Dólar Obs: $ 677,00 | 0,44% IPSA -1,17%
Fondos Mutuos
UF: 27.565,79
IPC: 0,00%
Rodríguez Grossi, el hombre del consenso técnico-político para EFE

jueves, 11 de octubre de 2007

Constanza Hola y Karin Niklander
Economía y Negocios, El Mercurio

El ex ministro de Economía y Energía aceptó hacerse cargo de la estatal, tras ser requerido por La Moneda.

A las 21:00 horas de la noche del lunes, ya en su casa, Jorge Rodríguez Grossi recibió una llamada. El ex ministro no era ajeno a la crisis de la Empresa de los Ferrocarriles del Estado (como presidente del panel de expertos al que el Sistema de Empresas Públicas, SEP, había encargado un estudio sobre el sistema ferroviario en Chile).

El viernes de la semana antepasada, Rodríguez Grossi había entregado el informe preliminar, el cual expuso ante Patricio Rojas y Mónica Singer, del SEP, y de Alberto Arenas, director de Presupuesto.

Y mientras él exponía sobre el sistema, Vicente Domínguez mostraba las conclusiones sobre el futuro financiero de la empresa, preparadas por su administración con la asesoría de la UC.

Pero, entonces, Domínguez renunció, y La Moneda quedó en el ojo del huracán por la supuesta nula voluntad política para someter a EFE a la cirugía mayor que necesita para salir del hoyo de US$ 1.000 millones, cifra que actualmente adeuda. Ni la propia DC quería postular nombres para el cargo. Con el ex presidente Luis Ajenjo en la mira de la comisión investigadora de la Cámara, y con el presidente del SEP, Patricio Rojas, cuestionado por su poca experiencia en gestión de empresas y por su conocida fama de operador político.

Y entonces surgió un nombre de consenso. Lo suficientemente técnico como para que nadie dijera que pusieron a un "títere de La Moneda", y lo suficientemente político como para acatar e implementar lo que Palacio determine como el futuro de la estatal: Jorge Rodríguez Grossi.

Cirugía definitiva
El tema se zanjó en La Moneda y no en el SEP, donde correspondía que se tomara la decisión mediante reunión del Consejo del organismo. Pero dados la sorpresiva renuncia de Vicente Domínguez y los cuestionamientos al poder de decisión de la propia Presidenta Michelle Bachelet, el tema necesitaba una cirugía definitiva.Por un lado, Hacienda y la Secretaría General de la Presidencia no estaban dispuestos a tolerar a un político a la cabeza de la estatal. Aparte, el aval del Estado que acababa de otorgar Hacienda a EFE por US$ 160 millones sólo se había dado, en parte, por la confianza que otorgaba Vicente Domínguez al mando del buque. Por lo mismo, en Hacienda no recibieron nada de bien su renuncia.

Por otro lado, el mismo vocero de Gobierno, Ricardo Lagos Weber, ayer expresó que el nuevo presidente de la estatal debe "estar dispuesto a llevar a cabo la voluntad del Gobierno".

Y en Jorge Rodríguez Grossi confluían las dos vertientes.

Fue entonces cuando a última hora de ayer el ministro de Hacienda, Andrés Velasco, lo llamó y le ofreció el cargo. Y el economista aceptó.

La Presidenta Bachelet confirmó el nombramiento. "Mañana (hoy) hay una reunión del SEP y se va ratificar el nombre", dijo la Mandataria a "El Mercurio".

"Nos precipitamos al nombrar a la persona", criticó el presidente de la comisión investigadora de la Cámara, José Pérez (PRSD). Aunque el diputado indicó que tiene una muy buena impresión de Jorge Rodríguez, aseguró que se debió haber discutido y analizado a los candidatos para elegir a la persona más idónea.

Aunque militante de la Democracia Cristiana, el economista y decano de Economía de la Universidad Alberto Hurtado (UAH) cuenta con una cuantiosa experiencia en gestión de empresas. Fue gerente de la eléctrica Guacolda -allí forjó su amistad con Bruno Philippi-; director de Gener, y presidente ejecutivo de Codelco tras estallar el caso Dávila.

Y en el ámbito público, fue subsecretario de Desarrollo Regional en la administración Frei y triministro -Economía, Minería y Energía- en el gobierno de Lagos. "Lo único que yo le pido es que tome las decisiones con criterios técnicos, que es lo que él sabe, y no se deje presionar políticamente", señala el diputado RN Nicolás Monckeberg, miembro de la comisión investigadora de la Cámara.

Muebles irregulares
Con la empresa hundida en números rojos, la administración liderada por Luis Ajenjo determinó en 2004 gastar más de medio millón de dólares en alhajar sus dependencias.

"Los gustitos de la administración de Ajenjo eran exquisitos", comenta el diputado UDI miembro de la comisión, Claudio Alvarado.

Pero la novedad es que el encargado de los contratos fue el ex gerente de administración, Claudio Carreño, formalizado por cuatro fraudes al fisco por $117 millones por un contrato con Evasa para sanear contribuciones.

Evasa es una de las empresas contratadas para la adquisición de mobiliario, a la que se le pagaron 3.000 UF por una asesoría para "el suministro de muebles y sillas para las nuevas dependencias".

EFE genera pérdida anual por $30.000 millones
Pérdidas por $30.000 millones anuales son las que registra EFE, de acuerdo a lo señalado ayer por el gerente general de la empresa, Edmundo Dupré, ante la comisión de la Cámara de Diputados que investiga las anomalías que presenta la ferroviaria estatal.

Según Dupré, la empresa seguirá teniendo este nivel de pérdidas, al menos por el tiempo que duren -16 años- los contratos por línea, señalización y mantención de trenes.

El gerente general de EFE fue enfático en señalar que la empresa no está en quiebra, ya que tiene un patrimonio positivo de 200 millones de dólares. En su exposición ante la comisión, Dupré reconoció que hubo entre un 5 y 10% de las inversiones efectuadas en el Plan Trienal, que no contaron con la autorización del ministerio de Hacienda.

Agregó que los trenes de largo recorrido deben ser ejecutados por privados, no por el Gobierno.






 Imprimir Noticia  Enviar Noticia