Dólar Obs: $ 788,98 | 0,22% IPSA -0,25%
Fondos Mutuos
UF: 30.076,36
IPC: 0,10%
Su trabajo ha recibido excelentes críticas:

Alicia Larraín expone en España

jueves, 18 de mayo de 2017

Marilú Ortiz de Rozas
Cultura
El Mercurio

La artista muestra sus obras cinéticas recientes, marcadas por su investigación en torno a la ciencia y la tecnología.



Alicia Larraín (1944) fue recibida en España como la artista cinética viva más importante de Chile, "desaparecida Matilde Pérez", precisó el crítico del diario barcelonés La Vanguardia, Tomás Paredes. Larraín llevó hasta la capital española un conjunto de siete obras recientes, en las que se conjugan aceros, espejos, cristales, luces led y mecanismos motorizados que producen un despliegue de colores, fulgor y movimiento, cuya originalidad ha sido ampliamente valorada. Son "obras insólitas, distintivas, impactantes", concluyó Paredes.

Sin embargo, Alicia Larraín no se queda en los efectismos que provocan los destellos lumínicos de sus atractivas creaciones, sino que vincula cada una con un aspecto de la vida del ser humano. "Todo lo que hago apunta a seguir al hombre en todos sus avatares, impulsos, miedos; sus luces y sus sombras", comenta desde Madrid. Su primera muestra en España se titula "Orbitar" y estará abierta hasta este sábado en la galería Kreisler, una de las más antiguas de Madrid, fundada en 1965. Actualmente dedicada al arte contemporáneo, se emplaza en el barrio de Salamanca, a pasos del Paseo de la Castellana.

En tránsito

Para Arturo Duclos, por años mentor de Alicia Larraín, la muestra "Orbitar" recoge el gesto de estas piezas cinéticas en su interacción con el espectador, "en el movimiento de tránsito, así como en el que las mismas obras desprenden, ya sea por su accionar mecánico, como por los movimientos generados a través de la óptica y percepción".

Cada obra tiene una historia. "Rueca", por ejemplo, una de las más comentadas, comenzó a concebirla Larraín hace nueve años: consiste en una simbólica figura circular que arroja luces de colores primarios, los que al girar van generando los secundarios. Alude al movimiento del hombre y a la rueca de Gandhi, y ha sido expuesta en diversos países. La que presenta en galería Kreisler, así como las otras seis obras que conforman la exposición, fueron recreadas en España, ya que transportarlas tenía un alto costo. La exposición de Alicia Larraín se presentará en Chile, próximamente.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia