Dólar Obs: $ 619,68 | -0,39% IPSA 0,00%
Fondos Mutuos
UF: 26.658,99
IPC: -0,20%


Arte y gastronomía renuevan triángulo de Kennedy y Alonso de Córdova

sábado, 15 de abril de 2017


Vidactual
El Mercurio

Fernando Casasempere ha creado una obra escultórica de 90 metros sobre la migración que estará en el edificio CV Galería, el nuevo espacio cultural que se levanta en Vitacura. Elisa Montesinos



L a reja eléctrica de un gran galpón industrial se levanta y la cámara ingresa al taller de Fernando Casasempere en el este de Londres, cerca del estadio en que se realizaron las Olimpíadas el 2012. En el último año y medio, fuera de sus compromisos que lo llevan a exponer en distintos lugares del mundo, el más reciente en Japón, el escultor se ha ocupado de realizar a mano cada una de las miles de piezas de cerámica que integrarán Migración, la próxima obra de 90 metros de largo que traerá a Chile y que se exhibirá en forma permanente en el proyecto de arte y gastronomía a inaugurarse el tercer trimestre en Vitacura. 

Al artista le gusta meter las manos en el material, tal como lo muestra el video que CV Galería realizó en su taller y que lo muestra trabajando en la masa de las cerámicas como si fuera pan. Dice que le gusta trabajar en forma solitaria y solo requiere ayudantes para el montaje y el empaque de las obras. Desde su taller saldrá el contenedor con 22 toneladas de cerámicas que viajará a Chile en barco, "porque en avión se cae", bromea alguien de la inmobiliaria. 


La cocina del arte

 
Los 15 pisos en la punta de diamante en Kennedy y Alonso de Córdova, donde antes estuvo el mítico restaurante El Reloj, están prácticamente terminados en su obra gruesa. Aún faltan detalles, pero algunos de los cáncamos de los que colgarán las 6.500 piezas de cerámica realizadas a mano por Casasempere ya están en su lugar. "Cada vez que vengo a Chile visito la obra para ver có- mo avanza", relata en su breve paso de una semana por el país. 

"Básicamente lo que quisimos hacer es regalar una escultura de Fernando al público y pensar la gastronomía y la arquitectura también como arte. Este es un espacio muy único para instalar una obra. La idea es que lo de Fernando no sea una anécdota, sino tener distintos tipos de activaciones artísticas", dice Gonzalo Santolaya, gerente general de la inmobiliaria Deisa que adquirió el terreno hace 5 años y comisionó la obra al escultor chileno. La instalación se iluminará de noche y de día tendrá la luz natural.

"La generosidad en la arquitectura de este espacio es lo que a uno lo incentiva. Me gustó que ellos quieran que la gente entre a una sensación, no a comprar. Que quede obra en el espacio público es interés de cualquier escultor, pero no a cualquier precio", dice el artista. Se mueve por los dos mil metros del subsuelo donde estarán las terrazas de los restaurantes, el bar y el escenario, como en una coreografía, indicando con los brazos la ruta que seguirá la bandada de pájaros colgando a diferente altura de los cinco metros del techo en su obra "Migración". Fiel a su estiL a reja eléctrica de un gran galpón industrial se levanta y la cámara ingresa al taller de Fernando Casasempere en el este de Londres, cerca del estadio en que se realizaron las Olimpíadas el 2012. En el último año y medio, fuera de sus compromisos que lo llevan a exponer en distintos lugares del mundo, el más reciente en Japón, el escultor se ha ocupado de realizar a mano cada una de las miles de piezas de cerámica que integrarán Migración, la próxima obra de 90 metros de largo que traerá a Chile y que se exhibirá en forma permanente en el proyecto de arte y gastronomía a inaugurarse el tercer trimestre en Vitacura. Al artista le gusta meter las manos en el material, tal como lo muestra el video que CV Galería realizó en su taller y que lo muestra trabajando en la masa de las cerámicas como si fuera pan. Dice que le gusta trabajar en forma solitaria y solo requiere ayudantes para el montaje y el empaque de las obras. Desde su taller saldrá el contenedor con 22 toneladas de cerámicas que viajará a Chile en barco, "porque en avión se cae", bromea alguien de la inmobiliaria. La cocina del arte Los 15 pisos en la punta de diamante en Kennedy y Alonso de Córdova, donde antes estuvo el mítico restaurante El Reloj, están prácticamente terminados en su obra gruesa. Aún faltan detalles, pero algunos de los cáncamos de lo, la instalará personalmente con ayuda de unas cuatro a cinco personas. Calcula que le tomará unos 20 días. 

"Es la forma en que me gusta trabajar, vengo reforzado en eso porque Japón trabaja en la artesanía, en lo que es el hacer. Es el gran tema en el arte contemporáneo; muchos dicen que hoy en día el artista no necesita hacer, solo pensar. No, a mí me gusta la cocina, ahí es donde lo paso bien". 

Casasempere se encuentra en un momento alto de su carrera, que coronó el año pasado con una gran retrospectiva en el Museo Nacional de Bellas Artes. Pero es la posibilidad de trabajar en el espacio público la que ha marcado su quehacer en los últimos años. El 2012 realizó una instalación de 10.000 flores de arcilla con tallos de metal -realizadas una a una a mano por él- afuera de la Somerset House, uno de los grandes edificios históricos de Londres que actualmente alberga a varios museos. Su condición fue donarlo a Chile, y así fue como posteriormente la obra llegó a las afueras del Palacio de La Moneda, y finalmente a las Ruinas de Huanchaca en Antofagasta, donde se exhibe en forma permanente.


 Imprimir Noticia  Enviar Noticia