Dólar Obs: $ 911,49 | -1,41% IPSA -0,25%
Fondos Mutuos
UF: 33.047,39
IPC: 1,20%
Participará en la muestra central, "Viva Arte Viva":

Enrique Ramírez, otro chileno a la conquista de la Bienal de Venecia

martes, 02 de mayo de 2017

Daniela Silva Astorga
Cultura
El Mercurio

Desde la próxima semana presentará una obra audiovisual que filmó en Bolivia. Fue convocado, especialmente, por la curadora del encuentro, Christine Macel, y estará junto a autores como Kader Attia y Ernesto Neto.



Como un explorador que escudriña nuestra geografía, identidad, sociedad e historia, el artista chileno Enrique Ramírez (1979), quien estudió en Arcos y cursó un máster en Le Fresnoy, lleva diez años trabajando constante y poéticamente con imágenes. Sus obras -que son, en su mayoría, videos y fotografías- están compuestas siempre por múltiples capas que atrapan al espectador, conduciéndolo a reflexionar en torno a lo que hemos sido y somos. Ocurrió así con "Brisas" (2009) y con un trabajo épico que confeccionó arriba de un barco carguero, y que tituló "Océan" (2013). Ahí aparecían, entre otras cosas, el tiempo y su relatividad, la potencia del mar y de los desplazamientos.

Por sus propuestas, Ramírez -quien vive entre París y Santiago- ha recibido sucesivos reconocimientos, como el Premio Descubrimiento del Palais de Tokyo, en Francia, o el Fava, en Chile. Y ahora, además, fue seleccionado por Christine Macel, la curadora general de la Bienal de Venecia, para integrar la exposición colectiva central: "Viva Arte Viva". Allí también se presentarán obras de otro chileno, Juan Downey (1940-1993). Mientras que el pabellón nacional estará a cargo de Bernardo Oyarzún.

-¿Qué siente frente a este hito en su carrera ?

"Me parece que, más que nada, esto es una muestra de que el trabajo que he hecho tiene sentido, es una señal de reconocimiento y de validación internacional. Para mí, es muy importante exponer junto a artistas que admiro y respeto enormemente, y además la bienal recibirá a unas 500 mil personas y a ocho mil periodistas. No obstante, no estoy nervioso. La veo como una exhibición más, donde siempre existe la pregunta de cómo el público se enfrentará a la obra".

En el "Pabellón del chamanismo" y junto a autores como Kader Attia y Ernesto Neto, Ramírez está montando su obra, que estará abierta al público desde el 13 de mayo. Cuenta que ha recibido apoyo de la Fundación Ama (Chile) y de SAM Art Projects (Francia), y que el Consejo de la Cultura también le ofreció ayuda.

Sobre el trabajo a exponer, aunque debe mantener el misterio, adelanta: "Es una pieza audiovisual que filmé en Bolivia y terminé de montar en 2014. Tiene como temática central la idea de lo que existe entre la vida y la muerte, que es más bien una pregunta y una forma antropológica de la colonización. Es una obra antropológica, un poco surrealista y fantástica al mismo tiempo". Y suma: "Los artistas quizás tenemos en la cabeza una misma idea que nos molesta toda la vida, y que solo tratamos de moldear de distintas formas. Mis temáticas no cambian".

-¿Cómo describiría el énfasis de esta bienal?

"Pienso que tiene una intensa preocupación por lo más profundo del arte. El título 'Viva Arte Viva' es algo que parece estar desapareciendo. Por ejemplo, si pensamos en las últimas preelecciones francesas o también en Chile, la cultura está al último. Algo extraño, si se piensa que en París lo primero que hace un turista es ir a un museo. ¿Cómo puede ser que los candidatos no se interesen en la cultura?".

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia