Dólar Obs: $ 829,61 | -0,70% IPSA -0,25%
Fondos Mutuos
UF: 32.620,97
IPC: 1,40%
Ente persecutor pide 20 años de presidio para quienes atentaron contra templo evangélico en Padre Las Casas:

Fiscalía acusó de incendio terrorista a cuatro imputados por ataque a iglesia de IX Región

sábado, 26 de agosto de 2017

VÍCTOR FUENTES BESOAÍN
Nacional
El Mercurio

Durante la acción, ocurrida el 9 de junio del año pasado, al interior del recinto religioso había 15 personas, entre adultos y menores. Para acreditar los hechos, el Ministerio Público adjuntó a su presentación 106 pruebas, 59 testigos y 33 peritos.



"Mientras intimidaban a las víctimas con las armas, efectuaban disparos, rociaban el líquido de los bidones en el piso, muebles y el púlpito del templo, prendiéndoles fuego". Así describe el fiscal adjunto de la Fiscalía de Alta Complejidad, Luis Torres Gutiérrez, el ataque incendiario que el 9 de junio de 2016 destruyó la iglesia evangélica Del Señor. El recinto religioso se ubica en la ruta entre Padre Las Casas y el sector de Niágara, en la IX Región.

Ayer, el persecutor, quien tiene a su cargo las investigaciones por atentados contra iglesias de La Araucanía, ingresó un documento de 38 páginas, en que plantea la acusación por el delito de incendio terrorista contra Alfredo Tralcal Coche (hermano de José, uno de los 11 acusados en el caso Luchsinger) y de los hermanos Ariel, Benito y Pablo Trangol Galindo. Para los cuatro procesados pidió una pena de 20 años. También solicitó otra pena, de tres años, para Pablo Trangol, a quien le imputó el ilícito de porte ilegal de munición, luego de "encontrarse en su mochila un cartucho calibre 308, marca Winchester, sin contar con la autorización necesaria para la tenencia o porte".

Para acreditar los hechos, el representante del Ministerio Público adjuntó a su presentación 106 pruebas materiales, documentales e instrumentales, 59 testigos y 33 peritos.

Luego de quemar el templo, según detalla el fiscal en su acusación, los atacantes "salieron hacia el frontis del inmueble, reiteraron sus acciones de amenazas a las víctimas disparando al aire, dejando en el suelo extendidos dos panfletos". Ambos escritos exigían la libertad de la machi Francisca Linconao (acusada en el caso Luchsinger) y contenían el nombre del grupo Weichan Auka Mapu, el que se ha atribuido otros hechos similares en la provincia de Cautín.

Cometido el ataque, según prosigue el fiscal en su acusación, "se fueron caminando hacia el sector Niágara y procedieron a ocultarse en un potrero, para luego ser recogidos por una camioneta Chevrolet, modelo Luv, placa patente PU-3543".

El vehículo, según el escrito, era conducido "por Alfredo Tralcal Coche" y después de huir del lugar, los cuatro acusados fueron "interceptados y fiscalizados por Carabineros, quienes procedieron a su detención".

Junto con precisar que existen evidencias balísticas, genéticas y químicas, además del reconocimiento de testigos, que permiten acusar a las cuatro personas, el fiscal Luis Torres argumentó a "El Mercurio" que el carácter de incendio terrorista se configuró, "a partir de un contexto en que se ataca a un conjunto de iglesias y capillas, tanto católicas como evangélicas", y que al producirse el atentado incendiario, con personas al interior de la iglesia Del Señor, "no solo se les expulsó, sino que buscaron causarles temor" en forma permanente, para provocarles terror.

Desde 2015 a la fecha, 24 iglesias han sido quemadas en La Araucanía. De ellas, 14 son católicas y 10 evangélicas.

''La iglesia Del Señor se atacó cuando había 15 personas en su interior. No solo los expulsaron, sino que buscaron causarles temor". FISCAL LUIS TORRES GUTIÉRREZ, FISCALÍA DE ALTA COMPLEJIDAD DE LA ARAUCANÍA

''La violencia no tiene justificación y nosotros, como pastores de la Iglesia Evangélica, la rechazamos de cualquier lugar que venga". PASTOR MATÍAS SANHUEZA, PRESIDENTE CONSEJO DE PASTORES DE LA ARAUCANÍA

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia