Dólar Obs: $ 625,03 | 0,48% IPSA 0,63%
Fondos Mutuos
UF: 26.657,27
IPC: -0,20%
Inversiones en eléctricas de Colombia, entre los negocios que Piñera evaluará si van a nuevo fideicomiso

domingo, 19 de marzo de 2017

Valeria Ibarra
El Mercurio

Esta semana el ex Mandatario lanzará su candidatura a La Moneda y se esperan definiciones de cómo separará la política de los negocios.

El equipo de Bancard, liderado por Nicolás Noguera y asesorado por Barros & Errázuriz, está en etapa de definición sobre qué hacer con los activos que tiene el ex Presidente Sebastián Piñera en Chile y el mundo, y que en su entorno los valorizan en más de US$ 3.000 millones.

Entre ellos están las acciones de Bancard en la pesquera peruana Exalmar -al 31 de diciembre de 2016, mantenía el 9% de los títulos-, o en Corporación Lindley, también en la nación andina, así como la participación en la Bolsa de Valores de Colombia, donde el grupo es el mayor accionista; o en la aerolínea Avianca. Pero también hay inversiones menos conocidas, por tratarse de sociedades no abiertas en Bolsa, como las termoeléctricas Barranquilla y Candelaria, también en el país cafetero.

En el entorno del ex Mandatario señalan que es posible que se entreguen definiciones esta semana, cuando Sebastián Piñera lance oficialmente su candidatura presidencial, lo que está previsto para este martes 21 de marzo.

Ley limitada y compleja de aplicar

Lo que sí tiene claro el equipo que trabaja con el candidato es que la ley 20.880 sobre "Probidad en la función pública y prevención de los conflictos de interés" es muy limitada. De hecho, si hubiera estado rigiendo en el pasado y de aplicarse al pie de la letra, Piñera no habría tenido que hacer los nueve fideicomisos voluntarios que formó en 2009 para manejar su patrimonio.

Conocedores del manejo financiero de Bancard cuentan que la normativa -publicada el 5 de enero de 2016- establece la obligación de constituir un mandato especial de gestión, pero solo para quienes sean "titulares de acciones de sociedades anónimas abiertas, opciones de compra y venta, tales como acciones, bonos, deventures y demás títulos de oferta pública representativos de capital y de deuda", y además, "que sean emitidos por entidades constituidas en Chile".

Con ello, explican conocedores de la norma, "se deja fuera a las sociedades de inversión", en este caso Bancard mismo, el fondo de inversión privada Mediterráneo o Inversiones Santa Cecilia, todas ligadas a Piñera.

"Tal como está la ley, Sebastián Piñera tiene solo la obligación de hacer un fideicomiso para sus inversiones a título personal, que eran las que entre 2009 y 2014 administró LarrainVial", sostienen cercanos al ex Mandatario.

¿Pero hará solo eso? En su entorno dicen que el ex Presidente irá "más allá de la normativa" y que se analiza incluir las acciones en empresas de América Latina y cómo hacerlo.

El poder de Bancard

Hoy el principal administrador del patrimonio de la familia Piñera Morel es Bancard, cuyo gerente general es Nicolás Noguera. En la mesa directiva de esta empresa fundada hace más de tres décadas para masificar las tarjetas de crédito en Chile, hoy se sientan amigos muy cercanos al ex Presidente, pero avezados en los negocios, como Ignacio Guerrero y el abogado Fernando Barros. De la familia, en el directorio están sus hijos Sebastián y Cristóbal Piñera Morel y su yerno Ricardo Levy.

Mientras fue Presidente, Piñera entregó a cuatro gestores -Bice, Celfin (hoy BTG Pactual), Larrain Vial y Moneda- las acciones de empresas chilenas, valoradas en cerca de US$ 400 millones. Bancard administró directamente otros US$ 1.700 millones que recaudó en ventas de activos en 2010, fondos que fueron destinados a inversiones en el exterior, para evitar los conflictos de interés, dijeron en ese entonces.

En enero de 2015, los fideicomisos voluntarios volvieron al grupo y Bancard retomó el control de todo el patrimonio de la familia Piñera Morel, que a estas alturas supera los US$ 3.000 millones.

EN EL ENTORNO del ex Mandatario señalan que la actual Ley de Probidad es muy limitada. Por ejemplo, obliga a colocar en un fideicomiso acciones que sean directamente del titular, y no a través de sociedades de inversión, y emitidas en Chile. 

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia