Dólar Obs: $ 945,35 | 2,96% IPSA -0,25%
Fondos Mutuos
UF: 33.654,90
IPC: 1,40%
Proyecto de la U. Austral y Fundación Mustakis:

Escolares realizan experimento en el espacio a través de un satélite

jueves, 15 de diciembre de 2016

C. G.
Vida Ciencia Tecnología
El Mercurio

Durante 14 días, el aparato que orbita la Tierra recogerá información que luego estos alumnos de Puerto Montt analizarán para determinar los lugares geográficos por los que pasó.



Utilizando los sensores de luz y color de un satélite real, escolares de cuatro colegios de Puerto Montt están llevando a cabo un experimento con el que esperan identificar las zonas geográficas por las que transita el aparato en su órbita en torno al planeta. El proyecto se desarrolla al alero de un taller de tecnologías espaciales realizado por la Universidad Austral (UACh) y la Fundación Mustakis.

"La idea era acercar estas tecnologías a la realidad chilena y generar un proyecto de bajo costo, pero que mostrara a los niños que hay cosas que no son inalcanzables", explica Hugo Mayorga, académico de la Escuela de Ingeniería en Computación de la UACh, sede Puerto Montt.

Un grupo de alumnos -cinco hombres y una mujer- de 6º básico a 3º medio de los colegios Lafquén Montessori, San Francisco Javier, Da Vinci School y del Liceo de Hombres Manuel Montt fueron invitados a participar en el proyecto. Fueron seleccionados por las buenas evaluaciones que obtuvieron tras participar en el taller Tecnologías Espaciales al Servicio de las Personas, que desde hace un par de años organizan la universidad y la fundación en la región.

Emilio Bahamondes, de 16 años, es uno de ellos: "Siempre me ha gustado la ciencia y quería conocer cosas nuevas. Es interesante y uno se entretiene harto".

El grupo comenzó a trabajar en vacaciones de invierno y en un par de meses ya tenían diseñado el experimento. Para implementarlo se pusieron en contacto con la empresa que controla ArduSat, un tipo de satélite en miniatura con software de código abierto y que se utiliza con fines educativos.

"El satélite tiene una serie de circuitos y sensores que captan distintos parámetros, como radiación ultravioleta, temperatura, magnetismo... Nosotros escogimos trabajar con los sensores de luminosidad y color", explica el profesor Mayorga.

Mediante esos sensores, los alumnos esperan determinar, en función de los colores que predominan, si el satélite va pasando sobre el océano, el desierto, las montañas, un bosque o ciudades y su contaminación lumínica, por ejemplo. Una idea que surgió de los propios alumnos.

Para hacerlo aún más cercano a Chile, se escogió un satélite cuya órbita pasara por el país, para identificar zonas geográficas locales.

El viernes pasado comenzó la recolección de datos por parte del satélite, proceso que se extenderá hasta el 23 de diciembre próximo. Luego, los alumnos recibirán toda la información obtenida y comenzará su procesamiento.

En forma paralela, el grupo cuenta con un prototipo que replica el satélite en órbita; con él realizarán experimentos similares en tierra para entender cómo funcionan los sensores.

Para la UACh y la Fundación Mustakis esto marca un hito en las actividades educativas del sur del país, ya que son los primeros estudiantes de esta zona en enviar un experimento al espacio.

Para Emilio significa seguir soñando: "Vamos a evaluar qué podemos hacer con el satélite. Luego de esta fase, queremos pasar a planes más grandes y otros experimentos que quizás puedan servir a la gente".

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia