Dólar Obs: $ 772,93 | -0,67% IPSA -0,25%
Fondos Mutuos
UF: 28.291,69
IPC: 0,10%
A 80 kilómetros al norte de Coyhaique:

Una cueva habitada hace 12 mil años arroja luces sobre los primeros habitantes de Aysén

lunes, 05 de junio de 2017

Richard García
Vida Ciencia Tecnología
El Mercurio

Eran cazadores especialmente de guanacos, pero también de presas más pequeñas, y probablemente se desplazaban en pequeños grupos familiares.



Hasta hace unos 19 mil años, los que hoy son los valles del interior de Aysén estaban cubiertos por una extensa superficie glaciar, semejante a la que actualmente cubre los campos de hielo norte y sur.

Pero por esa fecha, los cambios climáticos comenzaron a transformar el paisaje. Los hielos lentamente retrocedieron a su localización actual, abriendo paso a un paisaje que comenzó a llenarse de bosques y pastizales.

Hace unos 12 mil años, llegaron los primeros humanos desde lo que actualmente es territorio argentino a una cueva que se conoce como La Vieja. Sus fogones, junto a otras muestras de actividad humana, fueron identificados y fechados por un equipo liderado por el arqueólogo y antropólogo César Méndez, quien desde 2012 realiza excavaciones en el sitio y está próximo a publicar sus resultados. La cueva La Vieja, junto con los sitios El Chueco (11.500 años) y Baño Nuevo (10.200), situados a unos 80 kilómetros de Coyhaique, habrían sido habitados más o menos al mismo tiempo por los mismos grupos humanos.

Si bien La Vieja no es el registro de presencia humana más antiguo de la Patagonia (en Santa Cruz y Magallanes hay algunos sitios que datan de hace 13 mil años), sí lo es de la Patagonia occidental, la actual Región de Aysén. "Es la ocupación humana más antigua que hemos registrado aquí", explica el especialista, quien hizo el hallazgo cuando era investigador del Departamento de Antropología de la U. de Chile, pero hoy trabaja en el Centro de Investigación en Ecosistemas de la Patagonia (CIEP).

"La maravilla de este sitio es que tenemos ocupaciones desde hace 12 mil años, incluso hasta principios del siglo XX. En distintos momentos hubo gente que ocupó la cueva, luego se retiraba y llegaba otra en su lugar. Como es un sitio muy pequeño nunca dio para una ocupación permanente, pero sí reiterada", agrega.

De menor altura

En cuanto a los primeros pobladores, Méndez estima que, probablemente, desde la estepa que actualmente es Argentina se tomaron unos mil años en poblar esta parte más cercana a los Andes. "Eso no es raro, porque el lado argentino tenía ecosistemas más ricos que ya estaban disponibles con mucha fauna, agua y material para trabajar".

Sobre si tienen que ver con la población de Monteverde, el sitio humano más antiguo de América descubierto hasta ahora y que se ubica cerca de Puerto Montt, Méndez reconoce que todavía no lo tienen claro porque no se ha identificado ningún otro sitio con presencia humana entre Monteverde y La Vieja. "Todavía faltan datos".

Lo que sí saben es que, probablemente, se trataba de pequeños grupos de cazadores porque, tanto en la cueva como en los otros sitios tempranos de la región, han hallado muy poca evidencia material. "Las basuras que dejaron por su ocupación y fabricación de herramientas son muy pocas. Eso lo interpretamos como que son grupos pequeños de gente, probablemente unidades familiares que se movían mucho a través del territorio".

Esto se infiere a partir de los restos hallados en Baño Nuevo 1, que está a menos de dos kilómetros. Probablemente hubo una relación entre ambas ocupaciones. "Allí hay osamentas de mujeres, niños y hombres de distintas edades", dice el arqueólogo.

En cuanto a sus características físicas, eran de menor altura que los patagones orientales y de tipo mongoloide.

A partir de análisis químicos han logrado reconstruir más o menos su dieta, la que consistía en guanaco, pero también cazaban carnívoros más pequeños como zorros, chingues y armadillos. "Las primeras teorías del poblamiento hablan de que los habitantes eran cazadores de grandes presas, pero lo que estamos viendo es que eran más bien oportunistas y cazaban una amplia diversidad de animales", agrega el antropólogo.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia