Dólar Obs: $ 678,49 | -1,24% IPSA 0,78%
Fondos Mutuos
UF: 27.481,56
IPC: 0,30%
Perfil Un profesional con presencia en la cartelera:

Álvaro Viguera en cuatro tiempos

domingo, 09 de julio de 2017

Maureen Lennon Zaninovic
Artes y Letras
El Mercurio

El destacado director teatral partió el año con aplausos, tras llevar al Teatro UC una original adaptación de "El cepillo de dientes", de Jorge Díaz. Este miércoles montará en el Mori Bellavista "El zoológico de cristal", de Tennessee Williams. En septiembre, en CorpArtes, dirigirá "Tío Vania", de Chéjov, y en Puerto de Ideas de Valparaíso repondrá una obra del autor mexicano Juan Villoro.



La proposición era desafiante. Álvaro Viguera (1979) - uno de los directores más prolíficos de los últimos años- aceptó el ofrecimiento del Teatro UC y durante el primer semestre puso en escena un clásico de Jorge Díaz: "El cepillo de dientes", como parte de los homenajes por los 10 años del fallecimiento del dramaturgo.

Su versión de este título, protagonizado por Geraldine Neary y Luis Cerda, sorprendió al público y a la crítica especializada por su teatralidad juguetona, vital y surrealista, y por la incorporación de canto en vivo. Más de 9 mil espectadores llegaron al escenario ñuñoíno para ver este montaje.

"Hasta el momento es nuestra obra más vista en lo que va del 2017", comenta a "Artes y Letras" Andrés Kalawski, director artístico del Teatro UC, y añade que están en avanzadas conversaciones para reponerla en enero. "Prácticamente tuvimos todas las funciones agotadas, además, programamos presentaciones para escolares que tuvieron mucho éxito. Nos encantaría también poder mostrarla en el Teatro Municipal de Las Condes, porque sentimos que es una propuesta novedosa, con una estética de la locura muy en la línea del nonsense británico. La inclusión de una gran taza de té en escena tiene que ver con el autor de 'Alicia en el país de las maravillas' y con el subtítulo original de la obra de Jorge Díaz: 'Náufragos en el parque de atracciones', que Álvaro Viguera rescató en un sentido literal. Tenemos varios proyectos con él para el 2018".

Viguera reflexiona en torno a su reciente éxito y destaca a "Artes y Letras" la reacción del público joven. "Siento que llegué a los estudiantes porque es un texto que todavía se lee en los colegios y creo -además- que fue impresionante para ellos pasar del papel a una puesta más actual de la obra. Jugué con las escalas: una mesa, una lámpara, una taza gigante, y unas sillas más chicas en la línea del teatro del absurdo y de lo que Jorge Díaz llamaba una 'realidad distorsionada'. Ese me pareció un muy buen principio para empezar a trabajar".

Cristián Opazo, académico de la Facultad de Letras de la UC, ha seguido de cerca la trayectoria de este ascendente director chileno. A su juicio, uno de los sellos de su trabajo ha sido su "gran versatilidad. Lo hemos visto en 'El cepillo de dientes' y 'Happy End' con gran despliegue escenográfico y musical: dos montajes más bien espectaculares, pero -a mi juicio- sus piezas mejor logradas son 'Pulmones' y 'Sunset Limited', ambas con dos actores en escena, en clave realista y que indagan muy bien en la psicología de los personajes. Es en el realismo psicológico donde se mueve mejor y muestra mayores sutilezas".

El desencuentro familiar

Para lo que queda del 2017, Viguera confirma la dirección de dos clásicos y un reestreno. El título más próximo -gracias a una coproducción con The Cow Company- llegará al Teatro Mori Bellavista a partir de este miércoles: "El zoológico de cristal", de Tennessee Williams. Actuarán Claudia Di Girolamo, Héctor Morales, Adriana Stuven y Matías Oviedo.

"Tengo un súper elenco. La única persona con la que no había trabajado antes es Claudia Di Girolamo y estoy muy impresionado con ella: excelente actriz y tremendamente trabajadora. Los estadounidenses en el realismo son uno de los más importantes referentes. El realismo norteamericano del siglo XX marca varias tendencias y entre ellos, Tennessee Williams es un autor fundamental. Rodrigo Olavarría hizo una traducción de la obra y el resto ha sido un trabajo muy de actuación y de respetar una estética propia de los años 40. El narrador de 'El zoológico de cristal' es el hijo Tom y eso me parece un recurso muy innovador. Estamos ante un narrador que provoca un quiebre. Toda la obra es un recuerdo de este narrador y eso genera la poesía del texto. Nuestra traducción lo que ha hecho es tratar de mantener esa poesía". Viguera remata que lo más potente de esta historia de Williams es el desencuentro humano. "En esa línea estamos trabajando. Hoy, al igual que en los años 40, hay varias familias que no se encuentran y eso es muy angustiante. Si uno lo ve desde un prisma humano-existencial, es como decir 'no pudimos. La felicidad está en otra parte, no aquí'".

-En 2015 estrenó en el Teatro UC "Sunset Limited" y un año después, "Pulmones" en el Mori Bellavista, dos obras muy elogiadas, que tocan temas como el sentido de la vida y la maternidad. ¿Le atrae un teatro más humanista?

"Hubo ahí una coincidencia de tópicos muy profundos y existenciales. Esos temas impactaron y quizás hoy más fuerte, porque estamos ante una percepción del individuo mucho más subjetiva y en esa lógica, donde los grandes sueños se han caído, poner en escena temas como la muerte, resuenan en las personas y creo que es importante que así sea. El teatro es un buen medio para resetear ese tipo de reflexiones. A mí me acomodan mucho estas obras, porque me gusta la dirección de actores. Me gusta armar una puesta en escena, como un director más operático en su sentido amplio".

-¿Un régisseur? ¿Le gustaría montar una ópera?

"¡Me encantaría! Me atrae el mundo de la puesta en escena y la dirección de actores, porque yo también tengo formación actoral. Conozco ese mundo. Sé cómo funciona y me gusta desarrollar una técnica. En ese sentido, las historias que proponen conflictos familiares, existenciales, de pareja, te permiten explorar una metodología actoral. El teatro, sin duda, tiene algo teórico muy potente y un lado práctico, y en esa práctica podemos apropiarnos de ciertas cosas: hay una humanidad implícita".

-En todas estas obras los actores se ven enfrentados a un verdadero tour de force en escena. ¿Cómo es su trabajo con el elenco?

"Siempre trato de inventar estructuras y eso me entretiene mucho. Soy como un químico fabricando fórmulas. Cuando me pasan una obra me pregunto qué estructura voy a ocupar porque cada obra, autor y actor me habla de una manera distinta. He aprendido con el tiempo a ver hasta dónde puedo llegar. Por eso decía que hay que apropiarse, hay que hacer un ejercicio bastante transversal con el elenco y el equipo artístico. A mí también me gusta mucho la música y creo que la dirección pasa por una cosa de ritmo que para mí es clave".

Rusia y Valparaíso

A partir del 28 septiembre, en CorpArtes (Rosario Norte 660), Álvaro Viguera dirigirá "Tío Vania", de Chéjov. Entre otros actores, el elenco estará conformado por Marcelo Alonso, Antonia Santa María, Sergio Hernández y Gloria Münchmeyer.

"Es dificilísimo el 'Tío Vania' y por eso creo que no se ha montado mucho en Chile. Rafael Gumucio está a cargo de la adaptación y estoy apostando por una puesta en escena nada tradicional, no de época, para bajar esa historia rusa y traerla al día de hoy. Lo que hace Chéjov con maestría es una exposición de la conducta humana. El enunciado es muy fuerte, pero después bajarlo es un reto. Estoy muy motivado con la obra. Apela a asumir el fracaso en la vida. Hay un lado muy patético en esta pieza, pero también un gran humor", dice.

Finalmente, el 11 de noviembre, en el marco del Festival Puerto de Ideas de Valparaíso, repondrá "La desobediencia de Marte", del escritor mexicano Juan Villoro. "La presentamos en el último Puerto de Ideas de Antofagasta, con Néstor Cantillana y Francisco Reyes en los roles de Tycho Brahe y Johannes Kepler. Fue un estreno mundial de la obra. Acá me metí en otra historia que tiene que ver con el padre de la astronomía, con la relación de un aprendiz y su maestro. A Juan Villoro lo conocí hace tiempo y nos hicimos muy amigos. Tenemos una relación de amistad, confianza y diálogo muy estimulantes".



 Imprimir Noticia  Enviar Noticia