Dólar Obs: $ 641,47 | 0,00% IPSA 0,26%
Fondos Mutuos
UF: 26.590,38
IPC: 0,20%
Sebastián Piñera y la administración de sus bienes:

"En esta materia, nadie en la historia de Chile HA LLEGADO TAN LEJOS"

domingo, 07 de mayo de 2017

Alfonso Peró y Álvaro Valenzuela
Reportajes
El Mercurio

"Ningún candidato ni ningún Presidente ha tomado las decisiones que yo he tomado", afirma al ex Presidente, al explicar el paso y los anuncios que dio esta semana. Aquí, explica su sentido profundo, pero también asegura estar consciente de que "nada va a a acallar las críticas malintencionadas".



"Hice lo que siempre dije que iba a hacer: ir más allá de la ley", afirma, satisfecho, Sebastián Piñera.

Es jueves y el ex Mandatario acaba de anunciar, en su flamante comando de calle Enrique Foster, la fórmula con que se desprenderá de la administración de sus bienes. Ahora está de vuelta en su tradicional oficina de Apoquindo 3.000 para explicarle a "El Mercurio" los alcances de esa decisión. Y horas más tarde recibirá allí mismo al fiscal del caso Exalmar, Manuel Guerra, para prestar una declaración que -espera- sea el anticipo para el cierre de la investigación. Un día después, el viernes, partirá de gira al Biobío. Todo, sin pausa.

Al ex Presidente le gusta aludir a sus distintas vocaciones: académico, emprendedor, hombre comprometido socialmente y político. Y algo de cada una se refleja en su estilo, desde el profesor que se explaya latamente sobre su visión de país, al empresario que juega a ganador, siempre alerta a detectar -y hacer notar- cualquier error de su contraparte. Pero, con el paso dado esta semana, Piñera quiere demostrar que finalmente "la verdadera vocación de mi vida es la de servicio público".

Dice que "hubo muchas opiniones de mucha gente y yo las escuché todas con atención: asesores legales, políticos, mi familia, mis amigos", pero finalmente "la decisión la tomé yo". Y cuenta que entre quienes lo aconsejaron "algunos pensaban que, dado que la ley vigente se aprobó por una inmensa mayoría transversal de todos los partidos, bastaba con cumplir esa ley para satisfacer los estándares que la sociedad chilena demandaba".

-¿Eso le decían sus abogados?

-Me lo decían muchos, el mundo no se divide entre abogados y no abogados -ironiza-. Hay opiniones diversas, pero además de cumplir con la ley, yo decidí tomar un conjunto de decisiones voluntarias que estimé necesarias y convenientes.

Entre esas otras decisiones -enumera- estuvo la de incluir en su declaración de patrimonio activos que la ley no exige, como cuentas corrientes, depósitos a plazo, cuentas mercantiles y otras más, así como el hecho de que también su mujer hiciera una declaración. A eso se añade el anuncio en materia de constitución de fideicomisos ciegos, donde "igualmente vamos a ir más allá de lo que la ley establece, incorporando no solamente las inversiones en sociedades anónimas abiertas de empresas chilenas, sino que también las inversiones de sociedades anónimas abiertas en el extranjero, y lo mismo va a hacer mi mujer". Y, junto con ello, "mis hijos voluntariamente se han comprometido a constituir fideicomisos ciegos por todas las inversiones en acciones de sociedades anónimas abiertas en Chile, y a abstenerse de hacer inversiones que puedan significar cualquier asomo de conflicto de interés".

"Esto es algo que aprecio y agradezco porque fue una decisión generosa que tomó mi familia, de colaborar con este esfuerzo de transparencia, que va a facilitar que, si soy electo, me pueda dedicar en cuerpo y alma al verdadero propósito que me anima e inspira en esta candidatura: sacar a Chile de la situación de frustración y estancamiento".

-Para precisar las consecuencias de estas decisiones, ¿qué pasará con Bancorp?

-Mi mujer y yo nos retiramos de algunas sociedades en que éramos minoritarios y en que la mayoría pertenecía a mis hijos, entre ellas Bancorp. Por lo tanto, hoy Bancorp y sus subsidiarias pertenecen a mis hijos, y ellos han voluntariamente aceptado los compromisos que acabo de mencionar.

-¿Cómo se materializó su salida?

-Fue una acción por la cual tanto mi mujer como yo nos retiramos de la propiedad de empresas en las que éramos minoritarios. El producto de ese retiro está hoy día en depósitos a plazo. La figura está contemplada en la ley.

-¿Y qué va a pasar con Bancard?

-Va a tener su propia administración, en la cual no vamos a participar ni mi mujer ni yo. Va a entregar a fideicomiso todas las acciones en sociedades anónimas abiertas chilenas y va a administrar el resto del patrimonio, evitando todo conflicto de interés y en forma muy diversificada. Eso es lo que le he pedido a la administración, de la cual yo no participo. Ahora, además de la participación en Bancard, también tenemos otros bienes. Por ejemplo, soy dueño de un lugar en el lago Caburgua. Este no va a ser entregado a un fideicomiso, va a seguir siendo administrado por los que lo han hecho siempre; ese es un ejemplo.

-¿Y qué pasará con su participación en sociedades cerradas?

-Los fideicomisos que la ley exige se refieren solamente a sociedades anónimas abiertas. Sin embargo, yo voy a someter al fideicomiso todas las sociedades que nosotros controlamos, sean abiertas o cerradas.

-¿Las que controla solamente?

-Las que controlo. Las que no controlo, por definición, toman sus propias decisiones.

-¿Ha tenido que pagar ya algunos impuestos por estas operaciones?

-Todas estas decisiones involucran efectos tributarios muy significativos. Algunos ya se han producido y otros se van a producir, y eso significa un incremento en la carga tributaria. Y a propósito de esto: solamente a modo de ejemplo, en el caso de Estados Unidos, cuando a una autoridad la ley le exige tomar decisiones respecto de sus activos, esa ley establece condiciones tributarias para que ello no lo perjudique; en Chile eso no existe.

-¿Ha hecho un cálculo de cuánto le va a costar esto en términos tributarios?

-He hecho el cálculo pero no lo voy a compartir con ustedes.

-¿No es bueno que el país lo conozca?

-No, porque lo importante es que el país conozca aquello que pueda afectar mi gestión como candidato o como Presidente. No tiene por qué extenderse a todos los ámbitos.

-¿Por qué toma esta decisión ahora?

-Lo mejor es responder con la historia y con los hechos: el año 2009 este tema no estaba arriba de la mesa y yo tomé decisiones voluntarias que por definición iban más allá de la ley, porque la ley no existía. ¿Por qué lo hago ahora? En primer lugar, para poder concentrar todo nuestro compromiso, energía y dedicación en la campaña presidencial, y en el futuro en ejercer la Presidencia de la República si así lo decide la mayoría de los chilenos. Pero también para despejar dudas y colaborar a una mayor transparencia. Eso es bueno para la democracia y para Chile.

-¿Siente que con esto el asunto queda despejado como tema de la campaña?

-Mire, el tema nunca va a quedar despejado, porque hay algunos que lo utilizan como instrumento de ataque político. Haga lo que haga, nunca van a quedar satisfechos. No soy ingenuo. Yo sé que en esta materia nadie en la historia de Chile ha ido tan lejos; nadie, ningún candidato ni ningún Presidente ha tomado las decisiones que yo he tomado, pero estoy consciente de que nada va a a acallar las críticas malintencionadas. Y quiero agregar: yo me siento muy agradecido de Dios, de mi patria, de mi país, de mi familia por las oportunidades que he tenido en mi vida, pero también me siento muy orgulloso porque siento que he trabajado con total dedicación y entrega en todos los desafíos que he enfrentado. No tengo por qué avergonzarme ni dar explicaciones por haber sido una persona que ha trabajado y que ha asumido sus desafíos con pasión.

-¿Le costó esta decisión? ¿Le molestó ver a figuras de la propia centroderecha diciendo lo que usted tenía que hacer?

-Usted sabe que esto es como en el fútbol: tenemos 18 millones de entrenadores en Chile, y todos tienen ideas distintas, muy respetables. Lo mismo pasa en esto: cada uno tiene su propia opinión y visión, pero muchas veces son muy exigentes con los demás y muy laxos con ellos mismos.

"Espero que las primarias ayuden a fortalecer y no a debilitar la verdadera elección"

-¿Cómo ve usted la campaña de primarias que ahora se viene?

-Las primarias son un buen mecanismo para elegir a los candidatos; fue una ley que aprobamos durante nuestro gobierno. En segundo lugar, permiten una mayor participación de la gente en la designación de los candidatos. En tercer lugar, permiten motivar, entusiasmar, convocar a los militantes y adherentes y simpatizantes. Y finalmente permiten converger en un candidato de unidad. Por eso espero que las primarias de Chile Vamos sean limpias, constructivas, de ideas, de propuestas de futuro y no de pequeñeces ni de zancadillas. Y por supuesto espero que ayuden a fortalecer y no a debilitar la verdadera elección, la que tendremos a fin de año.

-¿Y no le preocupa la dureza que pueda tener el debate? Ya en los anticipos se ha visto, por ejemplo, críticas muy duras del senador Manuel José Ossandón.

-Hay muchas cosas que me preocupan en la vida, pero no por ello renuncio a enfrentar los desafíos y las tareas.

"Pero lo que realmente me preocupa y me ocupa es fortalecer nuestra opción de ganar las elecciones definitivas de noviembre o diciembre, y prepararnos para hacer un buen gobierno, porque Chile lo necesita. Yo pienso que el gobierno de la Nueva Mayoría ha sido un mal gobierno y lo digo con pena pero con fundamentos. Los resultados han sido muy pobres: un país que no crece, que no mejora los salarios, que precariza el empleo, que tiene a la salud en crisis, en que la educación no avanza, en que la delincuencia, el terrorismo, el narcotráfico están desbordados, no es un país que va por un buen camino. Pero, además de los malos resultados, escuchemos la opinión de la gente. Cuando dejamos el gobierno, en marzo de 2013, dos de cada tres chilenos pensaban que Chile iba por buen camino y tres de cada cuatro creían que Chile estaba avanzando. Hoy día ocurre justo lo contrario: dos de cada tres chilenos creen que vamos por mal camino y tres de cada cuatro creen que Chile está estancado o retrocediendo".

-¿Ud. cree que Ossandón ha sido un buen senador?

-No voy a hablar de Ossandón.

-¿Ud. cree que Felipe Kast ha sido un buen diputado?

-No voy a hablar de mis contendores.

Mensaje a la DC: "Los votos no tienen dueño"

-¿Estamos ante un candidato Piñera más derechizado que el de 2009?

-Eso es parte de la campaña del Gobierno. Es una acusación absurda y demuestra la desesperación del oficialismo. Basta revisar mi historia para comprobar que yo siempre he sido un hombre comprometido con valores básicos como la libertad, la democracia, la unidad del país, el respeto a los derechos humanos en todo tiempo, lugar y circunstancia, la justicia, el progreso, la solidaridad, la modernidad, la responsabilidad, el respeto. Esos son los valores que han inspirado mi acción en política desde siempre y no han cambiado. Yo soy un hombre de centroderecha y siempre he sentido rechazo y distancia de los extremos. Y pienso que Chile Vamos también es una coalición de centroderecha, que adhiere y se compromete con todos esos principios.

-¿Es tan de centroderecha? Porque cada tanto hay, por ejemplo, declaraciones de la presidenta de la UDI señalando que solidariza con Cristián Labbé o con los militares condenados por casos de derechos humanos. ¿Eso no lo perjudica a usted?

-Uno puede solidarizar con las personas en lo humano, y eso es algo positivo. Distinto es solidarizar con los eventuales delitos o crímenes que esas personas puedan haber cometido. Yo creo que la presidenta de la UDI solidariza en un plano humanitario.

-Ese perfilamiento de centro ¿se dificulta cuando la Democracia Cristiana decide separarse del resto de la Nueva Mayoría y competir en primera vuelta?

-Con respecto a la Democracia Cristiana, siento que durante este gobierno ha ido perdiendo identidad, fuerza y presencia porque, más allá de los matices que hayan podido levantar, lo cierto es que adhirieron al programa de la Nueva Mayoría y han apoyado todas y cada una de las reformas que tanto daño le han causado al país. Pero sin duda es un partido que tiene una enorme y valiosa trayectoria y mucho que aportar al futuro de nuestro país.

-La decisión DC, ¿no es una forma de intentar evitar que los votos de centro se vayan con Ud.?

-Eso han dicho algunos, pero quiero decirles a los dirigentes de los partidos que los votos no tienen dueño. Algunos dicen que nosotros solo tenemos votos de derecha. Eso es absurdo: en 2009 ganamos con la mayoría absoluta de los chilenos. Por definición, ahí hay votos de derecha, pero también muchos de centro.

¿Segunda vuelta con Beatriz Sánchez? "Hace un mes habría dicho que no..."

-¿Cómo ve la contienda Guillier-Sánchez? Longueira dijo que no sería extraño si Beatriz Sánchez pasa al balotaje...

-Yo estoy convencido de que nosotros vamos a estar en la segunda vuelta. Y estamos preparados para enfrentar allí a quienquiera sea el candidato de la Nueva Mayoría y eventualmente del Frente Amplio.

-¿Pero Ud. cree que el FA tiene una posibilidad de pasar a segunda vuelta?

-Un gran político inglés dijo que en política una semana es una eternidad. Si Ud. me hubiera preguntado hace un mes, le habría dicho que no.

-¿Tanto han cambiado las cosas ahora?

-Sin duda han cambiado las cosas...

-¿Es bueno o es malo que pueda surgir un Podemos en Chile? ¿Le preocupa?

-Es legítimo que los movimientos políticos surjan. Ahora, si creo que la NM o que el FA es un buen camino para Chile, por supuesto que no. Por algo soy candidato de Chile Vamos. Yo siento que la NM se compró y gobernó con las consignas de la calle y se olvidó de las verdaderas prioridades de la gente. Y hoy día el Frente Amplio le ha arrebatado esas consignas y por tanto la NM se está quedando desnuda.

-¿Habló con el ex Presidente Lagos después de que depusiera su candidatura?

-Sí.

-¿Qué representa para Ud que él no haya tenido el apoyo de la NM y ni siquiera del PS?

-Me sorprendió, al igual como creo que a una gran mayoría de chilenos. Nadie anticipó que ni siquiera iba a llegar a las primarias, que ni siquiera iba a lograr el apoyo de los partidos más cercanos a él, como el PS. Ahora, ¿por qué? Yo tengo mi teoría... pero tendríamos que hacer otra entrevista para explicitarla.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia