Dólar Obs: $ 756,08 | 1,32% IPSA -0,25%
Fondos Mutuos
UF: 28.087,72
IPC: 0,80%
Defensor del actual general director, Jorge Parra, descarta participación en la muerte de un estudiante en 1985

Abogado de general Villalobos por caso de DD.HH: "No se le imputa ninguna responsabilidad"

sábado, 03 de junio de 2017

J. J. Suzuki y C. Carvajal
Nacional
El Mercurio

Su versión apunta a que el entonces teniente solo trasladó, por una orden superior, a los detenidos, pero nunca participó de los hechos que terminaron con el fallecimiento del joven.



Un nuevo flanco se abrió en Carabineros, luego de que el jueves se revelara que el actual general director de Carabineros, Bruno Villalobos, declaró -hace unos meses y en calidad de testigo- en la investigación por la muerte de Patricio Manzano, un estudiante de ingeniería de la Universidad de Chile, ocurrida en febrero de 1985.

El joven, que participaba en unos trabajos de verano, falleció por un paro cardiorrespiratorio luego de un operativo policial. El nombre de Villalobos, quien tenía 25 años y era teniente de Fuerzas Especiales en esa época, surgió ya que habría participado en la detención de los alumnos.

Ante esto, el abogado de la máxima autoridad de la policía uniformada, capitán (J) Jorge Parra -quien pertenece a la Dirección de Justicia de la institución- respondió algunas de las interrogantes del caso con "El Mercurio".

Primero, dice, esta diligencia fue ordenada por el ministro que sustancia la causa, Mario Carroza. "Al general director no se le imputa ninguna responsabilidad. Él está cooperando con la investigación, como también lo han hecho decenas de testigos en la causa", dice el abogado.

Agrega que el general Villalobos "declaró precisamente su participación en los traslados de los estudiantes" y que "considerando que no le correspondió ninguna otra actuación, se descarta enfáticamente cualquier participación de interés penal en los hechos".

Dos secuencias de hechos

"Es absolutamente normal que se le haya citado, debido a las características investigativas de la causa que supone la reconstrucción de dos secuencias de hechos de interés penal", explica Parra. El ministro Carroza también explicó esta situación ayer (ver recuadro).

La primera, según detalla el abogado, es una que se inicia en las comunidades del Valle del Aconcagua, como San Felipe, Llay Llay, Los Andes, Casuto, Patagual y Lo Calvo. Allí se detuvieron a cerca de 100 estudiantes que participaban en estos trabajos organizados por la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile, la cual fue "ordenada por la autoridad ministerial de la época para ser materializada por Carabineros", dice Parra.

Fue así -explica el defensor- que "algunos de los estudiantes mencionados fueron trasladados a dependencias de la escuela de formación de suboficiales de Los Andes por quien a la sazón era el teniente Villalobos Krumm".

La otra "secuencia de hechos" se refiere a las circunstancias que provocaron la muerte de Manzano, la madrugada del 9 de febrero de 1985, en una ambulancia mientras era trasladado a la Posta Central desde la Primera Comisaría de Carabineros en Santiago.

Para Parra, Villalobos "no tuvo participación alguna en ninguna de las dos secuencias, correspondiéndole, por órdenes superiores, solo trasladar a un grupo de los estudiantes antes aludidos desde el lugar de su detención, en la Quinta Región, hacia la referida escuela de formación, permaneciendo siempre en el vehículo policial, fuera de las dependencias de aquella".

El abogado continúa relatando que el entonces teniente Villalobos, tras recibir una orden, "procedió a trasladar a algunos de los estudiantes en el mismo vehículo a Santiago, lugar donde luego de entregarlos, aproximadamente a las 21 horas -en el caso de los varones, a la Primera Comisaría de Santiago- ,se retiró del lugar a dependencias de su dotación de origen, a saber, la repartición correspondiente a Fuerzas Especiales".

Estado de la causa

Este caso, explica el abogado, registra dos sobreseimientos, antes de que fuera reabierto en diciembre por la Corte de Apelaciones en 2015.

El primero fue dictado por el 16° Juzgado del Crimen de Santiago en agosto de 1985, lo cual fue ratificado por el tribunal de alzada al año siguiente.

Después, el 26 de junio de 2015, el ministro Carroza estimó -según lo comentado por Parra- que la acción penal estaría prescrita, esto porque "se trataba de un ilícito que no se encontraba dentro de aquellos descritos como de lesa humanidad, pues el joven habría fallecido por una insuficiencia cardíaca aguda".

El abogado dice que el proceso actualmente estaría en estado de sumario y con diligencias pendientes.

Sobre si pedirá sobreseer la causa o no, comenta que es "impertinente" debido a que el general Villalobos está en calidad de testigo, pero que igualmente "le interesa que se esclarezcan estos hechos y, por lo mismo, serán las partes de la causa quienes deben pedir o no el sobreseimiento o instar o no por la prosecución de esta".

Conocimiento
El ministro del Interior, Mario Fernández, dijo a CNN Chile que el Gobierno sabía sobre esta situación.

"Cuando hay una investigación (...) tenemos la conducta habitual, que es que no opinamos (...) Este no va a ser un caso distinto, y en la medida que un juez o fiscal pida apoyo al Gobierno, se lo entregaremos íntegramente"
MAHMUD ALEUY
Subsecretario del Interior

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia