Dólar Obs: $ 672,41 | 0,02% IPSA 0,03%
Fondos Mutuos
UF: 27.553,34
IPC: -0,10%
Evangélicos en Chile: Más de 3.200 iglesias están registradas, invierten en bienes raíces y en la bolsa, y buscan crear bancada parlamentaria

domingo, 24 de septiembre de 2017

Carlos Agurto L.
El Mercurio

Tras la promulgación de la Ley de Culto, a fines de los 90, las iglesias evangélicas -principalmente de la corriente metodista pentecostal- han experimentado un acelerado desarrollo. Cuentan con exenciones tributarias y una de sus vías de divulgación más importante son las cadenas radiales que tienen a lo largo de Chile.

La polémica tras el Tedeum evangélico, donde la Presidenta de la República, Michelle Bachelet, debió enfrentar insultos fuera de la iglesia, por parte de quienes rechazan la despenalización del aborto en tres causales, y críticas por parte de algunos pastores a la agenda valórica impulsada por la Mandataria, puso en el tapete a las iglesias evangélicas.

¿Quiénes son en Chile?

Desde luteranos, bautistas o presbiterianos, pasando por metodistas, pentecostales hasta adventistas del séptimo día, todas las denominaciones evangélicas nacen de alguna vertiente del protestantismo, movimiento que encabezó Martín Lutero, llamado La Reforma y que está a punto de cumplir 500 años, el 31 de octubre próximo.

A pesar de este origen común, hoy, el abanico es amplio y entre las distintas iglesias reconocen grandes diferencias.

Actualmente, el movimiento más masivo es el Pentecostal, que tomó fuerza a comienzos del siglo XX, luego de que en 1909 se generara un quiebre al interior de la Iglesia Metodista, tras lo cual se formó la Iglesia Metodista Pentecostal.

Sin embargo, pese a que con la Constitución de 1925 la Iglesia Católica dejó de ser el credo oficial, con la separación del Estado, "igual se la siguió reconociendo como persona de derecho público y no se avanzó en igualdad para las minorías religiosas", explica el sociólogo Humberto Lagos, experto en temas religiosos.

A pesar de estas dificultades, el movimiento metodista pentecostal continuó con su trabajo de prédica en las calles, acercándose a las capas sociales más bajas de la población, transformándolos en la principal iglesia evangélica de Chile. Este trabajo de casi un siglo se vio reflejado en los números tras la promulgación de la Ley de Culto, en 1999.

"Del total de iglesias evangélicas, un porcentaje cercano al 90% pertenece al movimiento pentecostal", explica Humberto Lagos, quien se desempeña, además, como director de la Oficina Nacional de Asuntos Religiosos (ONAR), radicada en el Ministerio Secretaría General de la Presidencia (Segpres).

La legislación les otorga la oportunidad a estas organizaciones de afiliarse bajo dos figuras. La más utilizada es el estatus de persona de derecho público que le otorga la Ley de Culto.

Cuentan con 25 mil lugares de culto

Promulgada a fines del gobierno de Eduardo Frei Ruiz-Tagle, dicha ley les concedió a estas iglesias la posibilidad de ejercer derechos como celebrar contratos, comprar y vender bienes, abrir cuentas corrientes, entre otros.

Además, les entrega beneficios tributarios para ejercer su actividad, como la exención del pago del impuesto a la renta, del impuesto territorial (contribuciones) por sus bienes raíces, del gravamen de timbres y estampillas, y del impuesto a las donaciones.

¿Y qué ocurre con los ingresos que perciben obispos o pastores por parte de sus iglesias? No constituyen renta, por lo que tampoco pagan impuesto.

De esta forma, a todos los movimientos religiosos que se acogieron a la Ley de Culto se les concedieron los mismos beneficios que antes se le otorgaban a la Iglesia Católica.

"La iglesia evangélica después de la promulgación de la Ley de Culto cambió radicalmente. Antes eran corporaciones de derecho privado, es decir, semejantes a un club deportivo o una junta de vecinos, y ahora son entidades de derecho público, lo cual les concede una serie de beneficios y prácticamente cero obligaciones", reconoce Rodolfo Torres, director del think tank Chile Cristiano.

Tras la publicación de esta normativa, alrededor de 3.200 organizaciones religiosas han sido reconocidas por el Estado como personas de derecho público, mientras que otras 1.000 mantienen en revisión sus solicitudes ante el Ministerio de Justicia.

En nuestro país, según cifras de Chile Cristiano, hay 25 mil locales o lugares de culto en Chile y buena parte de ese total son iglesias autónomas, lideradas por su propio pastor. Cada una de estas se financia con los diezmos que dan algunos de sus fieles y las colectas que se hacen en cada reunión. En el caso de las iglesias que forman parte de una estructura nacional, "que son las menos", admite Torres, una parte de dichos recursos son enviados a la respectiva directiva nacional.

Pese a que no hay fondos estatales especiales destinados a las organizaciones religiosas, estas pueden postular a los fondos del Gobierno para proyectos sociales. Por ejemplo, la iglesia evangélica recibió, en agosto del año pasado, $5 mil millones para la ampliación y remodelación de su histórica catedral, en la Alameda.

Inversiones en empresas energéticas y participación en educación

Al revisar los datos publicados por la Superintendencia de Valores y Seguros (SVS), más de 40 distintas iglesias y corporaciones ligadas al mundo protestante poseen acciones -aunque en porcentajes menores al 1% de la propiedad- en empresas que cotizan en la Bolsa de Comercio. A modo de ejemplo, la Corporación Iglesia Adventista del Séptimo Día posee títulos de Almendral, Enel Américas y Engie Energía Chile. En tanto, la Corporación Bautista Internacional aparece como propietaria de papeles de Enel Américas, además de CMPC y Empresas Gasco.

Mientras, organizaciones protestantes en regiones, como la Iglesia Cristiana y Misionera, tienen porcentajes minoritarios en la propiedad de firmas con presencia local, como las compañías eléctricas de Arica, Iquique y Antofagasta.

En el caso de las inversiones inmobiliarias, la Corporación Iglesia de los Adventistas del Séptimo Día figura con 61 propiedades a su nombre, principalmente con destino habitacional y de culto. El avalúo fiscal total de estas propiedades supera los $1.197 millones. Un caso similar ocurre con la denominada Iglesia del Nazareno, que aparece en los registros comerciales con 19 propiedades a su nombre, por un valor fiscal de $701 millones.

La mayoría de estas inversiones corresponden a las iglesias protestantes más tradicionales, como la Metodista o Presbiteriana, las que, además, han incursionado en Educación. Un ejemplo del histórico rol de estas instituciones en este campo es la creación del Santiago College, por el obispo metodista William Taylor, a fines del siglo XIX. En paralelo, la misión presbiteriana fundó el Instituto Inglés.

Actualmente, la Corporación Iglesia Adventista del Séptimo día, la Corporación Metodista de Chile y la Corporación Unión de Centros Bíblicos funcionan como sostenedores de una serie de colegios particulares y subvencionados.

Tienen dos canales de televisión y decenas de radios

Junto con estas inversiones, el mundo evangélico Pentecostal ha volcado también sus recursos a la compra y arriendos de medios de comunicación. Con el objetivo de expandir su fe tienen dos canales de televisión: Televisión Nacional Evangélica (TNE), con cobertura nacional, y Espiritual Televisión (ETV) en la V Región, ambos a través de la cableoperadora VTR.

"Operan como cualquier canal de televisión abierta, por lo que su financiamiento se da principalmente a través de la venta de publicidad y espacios televisivos. Además, tienen un tratamiento normal en términos tributarios", explica Rodolfo Torres.

A esto se suma más de un centenar de radios, repartidas por todo el país, pertenecientes a distintas iglesias evangélicas. Entre las más importantes está radio Armonía, con una red de más de 50 emisoras en todo el país, controlada por la Sociedad de Difusión Armonía Ltda., cuyo representante legal es el pastor Rubén Sáez.

Otro ejemplo es radio Corporación, con una red de más de 30 emisoras, perteneciente a la Iglesia Cristo tu Única Esperanza, que desde 2015 arrienda la frecuencia FM que ocupaba radio Uno y que pertenece a la multinacional Ibero Americana Radio Chile. A esto se suma una cantidad importante de radios comunitarias a lo largo del país.

Iglesia evangélica está organizada en cuatro asociaciones "horizontales"

A diferencia de la Iglesia Católica, la evangélica no cuenta con una estructura jerárquica, sino más bien horizontal, y está muy atomizada.

"Casi todas las iglesias están optando por la autonomía. Ahora, hay algunas iglesias que todavía tienen una estructura nacional, como la Iglesia Bautista o la Presbiteriana.

Actualmente, existen cuatro asociaciones que reúnen a las iglesias evangélicas, siendo las más importantes el Concilio Nacional de Iglesias Evangélicas, encabezado por el obispo y presidente de la Primera Iglesia Metodista Pentecostal, Eduardo Durán Castro, quien defendió el tono con el que emplazó a la Presidenta Bachelet durante el Tedeum evangélico. Por otro lado está la Mesa Ampliada Unión Nacional Evangélica (UNE-Chile), dirigida por el pastor Emiliano Soto, quien por el contrario, salió en defensa de la Mandataria. Este episodio dio cuenta de las diferencias existentes al interior de la iglesias evangélicas.

Las otras dos asociaciones corresponden al Consejo Nacional de Obispos y Pastores Evangélicos, que preside el obispo Jorge Méndez, y la Coordinadora de Unidades Pastorales de Chile, que lidera el obispo Héctor Cancino.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia