Dólar Obs: $ 672,41 | 0,02% IPSA 0,03%
Fondos Mutuos
UF: 27.553,34
IPC: -0,10%
Continúa baja actividad de la construcción: creció apenas 1% durante agosto

lunes, 24 de octubre de 2016

Economía y Negocios Online
Valor Futuro

En el corto plazo, si bien la confianza de los empresarios de la construcción repuntó levemente durante agosto, ésta continúa permaneciendo en un régimen pesimista, incluso, algo menor al experimentado durante la recesión de 2009.

Durante agosto el Índice Mensual de Actividad de la Construcción (Imacon) aumentó 1,0% anual, cifra inferior a la observada en el mes inmediatamente anterior (1,5% anual) y al crecimiento promedio anual de los últimos cinco años (4,9%).

Javier Hurtado, gerente de Estudios de la Cámara Chilena de la Construcción (CChC), explicó que “el indicador anotó en el margen una contracción de 0,2%, ubicándose por sexto mes consecutivo, bajo la tasa promedio mensual de mediano plazo (0,4%)1, lo que es síntoma de que el sector experimenta una etapa de desaceleración de su actividad”.

En el corto plazo, si bien la confianza de los empresarios de la construcción repuntó levemente durante agosto, ésta continúa permaneciendo en un régimen pesimista, incluso, algo menor al experimentado durante la recesión de 2009. Es decir, se mantiene el deterioro, lo que constituye, en sí mismo, un riesgo para el crecimiento del sector, principalmente, porque su inercia podría dar lugar a lo que en la literatura especializada se conoce como “profecías autocumplidas”.

Las condiciones de acceso al crédito continúan restrictivas, tanto para empresas como personas, según se desprende de la encuesta de créditos bancarios y del Informe de percepción de negocios, elaborados por el Banco Central, a la vez que se observa una menor demanda por crédito en casi todos los segmentos, lo que evidencia una postura más cautelosa del mercado. Esta actitud generalizada es altamente sensible a la incertidumbre que puede generar la implementación de reformas económicas internas versus el efecto provocado por la volatilidad financiera netamente internacional2. De esta forma, no es de extrañar que la actividad sectorial continúe transitando por un régimen de escaso crecimiento tendencial3.

Análisis de los subcomponentes del Imacon


La contratación de la mano de obra (corregida por los efectos estacionales y calendario) registró un alza de 4,5% anual en agosto, cifra que debe ser vista con precaución, toda vez que el empleo sectorial es mayormente explicado por el dinamismo de la categoría cuenta propia.

El empleo dependiente retrocedió 0,9% anual en agosto, lo que significó la destrucción de 4,4 mil plazas de trabajo en un año (versus 9,6 mil y 0,5 mil generadas en los meses de junio y julio, respectivamente)4, mientras que los ocupados por cuenta propia, presentaron un alza de 13,5% en agosto, es decir, se incorporaron al sector 22,2 mil trabajadores independientes (versus 18,4 mil observados en junio y 19,2 mil en julio)5. Esta situación sesga el indicador sectorial por motivos distintos a un real mayor nivel de actividad.

Con relación a la demanda de materiales para la construcción, el índice de ventas de proveedores retrocedió 3,8% anual en agosto, cifra que acentúa el descenso observado en los últimos cuatro meses.

Por su parte, el índice de despachos de materiales (que aproxima la demanda de materiales de obra gruesa) experimentó un avance de 4,7% anual en agosto (versus 10,2% durante el mes anterior). Este resultado se debe a la menor provisión de barras de acero para hormigón, cemento y fierro. La actividad de contratistas generales (CCGG) (medida en trimestre móvil desestacionalizado) avanzó 12,5% anual en agosto, lo que se condice con el efecto de menor base de comparación observado en la edificación para el comercio, actividad de obras públicas seguido por obras civiles y montaje, ítem preponderante en la composición del indicador de CCGG.

La aprobación de permisos para la edificación (medidos en m2 y expresados en promedio móvil de tres meses desestacionalizado) exhibió su quinta contracción anual consecutiva durante agosto. Según cifras preliminares, la superficie aprobada para la edificación registró una caída de 34,3% en doce meses, luego de que en los meses de mayo, junio y julio retrocediera 12%, 21% y 31% anual, respectivamente.

Inacor


En agosto, la gran mayoría de las regiones experimentaron importantes caídas de la superficie autorizada para la edificación (medida en promedio móvil de tres meses desestacionalizada). Por el contrario, la mayor contratación de mano de obra evitó mayores ajustes en la dinámica de corto plazo de la construcción a nivel regional. Esta situación, sin embargo, no debe ser entendida como una mejora de la actividad real, toda vez que son los trabajadores por cuenta propia lo que explica mayormente el alza del empleo en la construcción.

Con relación a las expectativas de los empresarios, consultados en el Informe de percepción de negocios del Banco Central, durante la segunda mitad del presente año, el panorama continúa siendo incierto para las empresas constructoras e inmobiliarias. Particularmente, se han deteriorado aún más las expectativas de los empresarios que operan en la zona norte, en especial, luego que el impulso generado por las ventas tendiera a moderarse. Los empresarios encuestados sostienen que este resultado se debe, en parte, a que aún persisten las dificultades de acceso al crédito. Asimismo, el Informe señala que un gran número de empresas están terminando sus obras, al mismo tiempo que el ritmo de entrada de nuevos proyectos ha disminuido, por lo que, los encuestados consideran que hacia mediados del presente año la actividad de la construcción menguará su crecimiento, dilatándose hasta 2017.

En la zona centro, las empresas constructoras sostienen que durante el presente año las obras de edificación habitacional continuarán en proceso, debido a la gran cantidad de proyectos en blanco y en verde vendidos en 2015. Sin embargo, se espera una disminución de la actividad inmobiliaria respecto de lo observado durante el año pasado, debido, entre otros factores, al rol que protagonizarán las bases de comparación más exigentes.

Finalmente, en la zona sur, las menores iniciativas de inversión privada (aparte de la mantención y reposición habituales del capital) han sido parcialmente compensadas por el dinamismo que aún mantiene la construcción de viviendas con subsidios. En la construcción de obras públicas, las opiniones son mixtas. Algunas regiones consideran que la inversión en este rubro será el pilar de su crecimiento en lo que resta de 2016, mientras que otras acusan la lentitud de las licitaciones de obras públicas como determinante de las menores perspectivas en torno a su desempeño.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia