Dólar Obs: $ 634,82 | -0,14% IPSA -1,47%
Fondos Mutuos
UF: 26.693,84
IPC: 0,60%
Los grandes tranques de la IV Región llegarán a plena capacidad:

Embalse La Paloma se alista a llenarse al 100% luego de 14 años

jueves, 29 de junio de 2017

Juan Castellón San Martín
Nacional
El Mercurio

Administradores del tranque suprimieron restricciones de riego y se volverá a plantar en cultivos deteriorados por la falta de agua.



"Es como que cayeran dólares. Es maravilloso y una tranquilidad para trabajar de forma segura durante cinco años para los agricultores", expresa con entusiasmo la exportadora de uva Silvia Jofré, quien pese a sufrir daños acotados tras los temporales de mayo y junio en la Región de Coquimbo, no deja de sorprenderse por el fuerte repunte que muestran los embalses.

Jofré perdió todo hace unos años y volvió a sembrar cada temporada, pero el resultado fue el mismo: no había producción, pues las lluvias no llegaron en más de una década. Vive en el sector Huatulame, el denominado epicentro de la sequía, pero que en su época dorada tuvo empresas, cientos de trabajadores y miles de hectáreas destinadas a uva, el producto que brinda el generoso valle del Limarí.

"La provincia completa se vio golpeada, pero se está reactivando y la gente se está atreviendo a invertir y comprar insumos para echar a andar los campos", agrega el presidente de la Cámara de Comercio de Ovalle, Washington Altamirano.

Y es que en noviembre se daría un evento que no ocurre hace 14 años. La Paloma, el gigante de 750 millones de m {+3} , el más grande destinado a riego en el país y el segundo en Sudamérica, volvería a llenarse. Con ello, todas las grandes represas de Coquimbo completarán su capacidad máxima. Lo hizo La Laguna y Puclaro, en Elqui, los últimos meses del año pasado; Cogotí y Recoleta, en Limarí, llegaron al límite el mes pasado. Y en Choapa, El Bato y Corrales ya están llenos y solo falta el pequeño tranque Culimo.

El presidente de la Junta de Vigilancia del Río Limarí, José González, afirma que La Paloma posee actualmente un 63% del total que puede almacenar. Mauricio Cortés, ingeniero agrónomo de laboratorio Prommra de la Universidad de La Serena, añade que la nieve acumulada en la cordillera no presentaba los actuales niveles desde 2002 y que solo con las proyecciones de precipitación registrada hasta el 31 de mayo y los deshielos a contar de septiembre, el tranque debiera terminar la temporada prácticamente lleno.

Explica que, en el peor de los escenarios, hay 350 millones de m {+3} de agua en forma de nieve en la cordillera. Y en el mejor, habría 500 millones de m {+3} que recargarán los tranques. Eso implica otra sorpresa que no se experimentaba desde hace una década, cuando los más de 6 mil agricultores que dependen de estos embalses comenzaron a ajustar sus cuotas de agua a la baja.

"Hace tres semanas definimos entregar la dotación máxima para cada usuario, sin restricciones de uso de agua como en años anteriores y con la imposibilidad para cada regante de guardar excedentes al interior del tranque", precisa González.

Esto obedece a nuevos ajustes en los protocolos para descargar agua sin generar estragos en los poblados instalados bajo la cortina de la represa y evitar así desbordes, principalmente en el sector de Los Peñones de Ovalle, donde existen casas, parques, áreas de esparcimiento y el único mall de esa ciudad. Además, permite que el mismo embalse funcione para contener la crecida de los ríos Grande y Huatulame ante eventuales precipitaciones en lo que resta del invierno.

30 km2 es la superficie del embalse La Paloma, en la IV Región. 

99 km2 es la superficie de la comuna de Las Condes, en la Región Metropolitana. dos ríos entregan aguas al embalse: el Grande y el Huatulame. 

1.304 millones de m3 pueden acumular los ocho tranques de la región 

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia