Dólar Obs: $ 662,09 | 0,06% IPSA -0,14%
Fondos Mutuos
UF: 26.663,31
IPC: 0,10%
Aceleradoras e incubadoras chilenas recibirán más de $63 mil millones en recursos públicos entre 2010 y 2017

lunes, 22 de mayo de 2017

Pablo Tirado
El Mercurio

Para este año, la Corfo estima que los recursos sumarán poco más de $9 mil millones, lo que representa cerca del 31% del gasto de la cartera de emprendimiento de la estatal.

Las incubadoras y aceleradoras se han convertido en una pieza fundamental de la política de emprendimiento chilena. Prueba de ello es el reconocimiento internacional de Start-Up Chile, pero también lo son los recursos que desde 2010 se les vienen asignando a estos organismos: en 2016 sumaron $12.561 millones y este año se espera que lleguen a los $9.261 millones. "En esta área, lo que primero se hizo fue optar por apoyar la operación y después fuimos mutando hacia un modelo que pudiese dar cobertura, porque tenemos que generar dinamismo", comenta Maricarmen Torres, subgerenta de Ecosistema de Emprendimiento e Innovación de Corfo, quien explica que los recursos entregados a las incubadoras se pueden dividir básicamente en tres.

Por un lado, están las subvenciones que se le otorgan directamente a la aceleradora -que tienen una duración de tres años, pero que se evalúan cada 12 meses - y, por otra parte, están los recursos destinados a los proyectos que estas organizaciones ayudarán a escalar y que eligen a través de convocatorias abiertas, las que más tarde deben ser confirmados por la Corfo. "La tasa de aprobación de los proyectos por parte de la Corfo ronda el 98%. De hecho, en la evaluación de desempeño que aplicamos, uno de los ítemes con mejor calificación es el del proceso de selección que aplican las incubadoras", explica Torres.

Junto a esas dos fuentes de dinero, el sistema también cuenta con recursos anexos que caen en la categoría de premios por desempeño y gestión, los que son sustancialmente menores.

Así, según estimaciones de la Corfo, desde 2010 a 2017, los recursos totales entregados por la estatal a las aceleradoras suman más de $63.745 millones, siendo 2016, el año que más recursos se destinaron a este tipo de iniciativas. El alza de los montos del año pasado se explica, en gran medida, porque en 2016 se incorporaron nuevos aportes, enfocados en aceleradoras corporativas, que recayeron en MasisaLab, Digevo y City Global. "La idea detrás de esta iniciativa es tener entidades especializadas que, a través de sus redes, permitan validar nuevos productos y servicios", apunta Maricarmen Torres.

Recursos concretos que fomentan el empleo y las ventas

De acuerdo a información preliminar de la Corfo, en Chile hay 18 incubadoras apoyadas con fondos públicos, a las que se suman las tres incubadoras corporativas. El año pasado, estas organizaciones apoyaban a 781 proyectos que en total sumaron más de $17.860 millones en ventas, generando 973 nuevos empleos (ver infografía).

Si bien los recursos para las aceleradoras han mostrado un alza constante en los últimos años, su participación dentro el presupuesto anual de la cartera de emprendimiento de la Corfo ha ido a la baja. Así, si en 2010 representaban cerca del 70% de recursos asignados, en la estimación 2017 se espera que lleguen al 31% del total.

Según Maricarmen Torres, la menor preponderancia de las aceleradoras en los recursos no es necesariamente algo malo, sino que habla más bien de una ampliación de la gama de herramientas con las que cuenta la entidad estatal.

"Tengo una muy buena impresión del apoyo que entrega Corfo para el desarrollo de incubadoras y aceleradoras. Maneja fondos en distintas instancias que van abarcando las diversas etapas de crecimiento, que permiten escalamiento, consolidación y sustentabilidad de dichos emprendimientos que son incubados y acelerados", comenta por su parte Julio Correa, director ejecutivo de UDD Ventures, quien también advierte que hay cosas que mejorar. "En las evaluaciones que hacen cada dos años podrían existir métricas que permitan comparar cuán eficiente está siendo cada incubadora/aceleradora por peso administrado. Esto, dado que, por ejemplo, nosotros en Ventures, solo tenemos el fondo de operación de incubadora y el SSAF-I para invertir, mientras que hay otras incubadoras que ejecutan varios fondos adicionales a los que nosotros tenemos", asegura.

Por su parte, Walter Rosenthal, director de Innovación y Negocios de la PUCV, pone énfasis en el rol de la estatal más allá de los recursos económicos. "Maneja un conocimiento sobre toda la red que ayuda a mejorar y consolidar las propuestas de valor de cara a sus beneficiarios. Corfo no solo aporta dinero, sino que también articula esfuerzos y además mide la operación, facilitando la transferencia de buenas prácticas, junto con destacar a los referentes de esta industria en Chile y el extranjero", afirma.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia