Dólar Obs: $ 670,30 | -0,81% IPSA 0,19%
Fondos Mutuos
UF: 26.617,26
IPC: 0,20%
Elecciones del 8 de junio:

Control de inmigración y recortes a jubilados marcan programa de May

viernes, 19 de mayo de 2017


Internacional
El Mercurio

La Primera Ministra británica prometió poner trabas al ingreso de personas externas a la Unión Europea.



La Primera Ministra británica Theresa May se mantuvo inflexible en su promesa de reducir la inmigración al presentar ayer su programa de cara a las elecciones del 8 de junio en las que corre como favorita.

"La inmigración debe controlarse y reducirse, porque, cuando es muy rápida y elevada, es difícil construir una sociedad cohesionada", advirtió al entregar detalles del programa en el que se plantea que, si los tories ganan las elecciones, las empresas que contraten a trabajadores de fuera de la UE tendrán que pagar más impuestos.

La líder conservadora ha resistido a las presiones de las universidades y las empresas para excluir a los estudiantes de las estadísticas de la inmigración. Los extranjeros, por su parte, tendrán que someterse a nuevas tarifas para el uso del servicio de salud público.

Reducir la inmigración es algo que los tories postulan desde hace años, sin grandes avances, aseguró El Mundo.

El segundo gran anuncio, no obstante, promete crear inquietud entre los votantes conservadores. May dijo que recortará las pensiones para poder financiar la asistencia social. Además, la Primera Ministra abolirá la ayuda universal a los jubilados para la calefacción que obtienen a la entrada del invierno y que va de 100 a 300 libras (129 a 388 dólares).

El programa conservador plantea también ligeras modificaciones al sistema tributario y, en un guiño a los votantes laboristas a favor del Brexit, propone impulsar medidas para proteger los derechos de los trabajadores.

Con respecto al Brexit, May insistió en que el país abandonará el Mercado Único y buscará "un acuerdo de libre comercio lo más amplio posible", pues "no se puede salir de la UE y seguir en el Mercado Único".

"No existe el 'Mayismo'. Se trata de conservadurismo bueno y sólido", dijo May en respuesta a quienes cuestionan sus políticas por, según dicen, no alinearse con el conservadurismo clásico.

El líder de la oposición, Jeremy Corbyn, criticó las propuestas al considerar que "la gente va a perder la garantía de poder mantener sus pensiones".

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia