Dólar Obs: $ 670,30 | -0,81% IPSA 0,19%
Fondos Mutuos
UF: 26.615,54
IPC: 0,20%
Caída atribuida a los conflictos sociales y a la economía:

La imagen negativa de Macri supera por primera vez a las opiniones positivas

lunes, 20 de marzo de 2017


Internacional
El Mercurio

La encuesta publicada por el diario Clarín dibuja un difícil escenario para el Presidente argentino, que a fin de año enfrentará unos comicios legislativos clave para el resto de su mandato y para una eventual reelección.



Después de 15 meses en el poder, y en medio de un aumento de huelgas y de descontento social, la gestión del Presidente Mauricio Macri sumó un hito pesimista: ya son más los argentinos que tienen una imagen negativa del Mandatario que los que aprueban su gestión, según una encuesta publicada por el diario Clarín.

Por primera vez desde que inició su mandato, en diciembre de 2015, la imagen de Macri es más negativa (44,2%) que positiva (40,2%), de acuerdo con datos de la consultora Management & Fit y difundidos ayer por el diario bonaerense.

La aprobación del líder de la coalición de centroderecha Cambiemos cayó cuatro puntos en los dos últimos meses, lastrada principalmente por los conflictos con los sindicatos y la lentitud de la recuperación económica, luego de un año 2016 de ajustes y correcciones para devolver al país a la ortodoxia económica después de los 12 años de kirchnerismo.

De acuerdo con el sondeo de Clarín, los argentinos son, además, pesimistas respecto al futuro del país: el 48,3% cree que la situación económica del país "estará peor" en los próximos meses y solo el 27 % considera que "estará mejor". Tampoco son optimistas respecto a su situación económica personal, ya que el 43,7% considera que también empeorarán, mientras que 20,9% cree que a nivel individual mejorarán.

Los principales problemas del país, según la percepción de los consultados, son la corrupción (17,9%) y la inseguridad (16,5%).

Sin embargo, los distintos problemas de matriz económica, sumados, son los más votados. En esa lista figuran el desempleo (15,5%), la inflación (15,4%), la pobreza (14%) y la subida de las tarifas (10,7%).

Macri culpa del lento despegue de la economía y el retraso de la recuperación a la herencia que recibió de parte de la Presidenta Cristina Fernández (2007-2015) y de Néstor Kirchner (2003-2007).

En una entrevista el sábado en la noche con la presentadora de televisión Mirtha Legrand, Macri se refirió, entre otros temas, a la situación del país y a su antecesora. "Ella (Cristina Fernández) tiene una visión de la realidad totalmente distinta. No tiene ningún tipo de compromiso con la verdad", dijo desde la residencia presidencial de Quinta de Olivos.

Mal manejo

Para quienes valoran positivamente a Macri, corrupción e inseguridad son los escollos más graves, mientras que los que rechazan su gestión se decantan por las preocupaciones de tipo económico.

Los encuestados no ven un buen manejo de los frentes que mantiene abiertos el gobierno, como el conflicto con los sindicatos de docentes por reclamos salariales que ha marcado el inicio del presente año escolar con múltiples jornadas de huelga.

Los gremios docentes de 20 de los 24 distritos del país unificaron sus demandas y pidieron un aumento salarial de 35%. El gobierno no quiere que los reajustes de sueldos superen el 17%.

Para más de la mitad de los argentinos las reivindicaciones de los profesores son justas, incluso aunque haya motivaciones políticas detrás.

En la entrevista con Legrand, Macri se refirió a ese conflicto y a las protestas que han paralizado Buenos Aires en las últimas semanas. "La educación pública me quita el sueño. Hace más de diez años que hacen paros, no hacen autocríticas. Estos señores (los gremialistas) se creen los dueños de la educación pública. No puede ser que tengan de rehenes a los chicos", dijo el Presidente sobre los profesores.

Y sobre las paralizaciones señaló: "Lo que vivimos en los últimos 15 días ya es inaceptable; es un desborde. Es una sensación de que hay un montón de gente que no quiere que las cosas avancen. Queda claro que hay que encontrarle un equilibrio a la situación".

El aumento de imagen negativa y la sensación de pesimismo llegan en un mal momento para la administración de Cambiemos: a fin de año los argentinos irán a elecciones legislativas, en las que Macri aspira a obtener una buena cantidad de congresistas y emparejar las fuerzas con el peronismo.

Por otro lado, un desempeño pobre en esos comicios dejaría a Macri en mal pie para la segunda mitad de su mandato y para una eventual reelección en 2019. Desde el retorno a la democracia en Argentina, en 1983, ningún Presidente no peronista ha logrado terminar su periodo.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia