Dólar Obs: $ 674,04 | -0,55% IPSA -1,14%
Fondos Mutuos
UF: 27.565,79
IPC: 0,00%
Hadi Partovi, CEO de Code.org, la ONG impulsora de "La hora del código":

"El país que tenga una gran masa de estudiantes que sepan programar liderará la economía"

viernes, 28 de abril de 2017

Pablo Tirado
Economía y Negocios
El Mercurio

Ad portas de su visita a Chile, el inversionista y filántropo de origen iraní cuenta que la tecnología será el factor decisivo en el desarrollo económico. Por eso, promueve una cruzada mundial para que los niños entiendan de computación desde pequeños.



Forbes lo ha descrito como un "súper inversionista". El título está lejos de una exageración si se piensa que Hadi Partovi cuenta con un portafolio de inversiones que incluye a compañías como Facebook, Uber, Airbnb y Dropbox, para las que se ha convertido también en un influyente consejero.

Nacido en Teherán a principios de la convulsionada década de 1970, creció al tiempo que su país atravesaba por los profundos cambios de la Revolución Islámica que terminó con la caída del Shah Reza Pahlaví y el posterior estallido de la guerra Irán-Irak.

Al margen del conflicto -que terminó con él y su familia emigrando a Estados Unidos-, de esa época recuerda sus años de escuela y la nula enseñanza de temas relacionados con computación que impartían en ella. Eso lo marcó profundamente y, por lo mismo, como el entusiasta de las nuevas tecnologías que era, optó por aprender a programar en su casa.

Años después, ya en EE.UU., pasó sus veranos trabajando como ingeniero de software para pagar sus estudios en Harvard, donde se tituló en Ciencias de la Computación.

Después vendría un trabajo en Microsoft -donde escaló hasta importantes puestos- y la fundación de startups como Tellme y iLike. Esta última, una red social musical que vendió por US$ 20 millones a MySpace. "Ser un inversionista tecnológico en startups , siempre y cuando se elija la correcta, no te quita mucho tiempo, y por eso gasto mi tiempo en Code.org", cuenta al teléfono desde Seattle.

Desde el origen

El recuerdo de sus años sin recibir formación en temas de computación fue algo que siempre lo persiguió. Así, en 2013, junto a su hermano gemelo Ali, decidió crear Code.org, una fundación que tiene como objetivo expandir el acceso a las ciencias de la computación, especialmente para mujeres y minorías. La ONG es además la impulsora del movimiento "La hora del código", una campaña mundial para que niños y niñas completen una hora jugando, aprendiendo y creando con tecnología y que ha contado con la participación de cerca de 100 millones de personas.

Desde EE.UU., Partovi comenta que está preparando su próximo viaje a Chile, donde participará de diversas actividades, la más importante de todas, el foro Virtual Educa Chile, que se realizará en Estación Mapocho. "Estoy emocionado por reunirme con los líderes educacionales y con las startups para hablar de cómo Chile puede adoptar las ciencias de la computación. Como todos los países, Chile tiene un creciente sector tecnológico, y ese sector va a impactar a todo el resto. Y el país debe estar preparado para eso", comenta.

-¿Cómo cree que la tecnología y la codificación redefinirán el futuro en términos prácticos? Empleos, pobreza...

"Todo el mundo sabe que la tecnología está cambiando el mundo de una forma sin precedentes. (...) Por ejemplo, piense en su propia profesión, cuánto ha cambiado el periodismo con el algoritmo de las ' news feed' de Facebook. Solo ese algoritmo está cambiando la forma en que la gente escribe, la forma en que las personas consumen noticias, habilita a los blogueros para convertirse en periodistas, etc. Todo campo está siendo alterado de esa manera. La otra espada de doble filo es que la tecnología tiene el potencial de crear grandes riquezas y mejorar la vida de las personas. Pero eso solo sucede si todos tienen acceso a esa oportunidad mediante la educación".

"Hoy en día, las personas más ricas del planeta son tecnológicas, las compañías más valoradas son firmas tecnológicas, la fabricante de autos más valorada en Estados Unidos es Tesla, un hecho sorprendente. La tecnología ofrece una oportunidad, pero depende de la educación que esa oportunidad sea igual para todos".

-¿Y qué pasa con países como Chile? ¿Cómo puede ayudar la enseñanza de programación al desarrollo el país?

"Los países en desarrollo no solo pueden crecer aumentando su economía interna, sino también construyendo cosas que puedan exportar o atraer trabajos desde el extranjero. En Estados Unidos, la economía más grande del mundo, el sector con los salarios de mayor crecimiento es el relacionado con la computación. El país que tenga una gran masa de estudiantes que sepan programar liderará la economía en el futuro".

"Mi ejemplo favorito es Estonia. Aunque es un país europeo muy pequeño, enseñan ciencias de la computación en todos los cursos, partiendo por la educación básica, y eso ha ayudado mucho a su economía. Incluso, compañías extranjeras se trasladan allá solo para tener acceso a estas personas capacitadas".

-Relacionado con eso, ¿qué habilidades se les deberían estar enseñando hoy a los niños para que estén preparados para el mercado laboral futuro?

"Creo que la habilidad más importante para aprender, después de las básicas (escribir, leer y matemáticas) es la ciencia de la computación. Cuando digo ciencia de la computación no solo me refiero a la codificación, sino también a entender cómo funciona internet, el análisis de datos, la seguridad cibernética, etc. Son importantes no solo porque conducen a los trabajos mejor pagados y al sector laboral de más rápido crecimiento, sino porque los futuros doctores, abogados, enfermeros y políticos también necesitan entender estas cosas, no importa el campo en el que te desarrolles".

-¿Cuál es la mejor manera de enseñar esas habilidades? ¿A qué edad, por ejemplo?

"Hemos demostrado que esas habilidades se pueden enseñar a cualquier edad, partiendo desde primero básico. Eso no significa que en primero básico vas a convertirte en un codificador experto, sino que vas a aprender algoritmos básicos, la forma básica de comportarse en internet y qué es seguro. En la educación media ya se puede aprender cómo funciona internet, cómo crear aplicaciones o cómo hacer análisis de big data ".

-Usted es inversionista. Hablando de startups e innovación, ¿cómo una compañía puede ser exitosa monetariamente y también generar un impacto positivo?

"Creo que es muy importante que las startups piensen no solo en cómo ganar dinero, sino también en cómo van a impactar a la sociedad y cómo la tecnología puede hacer del mundo uno mejor. Se puede crear un cambio positivo y ganar dinero al mismo tiempo. Hay mucha gente que gana dinero con la nostalgia, pero lo hacen para ellos mismos. La raza humana mejora cuando se usa la tecnología para resolver problemas reales y hacer del mundo un lugar mejor".

"Si uno quiere tener éxito financiero, es más fácil ganar clientes si además tu firma ayuda a crear un mundo mejor".

-Desde una perspectiva empresarial, ¿es buena oportunidad invertir en ciencias de la computación y su enseñanza?

"Absolutamente. La otra razón de enseñar esta ciencia no es solo para querer que los estudiantes tengan trabajo, sino también porque la ciencia es entretenida para ellos. La disfrutan".

''Chile tiene un creciente sector tecnológico, y ese sector va a impactar a todo el resto. Y el país debe estar preparado para eso". 


''La tecnología tiene el potencial de crear grandes riquezas y mejorar la vida de las personas. Pero eso sucede solo si todos tienen acceso a esa oportunidad mediante la educación".



 Imprimir Noticia  Enviar Noticia