Dólar Obs: $ 674,04 | -0,55% IPSA -1,51%
Fondos Mutuos
UF: 27.565,79
IPC: 0,00%
Familias Saieh y Rendic acuerdan fusionar las cadenas Unimarc y Deca

viernes, 02 de noviembre de 2007

José Troncoso Ostornol
Economía y Negocios, El Mercurio

El conglomerado empresarial y financiero tendrá 2/3 de la nueva compañía, que será el tercer actor del mercado con 7%, al sumar la participación de Unimarc.

Exactamente 10 días le tomó a la sociedad conformada por el empresario Álvaro Saieh y su grupo familiar comprometer la toma de control del 7% del mercado supermercadista a nivel nacional. Porque tras negociar la compra de Unimarc, ahora el conglomerado empresarial y financiero llegó a un acuerdo con la familia Rendic para fusionar su nueva adquisición con la cadena Deca, el mayor actor en las regiones III y IV.

La nueva compañía será controlada por la familia Saieh con 2/3 de la propiedad. Los Rendic tendrán la diferencia. Juntos serán el tercer actor del mercado, tras D&S, que tiene el 33%, y Cencosud, que maneja el 29%.

"A nosotros nos gustan los desafíos", dijo el presidente de Rendic Hermanos, Juan Rendic.

¿Hubo algún pago de por medio? "Hay un acuerdo de confidencialidad", dijo la actual cabeza de Deca.

La operación se fraguó en menos de 48 horas. El empresario Álvaro Saieh se reunió el miércoles con Juan Rendic y el gerente general de Deca, Yerko Rendic, en las oficinas de CorpGroup.

De inmediató llegaron a acuerdo.

La operación se concretará una vez que la familia Saieh tome el control de los supermercados Unimarc adquiridos al empresario Francisco Javier Errázuriz en unos US$ 130 millones. Actualmente se encuentra en etapa de "due diligence" que concluiría hacia fin de año.

Esta operación, anunciada el 22 de octubre, contempla la venta de siete supermercados (en La Reina, Chillán, los dos de Maipú, La Florida, Concepción y el 15% del de La Cisterna), incluyendo sus marcas y terreno y el traspaso de los otros 34 supermercados en que opera Unimarc y que son arrendados a terceros.

Aún no se define el nombre de la fusionada, lo que sí, en un principio se mantendrán las marcas Unimarc y Deca.

Pero la nueva sociedad iría por más. Porque no se descarta que adquiera otra cadena, ahora en el sur del país. "Tenemos que seguir creciendo", dijo Juan Rendic. Y añadió: "Como empresa, antes de la fusión siempre crecimos a un buen ritmo y esto no va a cambiar esa condición".

"Siempre estamos viendo oportunidades en todos lados. Nos preocupamos del crecimiento", insistió Rendic, que ayer volvió a La Serena.

Y la familia tiene experiencia en fusiones. Porque la compañía sumó en abril los 5 locales de Supermercados Cordillera -de las familias Chahuan y Zedan- en San Felipe, Los Andes, La Calera, Quillota y Villa Alemana, con los que totaliza 23 puntos de venta.

Deca espera elevar en 10% la facturación, para a fin de año bordear los US$ 300 millones.

En tanto, Unimarc sólo conoce de pérdidas, por lo que se espera que los Saieh sigan inyectando recursos a la compañía, tanto para contratar nuevos ejecutivos como para remodelar sus salas de venta.

Los grandes derrotados con las operaciones anunciadas por la familia Saieh fueron Cencosud y D&S.

Primero, porque Cencosud estaba tras los pasos de la cadena Unimarc. Pero una medida precautoria decretada en julio de 2006 le prohibía comprar cualquier cadena de supermercados. Incluso, el holding liderado por Horst Paulmann acusó al Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TDLC) de ser el responsable de ver mermada su posibilidad de adquirir los activos de la cadena de supermercados Unimarc.

D&S vivió algo similar. Porque la compañía liderada por la familia Ibáñez, que actualmente está en proceso de fusión con el holding Falabella, presentó una oferta el año pasado por Deca. La misma medida decretada en contra de Cencosud pesaba en su contra.

Si bien finalmente contó con la venia de la autoridad antimonopolio para adquirir la compañía, los Rendic desistieron de la oferta.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia