Dólar Obs: $ 665,35 | 0,80% IPSA -0,33%
Fondos Mutuos
UF: 26.547,29
IPC: 0,40%
Bureo planea competir de lleno en la industria del plástico con su producto fabricado con redes de mar

lunes, 23 de enero de 2017

Pablo Tirado
El Mercurio

La firma que se hizo conocida por fabricar skates y anteojos, ahora pretende que su material se use en productos más industriales, como muebles, e incluso como tela para calcetines o trajes de baño.

La idea de Bureo partió hace un par de años en las cabezas de Kevin Ahearn, Ben Kneppers y David Stover, tres amigos estadounidenses que se habían conocido en Australia y que buscaban un proyecto que pudiera tener un impacto positivo real en el medio ambiente. Y el resultado se llamó Minnow, una tabla de skate fabricada con plástico reciclado de redes de pescadores de las costas de Chile.

Por su modelo disruptivo -los pescadores vendían sus redes antiguas a Bureo, que las transformaba en plástico, luego en tablas de skate y finalmente invertía en proyectos sociales en la comunidad- la startup se transformó en un éxito en Chile y en el extranjero.

Así, de las tablas de skate pasaron a los anteojos de sol de plástico reciclado que fabricaron en conjunto con Karün, la startup que popularizó los marcos de madera en Chile.

Y ahora Bureo va por mucho más, ya que están empecinados en conseguir que el plástico que producen a partir de las redes que recolectan pueda tener usos masivos. "Pensamos que es posible competir en términos de precios con el plástico virgen y ahora estamos presentando el proyecto a empresas mucho más grandes que utilizan el mismo tipo de plástico", comenta Ben Kneppers, quien explica que a fines de mes comenzarán a trabajar con una nueva técnica que permitirá que el plástico que producen sea incoloro -en la actualidad es únicamente negro- por lo que su gama de alternativas se abrirá.

"Tenemos 10 proyectos desarrollándose en estos momentos para utilizar el plástico y, si ganamos éxito con dos o tres de ellos, vamos a necesitar encontrar muchas más redes", asegura el emprendedor, que la semana pasada fue premiado por el Departamento de Estado de los Estados Unidos por su impacto positivo en materia de sustentabilidad. Junto a Bureo, se premió a compañías como McDonald"s por su labor con refugiados en Alemania, y a GE por la inclusión femenina en Arabia Saudita.

Entre las nuevas alternativas que están trabajando para expandir su negocio se encuentran las industrias de mobiliario y textil, ya que trabajan en una técnica que permite crear tela a partir de las redes. Los primeros proyectos en esa línea están orientados a la fabricación de calcetines y trajes de baño.

Acuerdo con Sonapesca

El año pasado, Bureo recolectó cerca de 50 mil toneladas de redes en desuso para la fabricación de sus productos. Algunas de ellas fueron conseguidas gracias a pescadores artesanales, pero la gran mayoría provino de la pesca industrial.

Y para garantizar ese suministro es que Bureo acaba de firmar un acuerdo con Sonapesca, la federación gremial que reúne a los principales gremios y actores de la pesca industrial del país. Según comenta Osciel Velásquez, presidente del organismo, la relación con Bureo comenzó hace unos años, pero con la firma de este acuerdo de cooperación buscan darle un carácter más oficial, detallando ciertos compromisos en términos de toneladas de redes aportadas por las pesqueras, así como también acerca de las zonas en las que Bureo podría desarrollar sus labor de impacto social.

"Tenemos que pensar que aquí había un problema medioambiental y esta es una solución creativa. Por un lado, los vertederos no querían recibir las redes por el alto grado de descomposición, pero por otra parte había algo peligroso, porque los tripulantes, al ocupar solo una parte, botaban al mar el resto de la red y en el fondo estábamos contaminando el océano", comenta Velásquez.

A diferencia del acuerdo con los pescadores artesanales, el trato con Sonapesca no considera transacciones económicas y con él se pretende crear un gran catastro de información acerca de la cantidad de redes en desuso que existen en el país. Una vez obtenidos esos datos, Bureo tendrá claridad sobre la cantidad de redes disponibles para su proyecto. Su plan, eso sí, es llegar a las 200 mil toneladas recolectadas.

Actualmente Net Positiva -la organización a través de la que recolectan las redes- cuenta con operaciones en Iquique, Coquimbo, Concepción y Puerto Montt y si bien su intención es mantener el centro de producción de plástico de Bureo en San Bernardo, está cada vez más interesada en expandir sus operaciones a otros países de la región. "Creo que si necesito ir en avión a capacitar a las personas en el proceso a ciudades como Iquique, también puedo ir a Perú, México o Argentina con el mismo proceso y hacer buenos acuerdos con los pescadores y conseguir mucho más material", dice Ben Kneppers.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia