Dólar Obs: $ 663,74 | 0,32% IPSA -0,04%
Fondos Mutuos
UF: 26.465,12
IPC: 0,20%
La estrategia tiene siete ejes y busca elevar la calidad de 44 colegios, en especial de ocho planteles emblemáticos:

Santiago lanza plan para mejorar enseñanza y recuperar la excelencia en liceos tradicionales

viernes, 03 de marzo de 2017

Carlos Said
Nacional
El Mercurio

Entre las medidas están la reducción de alumnos por sala, la reedición de torneos de debate y la integración de inmigrantes. Expertos recomiendan que planteles trabajen en red y promuevan el diálogo con alumnos.



El año pasado, el Instituto Nacional y el Internado Nacional Barros Arana (INBA) perdieron su excelencia académica -el aporte económico que el Ministerio de Educación entrega a los establecimientos de buen desempeño-, lo que fue atribuido por las autoridades a las extensas movilizaciones que sufrieron en la última década: en el primero de estos liceos emblemáticos, la generación que recién egresó perdió un año completo de clases.

A estos se suman otros seis recintos que perdieron la misma condición durante los últimos cuatro años.

Ante este escenario, el alcalde de Santiago, Felipe Alessandri, lanzará hoy un plan que pretende recuperar la excelencia académica de la educación municipal, para que durante su mandato -que concluye en 2020- la mayor cantidad de los 44 planteles a su cargo obtenga dicho aporte económico, en especial los ocho liceos emblemáticos que lo perdieron.

El plan contiene siete ejes y 23 medidas (ver recuadro). Entre estas últimas están reducir el número de alumnos por sala, reeditar los torneos de debate, mejorar la infraestructura, la integración multicultural, cumplir el calendario escolar y la obligación de que los padres paguen por los daños que provoquen sus hijos.

"Tenemos que integrar a la comunidad escolar, a los apoderados, docentes, paradocentes y alumnos, en la tarea de recuperar la excelencia. Y una de las medidas principales es asegurar el cumplimiento de las clases, porque más de la mitad de los establecimientos no estaba cumpliendo con la mínima asistencia", plantea Alessandri.

Según el alcalde, el plan tiene un fuerte énfasis en infraestructura, porque "la situación es verdaderamente dramática. Hay que mejorar las salas, los comedores y, sobre todo, los baños, que tienen estándares penitenciarios. Queremos darles dignidad a los estudiantes".

La autoridad dice que se reunirá con todos los centros de alumnos de la comuna, con quienes quiere dialogar, pero advierte que mantendrá su política de "colegio tomado, colegio desalojado" y que los alumnos que destruyan el mobiliario tendrán sanciones disciplinarias: "Si solo un alumno quiere clases, llevaremos adelante los desalojos, porque eso es lo que piden los padres", sentencia.

Respecto de la reducción de alumnos por sala, afirma que están haciendo los cálculos y que lo implementarán "haciendo una readecuación en los establecimientos, para tener estándares internacionales de aprendizaje".

Trabajo escolar en red

Los expertos en educación valoran que se busque mejorar los liceos, pero tienen observaciones a las medidas propuestas. El director del Centro para la Transformación Educativa (Centre UC), Ernesto Treviño, dice que para mejorar la calidad "se requiere primero tener un plan más sofisticado de trabajo en red entre los colegios, porque no sirve de nada que unos pocos lleguen a la excelencia y otros se queden atrás".

Agrega que reducir la cantidad de alumnos por sala puede ayudar a eso, "pero la evidencia internacional muestra que debe ir acompañado de medidas para fortalecer la labor pedagógica en red, para que los mejores profesores les enseñen a otros a solucionar problemas". En esa línea, dice que la integración de migrantes también debe ser de forma pareja, "para que no tengamos guetos de población extranjera en algunas escuelas".

Al respecto, el académico de la Facultad de Educación de la U. Diego Portales, Gonzalo Muñoz, opina que "un plan de esta envergadura debiera ser diseñado entre el municipio y los actores de la educación, como los profesores, y al parecer no fue así, lo que le haría perder efectividad".

También plantea que se debe fortalecer la labor de los docentes y directivos, y que es importante "definir bien cómo se usarán los recursos públicos, que con la reforma han aumentado considerablemente. Además, en vez de cobrar a las familias por las tomas, un buen plan debiera plantear una estrategia de diálogo con los estudiantes".

Pérdida
Los colegios Herbert Vargas y República del Ecuador están entre los ocho que perdieron la excelencia.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia