Dólar Obs: $ 661,64 | -0,12% IPSA 0,71%
Fondos Mutuos
UF: 26.460,00
IPC: 0,20%
Empresa planteó al Gobierno un acuerdo por 30 días:

Global SuperTanker ofreció avión en US$ 10 millones, antes de donación de Avilés

viernes, 17 de febrero de 2017

P. Gutiérrez y F. Contreras
Nacional
El Mercurio

Ministro del Interior dijo que mientras la propuesta -"bastante alta"- era evaluada, surgió la donación que finalmente trajo a la aeronave a Chile.



"DISPONIBLE AVIÓN SUPER TANQUE incendios forestales", decía el correo electrónico que Dieter Linneberg envió a las 11:33 horas del sábado 21 de enero al Gobierno para formalizar la oferta que la empresa GlobalTanker venía planteando desde hacía 48 horas para traer a Chile a la mayor aeronave de combate de estos siniestros, el Boeing 747 SuperTanker.

Entonces, los incendios ardían sin control en O'Higgins y Maule, y tres brigadistas de Conaf habían muerto en Vichuquén.

La propuesta, a la que tuvo acceso "El Mercurio", planteaba un arriendo por 30 días y un costo diario de US$ 331.200, lo que en total arrojaba un gasto de US$ 9.936.000 ($6.349.104.000). Entre otras condiciones, Global SuperTanker pedía tener combustible para la operación y el regreso a EE.UU., agua o agentes retardantes y dos vehículos.

Las autoridades comenzaron a evaluar los costos y beneficios de la oferta, considerando que en paralelo estudiaban arrendar helicópteros en EE.UU. y que sobre la mesa tenían dos documentos: un informe de la NASA, de 2009, que desaconsejaba el uso de grandes aviones cisterna en territorios como el chileno y el resultado de una prueba realizada en 2014 con aviones Hércules C-130 en Biobío y Araucanía.

Preparado para el Servicio Forestal de EE.UU., el texto de la NASA plantea que cualquier avión que descargue retardantes se verá afectado si opera en terrenos empinados o accidentados y con visibilidad reducida por el humo y cenizas. "Un escenario con estas características afectará a los aviones de gran magnitud en un mayor grado y podría imposibilitar su uso efectivo", añade. Concluye que usarlas en estos territorios "no es recomendable", a menos que tengan espacio para maniobrar, un avión guía y vuelen sobre un terreno plano.

Sobre los C-130 brasileños probados en enero de 2014, el director de Conaf, Aarón Cavieres, ha dicho que "el agua llegó como una llovizna repartida en cualquier parte, sin ningún efecto (...) Fue una llovizna inútil".

Sin dar cifras, ayer el ministro del Interior, Mario Fernández, confirmó estas tratativas, previas a que el lunes 23 de enero la chilena Lucy Avilés ofreciera financiar el SuperTanker -que finalmente aterrizó en Santiago el miércoles 25- a través de su fundación Viento Sur.

"Era una oferta bastante alta (...) Después de un par de días, una fundación ofreció pagar el importe del avión y traerlo en otras condiciones. Entre esa oferta de la fundación y el arribo del SuperTanker pasaron dos días, o sea, no hubo ningún retraso, fue súper rápido", planteó Fernández, ante las críticas que ha motivado el episodio.

Entre el 21 y el 25 de enero, la superficie quemada aumentó de 65 mil a 238 mil hectáreas.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia