Dólar Obs: $ 634,82 | -0,14% IPSA -1,35%
Fondos Mutuos
UF: 26.688,51
IPC: 0,60%
Argentina y Paraguay habilitan obras de hidroeléctrica común

jueves, 29 de noviembre de 2007


AP

Un canal de desagüe del arroyo Aguapey, que evitará futuras inundaciones de terrenos agrícolas, más carreteras y otros trabajos de infraestructura fueron puestos en funcionamiento tras una inversión de US$345 millones en esta planta a unos 470 kilómetros al sur de Asunción.

ASUNCION.- La presidenta electa de Argentina Cristina Fernández de Kirchner y el mandatario paraguayo Nicanor Duarte habilitaron el jueves parte de la hidroeléctrica binacional Yacyretá sobre el río Paraná.

Un canal de desagüe del arroyo Aguapey, que evitará futuras inundaciones de terrenos agrícolas, más carreteras y otros trabajos de infraestructura fueron puestos en funcionamiento tras una inversión de US$345 millones en esta planta a unos 470 kilómetros al sur de Asunción.

Fernández, que asumirá el mando el 10 de diciembre próximo, afirmó que "en 2004 tuvimos la confirmación de que las obras de Yacyretá estaban estancadas, en coincidencia con las de Atucha, en mi país. Esos hechos obedecieron a ideas de quienes no necesitan de la energía".

Atucha es una central nuclear a unos 150 kilómetros al norte de Buenos Aires, de la que actualmente se construye una segunda unidad, cuyas obras estuvieron paralizadas durante el gobierno de Carlos Menem (1989-1999).

"Pero la energía la quieren quienes desean trabajar, producir y vivir. Por eso se hizo el compromiso entre los gobiernos de mi país y de Paraguay de terminar la construcción de Yacyretá", añadió.

Agregó que "Mercosur es nuestra casa y con el avance de estas obras estamos dando testimonio de nuestras convicciones, de ideas de integración y cooperación".

Duarte calificó a la dignataria argentina como "una luchadora de las causas populares y latinoamericanistas" y destacó el compromiso de terminar la hidroeléctrica Yacyretá para diciembre de 2008 con el funcionamiento de 20 turbinas y una cota de embalse de 83 metros.

La planta tendrá una capacidad de generar hasta 19.000 gigawatios por hora.
Su culminación contempla la construcción de defensas costeras y relocalización de poblaciones afectadas por el embalse, que tendrá costos adicionales de US$325 millones.

El tratado del emprendimiento binacional fue firmado en 1973 por los entonces presidentes María Estela Martínez de Perón por Argentina y el general Alfredo Stroessner por Paraguay. Los trabajos arrancaron en 1983 pero sólo en 1995 generó energía.





 Imprimir Noticia  Enviar Noticia