Dólar Obs: $ 672,41 | -0,90% IPSA 0,29%
Fondos Mutuos
UF: 27.481,56
IPC: 0,30%
Partió repartiendo folletos en la Plaza de Armas en los que llamaba a terminar con el sistema:

¿Quién es Luis Mesina? El profesor de Historia, admirador de Nietzsche y de Trotsky, que lidera No+AFP

domingo, 13 de noviembre de 2016

Claudia Ramírez y Silvana Celedón
Economía y Negocios Domingo
El Mercurio

Su pensamiento político es difícil de encasillar. No milita ni ha militado en el PC, tuvo un paso por el PS, pero rompió filas con esa colectividad cuando apoyaron a Eduardo Frei para las elecciones de 1994.



amamos a los trabajadores a tomar conciencia del daño previsional que se nos está provocando, con el fin de acabar definitivamente con el sistema, e instalar en Chile un régimen de seguridad social". Estas palabras de Luis Mesina Marín, vocero de la Coordinadora Nacional de Trabajadores No+AFP, datan de 2010, pero su idea de formar un movimiento para terminar con las administradoras de fondos de pensiones comenzó mucho antes.

De hecho, fue en 2008 cuando Mesina, junto con otros dirigentes sindicales, dieron inicio a una rutina que durante años pasó bastante inadvertida: pararse en la Plaza de Armas todos los jueves en la tarde a repartir folletos para llamar a rechazar el sistema.

Hoy, Mesina y este movimiento -que se conformó formalmente en junio de 2013- lograron visibilidad nacional tras las movilizaciones que han protagonizado contra el sistema de AFP, y alista nuevas propuestas que presentarán en las próximas semanas, que van en la línea de instaurar un sistema de reparto (ver recuadro).

Admira a Marx y a Nietzsche

Nacido y criado en Santiago, Luis Mesina (60 años, tiene pareja y dos hijos) pasó gran parte de su infancia en la Villa Frei, en Ñuñoa, y aún hoy vive con su familia en el mismo sector.

Mientras estudiaba pedagogía en Historia en la Universidad Metropolitana de Ciencias de la Educación (UMCE), en 1976, y por motivos económicos, entró a trabajar en el entonces Banco Osorno, hoy Banco Santander.

Él mismo se autodefine como marxista, admirador de Nietzsche y del revolucionario ruso León Trotsky. Su referente en Chile es Clotario Blest, fundador de la Agrupación Nacional de Empresarios Fiscales (ANEF) y de la CUT.

Su pensamiento político es difícil de encasillar. No milita ni ha militado en el PC, tuvo un paso fugaz por el PS, pero rompió filas con el partido cuando este apoyó a Eduardo Frei en las elecciones de 1994, cuenta.

Su trayectoria sindical comenzó a inicios de los 80. Por esa época formó parte de un grupo de sindicatos bancarios que se unieron para realizar un golpe de timón en la Federación Bancaria de Chile, que en esos años estaba en manos del dirigente de derecha Luis Acevedo.

Diego Olivares, ex presidente de la UNT y actual asesor laboral, lideraba en los ochenta el sindicato del Banco Sudamericano, el que junto a sus pares de los bancos Español, de Chile, de Santiago, de Curicó, de Concepción, de Osorno y del Desarrollo se articularon como fuerza opositora a Acevedo, y lograron realizar, en 1986, elecciones en la Federación y convertir a esta entidad en la Confederación Bancaria.

Olivares recuerda que en esa época Mesina era muy cercano a José Ortiz, dirigente del Banco de Concepción, y también trotskista.

Un ejecutivo de la banca que conoce a Mesina hace más de 20 años destaca su "muy buen carácter", pero advierte que el dirigente sindical es "antisistema" y que en los noventa defendía la necesidad de que el sistema económico chileno mutara a uno similar al cubano, pero que no encontró "terreno fértil".

Es descrito por sus pares como un dirigente claro en la expresión de sus ideas, accesible, y preparado académicamente (estudió un magíster en educación y un diplomado en economía, entre otros). "Tiene bastante experiencia. Es muy respetado como dirigente sindical", dice Joaquín Silva, abogado que ha asesorado a la Confederación de Sindicatos Bancarios, de la cual Luis Mesina es secretario general, y en esa instancia representa al sindicato nacional del Grupo Santander.

Pero, por contrapartida, sus detractores lo definen como "llevado de sus ideas" y "obtuso", lo que generaría conflictos en sus relaciones personales. "Le cuesta mucho entender un punto de vista distinto al de él. Y cuando no le parece algo, tilda al resto de 'burgueses'", señala un dirigente de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) que trabajó con Mesina.

El actual líder de No+AFP fue vicepresidente de la CUT entre 2000 y 2001, cuando Arturo Martínez era presidente. Integrantes de la directiva de esos años recuerdan a Mesina como un "dirigente trabajador y respetuoso", pero coinciden en que tiene "serios problemas" para abordar sus diferencias con otros y que cuando algo le parece mal, simplemente se aleja o rompe lazos.

"En la CUT hizo un buen trabajo, pero nunca dejó en claro qué le parecía mal, y de un día para otro se apartó", señalan.

Una de las tesis es que a Mesina no le parecía que la CUT tuviese relaciones con los gremios empresariales y que en privado expresaba su malestar cuando había reuniones entre ambos sectores. "Veía a los empresarios como adversarios", indican estas fuentes.

El propio Mesina cuestionó a la CUT en esa época: "El manejo de la Central es abiertamente zigzagueante; un día se aparece sonriendo y abrazando a los empresarios, y al día siguiente en una posición totalmente crítica", dijo a "El Mercurio" en noviembre de 2001.

Polémico paso por AFP Futuro

Una de sus incursiones más controvertidas es la ocurrida a mediados de los noventa en el directorio de la AFP Futuro, que se había formado a fines de los 80 para administrar los fondos de pensiones de los trabajadores bancarios.

¿Cómo llegó al directorio de AFP Futuro? Mesina cuenta que en el 94 asumió como secretario general de la Confederación Bancaria, justo cuando multaron a AFP Futuro por no cumplir con las rentabilidades mínimas exigidas en esa época, por lo que se decidió intervenir el directorio de la AFP. "La gente de la DC, que tenía la presidencia de Bancaria, puso a su gente y nosotros a la nuestra, y en ese momento ingresé al directorio de Futuro", explica.

Dice que su llegada a ese directorio buscaba "salvar" a AFP Futuro, que tenía que pagar la multa con los recursos de la propia Confederación Bancaria. Fuentes de la industria descartan que esto haya sido así y señalan que Mesina recibió una remuneración "nada despreciable" por ser parte de ese directorio, lo que Mesina desmiente categórico: "Fue ad honorem ", asegura.

A fines de los noventa, Mesina formó parte del movimiento Fuerza Social y Democrática, junto con otros dirigentes sindicales, como Jorge Pavez, ex presidente del Colegio de Profesores. "El objetivo era hacer un movimiento político desde el mundo social, y que es lo que ahora hace Luis Mesina con No+AFP", dice Jorge Pavez.

¿Mesina tiene aspiraciones políticas? "No, pero si hubiese un movimiento político-social gigante y me dicen que es importante que sea diputado, quizás uno tendría que decir que sí", responde el propio Mesina.

Algunas fuentes del sector bancario sí ven en él una clara intención de llegar a ser parlamentario. "El objetivo de Mesina al formar el movimiento No+AFP es crear una plataforma política para una candidatura al Congreso. Él es oportunista, y ahora encontró una oportunidad que antes no se le había dado. No aflojará hasta lograrlo a cualquier precio", advierte un actor. Esta misma fuente dice que cuando Mesina se presentaba a las comisiones en el Congreso, en la discusión de la reforma laboral, estaba poco preparado, y si bien defendía la negociación por rama, en casi todos los otros aspectos se oponía a las distintas posiciones y exponía ideas "raras y sin mucho sustento".

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia