Dólar Obs: $ 670,30 | -0,81% IPSA 0,19%
Fondos Mutuos
UF: 26.617,26
IPC: 0,20%
Tras tres años en Chile, Burberry cierra su tienda en medio de escándalo regional

martes, 09 de mayo de 2017

Valentina Gracia M.
El Mercurio

El pasado 5 de mayo se cerró la tienda de la marca en el país. El poseedor de franquicia para América Latina está vinculado a negocios de narcotráfico y lavado de activos.

Hace tres años y medio regresaba oficialmente a Chile la reconocida marca de lujo británica Burberry. En un exclusivo evento en el local ubicado en el distrito del lujo de Parque Arauco, amantes de la moda se reunían a celebrar la apertura de la tienda que se estrenaba en el país de la mano del grupo panameño Wisa (antes había operado, pero ligada a Cristián Varela, ex gerente general de cine Hoyts).

Pero la historia para los seguidores de la marca terminó abruptamente el pasado 5 de mayo, cuando los compradores se encontraron con la tienda cerrada. Pese a que aún se ven el nombre de la marca y su última campaña en las vitrinas, Burberry no volverá a abrir.

El fin de la franquicia en Chile se suma a la larga lista de locales que el grupo liderado por Abdul Waked ha cerrado desde mayo del año pasado, mes en que la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) del Departamento de Tesoro de Estados Unidos incluyó a 23 de sus empresas en la Lista Clinton, que agrupa a firmas ligadas al narcotráfico y lavado de activos.

Crisis del grupo Wisa

El 4 de mayo de 2016, un día antes de que las empresas del grupo Wisa fueran acusadas de integrar una organización criminal para el lavado de dinero denominada Waked Money Laundering Organization, Nidal Waked, sobrino de Abdul, fue arrestado en el aeropuerto de Bogotá bajo los cargos de lavado de activos y fraude bancario.

La detención de Nidal y su posterior extradición a Estados Unidos para ser enjuiciado dieron inicio al año más oscuro de la historia de la familia Waked y el grupo Wisa. Abdul Waked, así como muchas de sus empresas, incluyendo la cadena de locales duty free La Riviera, Soho Mall y Grupo Editorial La Estrella y El Siglo, se han visto afectados por la lista de la OFAC, que prohíbe a cualquier persona estadounidense realizar transacciones comerciales con ellos.

Ante esta prohibición, el grupo se ha visto obligado a cerrar gran parte de sus tiendas y poner fin a importantes acuerdos comerciales. En 2016 cerraron 42 locales de La Riviera en Colombia, pues los dueños de los inmuebles decidieron poner fin a los contratos. Otras firmas que terminaron sus relaciones comerciales con Wisa fueron Falabella, Price Waterhouse Coopers, Fedco y el Grupo Fossil.

Pese a que el empresario de origen libanés ha intentado desestimar los cargos en su contra, la Corte del Distrito de Columbia ha rechazado sus apelaciones. Mientras se agotan las posibilidades para los Waked, la justicia norteamericana continúa con la investigación en su contra, recopilando información sobre los servicios que habrían prestado a los carteles de Medellín y Sinaloa.

68 compañías del grupo Wisa, liderado por Abdul Waked, fueron incluidas en la lista Clinton. 

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia