Dólar Obs: $ 678,32 | -0,58% IPSA -0,25%
Fondos Mutuos
UF: 27.881,05
IPC: 0,60%
Visita del secretario de Defensa norteamericano a Kiev:

EE.UU. estudiará suministrar armas defensivas a Ucrania ante la amenaza rusa

viernes, 25 de agosto de 2017

Jean Palou Egoaguirre
Internacional
El Mercurio

James Mattis endureció el tono y acusó a Moscú de "redibujar las fronteras internacionales por la fuerza".



Para Donald Trump será muy difícil mantener su palabra en relación a su voluntad de mejorar los lazos de EE.UU. con Rusia. A los problemas internos que enfrenta por el escándalo "Rusiagate" se sumó este mes el nuevo paquete de sanciones contra Moscú que el Mandatario se vio obligado a firmar. Y ahora podría escalar aún más la tensión bilateral, tras la simbólica visita a Ucrania del secretario de Defensa norteamericano, James Mattis, quien anunció que la Casa Blanca está estudiando el posible suministro de armas letales al ejército ucraniano para enfrentar a los separatistas prorrusos en el este del país, lo que sí o sí irritará al Kremlin.

"No lo duden", dijo Mattis, invitado a la parada militar por el 26º aniversario de la independencia de la ex república soviética. "EE.UU. se alza con Ucrania".

Mattis, el primer jefe del Pentágono en visitar Ucrania en una década, adoptó un tono firme contra el gobierno de Vladimir Putin, al que acusó de querer "redibujar las fronteras internacionales por la fuerza", y reiteró la postura de Washington respecto a la anexión en 2014 de la península de Crimea: "Nosotros no aceptamos ni aceptaremos jamás la anexión de Crimea por la Federación de Rusia, así como la socavación por Rusia de las fronteras internacionales", afirmó.

Consultado al respecto, Mattis admitió que conversó con el Presidente ucraniano, Petro Poroshenko, sobre la opción de suministrar armas defensivas a Ucrania, una opción que fue descartada por el ex Mandatario Barack Obama, que se limitó a enviar equipamiento no letal para no inflamar aún más el conflicto. "Estamos estudiando este asunto", reconoció el secretario de Defensa. "El armamento defensivo no puede provocar a nadie, salvo al agresor, y Ucrania no es un agresor; lucha por su territorio".

Mattis no quiso comentar qué le recomendará a Trump sobre esta propuesta, pero se especula con que el Pentágono es partidario de proveer a Kiev del sistema de misiles antitanques Javelin, un arma que podría ser decisiva para combatir contra los milicianos separatistas apoyados por Moscú.

Poroshenko, por su parte, dijo estar "contento" sobre el diálogo "para garantizar las capacidades defensivas de Ucrania". Aunque no dio detalles sobre el posible suministro de armas, afirmó que había tratado con Mattis sobre el fortalecimiento de la presencia internacional en la zona del conflicto, en las regiones de Lugansk y Donetsk.

Alexandr Zajárchenko, el líder de los secesionistas, advirtió que Washington podría empeorar aún más la crisis: "Apenas Ucrania reciba armamento letal estallarán las hostilidades", alertó.

Según el analista y ex embajador estadounidense Richard Kauzlarich, Trump está impulsando un "acercamiento diplomático más duro" en la crisis en Ucrania, tal como lo demuestra la visita de Mattis y el nombramiento de Kurt Volker como representante especial en ese país. "EE.UU. había sido muy lento para responder a la falta de voluntad de Rusia para cesar su agresión contra Ucrania. Moscú solo respeta una respuesta fuerte, y nuestro fracaso en dar una había envalentonado a Rusia", dice el académico, quien resalta que el Kremlin "no participó seriamente en las negociaciones de paz de Minsk y ha expandido sus operaciones en Ucrania".

Más de 10.000 personas han muerto en los combates en Ucrania en los últimos tres años.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia