Dólar Obs: $ 636,71 | 1,19% IPSA -5,86%
Fondos Mutuos
UF: 26.677,87
IPC: 0,60%
Candidaturas presidenciales apuestan por fortalecer el emprendimiento e innovación

lunes, 04 de septiembre de 2017

Francesca Finaldi
El Mercurio

Si bien las propuestas de los aspirantes a La Moneda coinciden en fomentar iniciativas destinadas a potenciar el ecosistema local, difieren en la fórmula y los montos destinados a consolidar este crecimiento. Además, evalúan el rol de programas como Start-Up Chile.

Piñera: Flexibilización de la ley de incentivo tributario a la I+D


"Urge impulsar la economía, facilitando la implementación de nuevos proyectos de inversión que saquen a la economía del pantano en que está", señala Hernán Cheyre, secretario ejecutivo del equipo programático "Desafíos de Futuro" de Sebastián Piñera (Chile Vamos). Dice que buscarán "eliminar trabas y burocracia para emprender, racionalizar las regulaciones y fomentar una mayor competencia en los mercados, sobre todo reduciendo barreras a la entrada".

Agrega que los programas públicos de apoyo "funcionarán como un complemento, tendiendo puentes cuando sea necesario mejorar el funcionamiento de los mercados". En ese sentido, reconoce que Start-Up Chile es "una "marca" muy valorada que hay que potenciar, pero no es la única aceleradora que impulsa emprendimientos innovadores". Añade que hay que seguir trabajando en el mejoramiento del ecosistema, "con mayor participación de instituciones privadas, mejor interacción entre universidad y empresa y con una flexibilización de la ley de incentivo tributario a la I+D", facilitando la incorporación de firmas de menor tamaño a los temas de innovación.

Cheyre advierte que "la tendencia al alza que se ha observado durante este gobierno -con un incremento superior al 50% en los programas de apoyo- no es sostenible", por lo que "habrá que concentrarse en los programas mejor evaluados y de mayor impacto".

Guillier: Fomentar emprendimiento nacional y la inversión vía impuesto


"El esfuerzo público en emprendimiento debe fortalecerse. No basta con el esfuerzo que realiza actualmente la Corfo", advierte Osvaldo Rosales, jefe programático de Alejandro Guillier (candidato PR-PS-PC-PPD). Rosales diagnostica tres problemas a superar en Start-Up Chile: "La mayoría de los negocios de los emprendedores no se desarrollan en Chile, esto no es razonable y hay que corregirlo. Segundo, se trata de startups sin propósito, que no están conectadas con prioridades nacionales. Y tercero, hay una muy baja presencia regional". Para solucionar esto, propone "mantener los Start-Up, pero orientarlos cada vez más a emprendedores nacionales (sin menoscabar alianzas con extranjeros) y concentrarlos en las prioridades estratégicas de crecimiento del país, como desastres naturales, energía solar o litio, etc. Es importante fomentar el emprendimiento innovador en regiones".

Rosales sostiene que profundizarán el esfuerzo en ciencia, tecnología e innovación (CTI): "El gasto público en CTI debe crecer a una tasa 50% mayor al crecimiento del PIB". Además, apoya la iniciativa del Consejo Nacional de Innovación para el Desarrollo de establecer un impuesto del 0,01% de las ventas a las empresas con ingresos mayores a 100 mil UF que "se traduciría en una exención tributaria equivalente si orientan esos recursos a consorcios empresariales de I+D".

Sánchez: Diversificar la institucionalidad ligada a innovación


Desde la candidatura de Beatriz Sánchez, del Frente Amplio, sostienen que en Chile la innovación y el emprendimiento "tienen como limitación la estructura poco competitiva de los mercados; sin competencia no hay incentivo a la innovación ni al emprendimiento". Afirman que la realidad de las grandes empresas versus las que venden menos de 100 mil UF anuales "inhibe el emprendimiento y la innovación".

En el comando aseveran que la innovación en Chile hoy "no proviene de las grandes empresas, que principalmente compran tecnología, pero no producen mucha innovación. El Estado debe generar una igualación de condiciones para todos los nuevos emprendedores".

En cuanto a Start-Up Chile, van a "diversificar las institucionalidades que se hagan cargo de la innovación. En la actualidad, la mayoría de estos emprendimientos son generados por extranjeros y su retribución no siempre se queda en Chile" y plantean "ampliar el foco inicial de Start-Up, para así encarnar múltiples emprendimientos que no tienen por qué estar concentrados en solo un punto focal".

Para concretar sus propuestas sostienen que "el presupuesto de fomento a la innovación debe implicar una reasignación de los actuales fondos utilizados por Corfo al efecto. Para eso, los programas deben ser sometidos a evaluación de eficiencia".

Goic: Duplicar gasto y expandir emprendimientos fuera de Chile


Impulsar el desarrollo de un plan nacional de "Cultura de la Innovación y Emprendimiento", que contemple acciones desde el sistema escolar, empresas, centros de formación técnica y universidades, es una de las propuestas prioritarias de la candidata DC, Carolina Goic.

Roberto Narbona, empresario y parte del comando de la candidata DC, recalca que la lógica de que cada gobierno que comienza hace todo de nuevo "no es la lógica con que concebimos gobernar. Las cosas buenas hay que potenciarlas y lograr corregir lo que no está funcionando bien".

En ese sentido, explica que "el programa Start-Up Chile tiene de ambas: queda corto en el alcance y en la profundidad de lo que necesita Chile. Sin duda, hay que potenciarlo". Añade que buscarán duplicar el gasto público, "pero con un enfoque que apalanque 1 a 4 en relación a inversión privada. Examinaremos abrir las puertas para la instalación de las industrias emergentes y globales, basadas en criterios de triple bottom line , económico, ambiental y social", y añade que el desafío será acompañar el proceso de crecimiento y escalamiento de emprendimientos para salir a buscar oportunidades fuera de Chile, con Latinoamérica como punto de partida .

Kast: Reducir la burocracia hacia privados y digitalizar el Estado


José Antonio Kast (candidato independiente) propone reducir la regulación "que ahoga el emprendimiento e impide la creatividad", y plantea revisar las normativas para "reducir los trámites y la burocracia que afectan el desarrollo del mundo privado". Para esto, plantea que "el Estado dará el ejemplo", con medidas como el pago a proveedores en 30 días, canales de comunicación fluidos con la autoridad, más garantías y apoyo en financiamiento de BancoEstado y organismos como Sercotec y Corfo. También propone "digitalizar el Estado" e integrar plataformas online y de servicios de manera formal a la economía.

Afirma que convertirá al Gobierno en "un puente para el encuentro entre la academia, sociedad civil y empresa", potenciando alianzas entre universidades, centros técnicos, organizaciones de la sociedad civil y empresas. Además, pretende "ampliar el alcance de los proyectos concursables y la integración de sectores más segregados de la sociedad". Sobre Start-Up Chile, continuará apoyando el proyecto y mejorará algunos aspectos, como impulsar iniciativas regionales. También, elevará progresivamente la inversión en I+D, "para llegar, al menos, al 1%".

Marco Enríquez-Ominami: Elevar inversión en I+D a 0,8% del PIB


Los economistas del equipo del candidato del Partido Progresista (PRO) plantean "reformular el Sistema Nacional de Innovación -dependiente del Ministerio de Economía, Fomento y Turismo-, creando un Ministerio de Ciencia y Tecnología que absorba las funciones de Conicyt, Innova y la división de Innovación del Ministerio de Economía". También proponen fortalecer el Ministerio de Economía, "para que enfoque su actuar en el desarrollo de clusters y fomente el desarrollo de las pymes", además de mejorar la certeza jurídica de Chile.

Además de seguir potenciando el rol de Start-Up Chile, van a reordenar los instrumentos de fomento productivo para así facilitar el acceso a subsidios a pymes y emprendedores. Por otra parte, insisten en fomentar las alianzas entre universidades y el mundo empresarial: "No es razonable que en Chile se invierta solo el 0,39% del PIB en I+D, versus el 2,4%, en promedio, en los países pertenecientes a la OCDE", manifiestan desde su comando. En esa línea, agregan que "en cuanto a la inversión en I+D, esperamos que esta suba al 0,8% del PIB, es decir, que se duplique en cuatro años".

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia