Dólar Obs: $ 716,40 | 0,45% IPSA -0,25%
Fondos Mutuos
UF: 27.978,65
IPC: 0,20%
El ex ministro de Defensa Jaime Ravinet:

"La Haya, en el fondo, es una suerte de tribunal arbitral que trata de dejar contentas a las dos partes"

martes, 29 de noviembre de 2016

Gabriel Pardo
Nacional
El Mercurio

Asegura que la Corte Internacional de Justicia no es competente para ver el caso con Bolivia, y critica que Insulza aceptara ser agente si deseaba ser candidato presidencial.



"Como chileno acato una política de Estado, pero discrepo de ella", dice el ex ministro de Defensa Jaime Ravinet.

En su opinión, Chile no debió continuar con el juicio con Bolivia, porque la Corte Internacional de Justicia de La Haya no es competente para revisar el Tratado de 1904.

En septiembre de 2015, cuando ese tribunal rechazó las objeciones preliminares de Chile en las que planteaba la incompetencia de la Corte para ver el caso, Ravinet no dudó en afirmar que el país debía retirarse del juicio.

"Chile debe notificar a Naciones Unidas y a La Haya que nos retiramos del juicio y que su fallo nos es inoponible, porque lo que está haciendo la Corte es una aberración jurídica", afirmó en ese momento, y recibió críticas.

Pese a ello, a Ravinet le parece que "no ayuda a Chile cambiar continuamente de agente", cuando recuerda que primero estuvo en ese cargo el ex ministro Felipe Bulnes; luego, el ex secretario general de la OEA José Miguel Insulza, y ahora, el abogado y ex decano de la American University Claudio Grossman.

-¿Qué le parece que José Miguel Insulza dejara su cargo un año después de convertirse en agente, para ser candidato presidencial?

- Independientemente de mi cariño y amistad por José Miguel, creo que su candidatura presidencial era un secreto a voces. Me parece que fue imprudente que aceptara ser agente, teniendo en mente su candidatura presidencial. Creo, sin embargo, que lo hizo bien en su gestión. Me parece que deja el cargo en un momento que no es tan crítico, porque ya los escritos principales fueron presentados.

-¿Cómo evalúa la llegada de Claudio Grossman como agente?

-Claudio Grossman es un gran jurista, con mucho renombre y experiencia internacional. Y creo que Alfonso Silva, como coagente, aporta la experiencia y sabiduría de un diplomático de carrera. Ambos tienen los méritos y calidad suficientes para hacer la defensa de Chile ante un tribunal que, insisto, en mi opinión no es competente.

-¿Es necesario que Claudio Grossman tenga dedicación exclusiva?

-Por lo que he leído, él ha planteado que tendrá dedicación exclusiva. Que viva en Chile o no, me parece irrelevante. Lo importante es que se coordine con el equipo, pero él ha adelantado que vivirá en Chile. Creo que la ventaja de la exposición internacional de Claudio es muy grande, sobre todo en los medios jurídicos.

"Tengo mucho temor"

-Usted planteó en su momento que Chile debía retirarse del juicio con Bolivia. ¿Por qué?

-Fui crítico, porque cuando vi el resultado con Perú, creo que la Corte mostró su verdadero rol. Este no es un tribunal que falle en derecho, sino que su misión frente a Naciones Unidas es mantener la paz, y en aras de la paz, en el fondo es una suerte de tribunal arbitral que trata de dejar contentas a las dos partes. A veces con fallos tan arbitrarios como el de Chile y Perú. En que reconoce el límite (marítimo), pero arbitrariamente lo circunscribe a 80 millas. O la torpeza en el juicio Nicaragua-Colombia, que es digna de Ripley.

-¿Cuál es su pronóstico respecto del caso con Bolivia?

-Tengo mucho temor de que se llegue a soluciones de compromiso. Y lo que más me ha preocupado es ese calificativo que usó La Haya en el proceso de las objeciones preliminares, cuando al declararse competente plantea si Chile debería o no entablar negociaciones de buena fe. Ese término "de buena fe" puede ser un asunto que nos prolongue en La Haya por décadas.

-¿Que obligue finalmente a sentarse a negociar con ese país?

-El problema es qué es la buena fe, en qué se traduce. Adicionalmente, es clara la precariedad de estos organismos internacionales, que solo afectan a países pequeños o subdesarrollados. Hemos visto la conducta de la Corte Penal Internacional, que solo juzga a africanos, a ex líderes de los Balcanes. Y el señor Vladimir Putin, que ante un mínimo signo de la Corte, se retira. Y para qué decir EE.UU. o China. Estos organismos operan solo para países subdesarrollados.

''Fue imprudente que (José Miguel Insulza) aceptara ser agente, teniendo en mente su candidatura presidencial".

''Fui crítico, porque cuando vi el resultado con Perú, creo que la Corte mostró su verdadero rol. Este no es un tribunal que falle en derecho".

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia