema deben ser revisadas. Dice que su foco estará puesto en la reinserción y la rehabilitación. "Aquí, la despenalización es un elemento clave", sentencia, y agrega que la política ha generado una narcopolítica, los narcotraficantes se sienten cómodos con la política pública que hoy el Estado realiza".

"No hay receta mágica"

Otro de los análisis es el de la candidata de la DC, Carolina Goic. Para ella, "lo primero es reconocerla (la narcocultura), y en eso él tiene toda la razón. Y en la falta de Estado finalmente, de comunidad, que deja el espacio para los narcotraficantes, que se meten en la cultura cotidiana"

Y añade que lo "segundo es que acá no hay una receta mágica. No es solo más represión, sino el trabajo en conjunto, sobre todo de cómo nosotros damos alternativas, partiendo con nuestros niños. Como lo decían el otro día en La Legua. Un niño que lo suspenden se queda en su casa y es un desertor, y es ahí donde tenemos que trabajar previamente. Pero sobre todo, en la construcción de Estado y de comunidad en las poblaciones".

"Más Estado"

El representante y candidato del PRO, Marco Enríquez-Ominami, urge porque es "evidente que se requiere más y más Estado. El mercado es muy importante para otras cosas, pero en esta materia el mercado no funciona. El narco es un desafío para todo Chile. No debemos caer en la trampa mexicana o colombiana, donde se intentó privatizar el combate al narcotráfico. Necesitamos inteligencia y muchas medidas en educación en el aula, alerta temprana a la violencia".

Para el candidato Eduardo Artés (Unión Patriótica), lo primero es una intervención inmediata, que incluye "mano muy dura con los grandes narcotraficantes" y, además, "destinar más recursos al trabajo social, deportivo, en las escuelas y la integración de los jóvenes".

Mientras que Beatriz Sánchez, del Frente Amplio, propone que la "calidad de vida de una familia dependa menos del dinero, porque las áreas más importantes (salud, educación, jubilaciones) no dependerán del mercado; y, segundo, hacerles la vida imposible a los narcos, focalizando la persecución policial y judicial en el crimen organizado, y quitarles el mercado de la marihuana -que muchas veces ellos usan como puerta de entrada a drogas más duras- mediante la despenalización regulada con foco en el autocultivo".

Consultado su equipo, no entregaron una respuesta del presidenciable Sebastián Piñera. Entre sus propuestas está por crear una fuerza de tarea nacional antidrogas, según se lee en su sitio en internet.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia