Dólar Obs: $ 983,76 | 1,13% IPSA -0,25%
Fondos Mutuos
UF: 36.829,92
IPC: 0,70%
Países como Argentina y China tienen firmas propias:

Las tecnológicas, una opción de inversión en emergentes

lunes, 10 de octubre de 2016

Alex Davidson
The Wall Street Journal Americas
El Mercurio

Estos mercados se están volviendo más competitivos, gracias al surgimiento de grandes empresas de tecnología.



Nuevas oportunidades de inversión están surgiendo en los mercados emergentes.

Tradicionalmente, los inversionistas particulares que buscan ingresar a mercados emergentes como Brasil, China e India se han enfocado en un grupo de empresas líderes en los sectores de commodities , finanzas y telecomunicaciones. El razonamiento era que solo algunas compañías podían capear turbulencias económicas o tensiones políticas.

Sin embargo, los mercados emergentes se están volviendo más competitivos gracias en gran parte al crecimiento de una clase urbana más joven y con mayores recursos. Durante los últimos 20 años, el PIB promedio de las economías emergentes se ha triplicado, de aproximadamente US$ 3.000 a US$ 9.000 per cápita. La nueva riqueza, combinada con el creciente uso de smartphones , ha generado una mayor competencia por clientes que tienen dinero, así como nuevos hábitos de consumo.

"En los mercados emergentes ha imperado la idea de que [las compañías tradicionales] eran necesarias para reconfigurar el orden del comercio y las finanzas en la era digital", dice Gerardo Rodríguez, gestor de portafolio del fondo BlackRock Total Emerging Markets. "Pero al igual que en EE.UU., la gente se empieza a dar cuenta de que la revolución puede suceder solo a través de la innovación disruptiva de empresas nuevas".

Rodríguez agrega: "Lo que estamos viendo ahora es apenas el comienzo de una gran ola de adopción de nuevas formas de comprar en línea y proveer servicios y productos financieros".

La población de estos países se está volviendo más adinerada y mejor conectada. No obstante, lo que está cambiando es que los jóvenes en países como Argentina, India y Kenia están formando sus propias empresas.

"En muchos casos, hay un emprendedor local que decide si quiere fundar una compañía de comercio electrónico, realiza estudios en EE.UU. y luego queda enganchado con el dinero de Silicon Valley y el Ivy League (el grupo de ocho prestigiosas universidades del noreste de EE.UU.)", dice Kevin Carter, fundador de Big Tree Capital y presidente ejecutivo del comité de índice de EMQQ Emerging Markets Internet & Ecommerce, un fondo que cotiza en bolsa para la expansión del comercio electrónico y la tecnología en los mercados emergentes.

Un ejemplo es el argentino Marcos Galperín, presidente de MercadoLibre, una compañía que muchos describen como la Amazon de América Latina. Galperín obtuvo su máster en la Universidad de Stanford antes de fundar la empresa. MercadoLibre ha formado una alianza con eBay, que tomó una participación de 19,5% en la empresa.

Compañías de comercio electrónico como MercadoLibre en América Latina y Alibaba Group Holding Ltd. en China proveen plataformas que ayudan a emprendedores locales a lanzar sus propias firmas. Estas a menudo reciben respaldo de gigantes locales, incluyendo a esos mercados en línea. Carter dice que su fondo invierte en grandes compañías que han invertido en firmas de comercio electrónico y de tecnología financiera, que en la mayoría de los casos no cotizan en bolsa.

Karan Sharma, director de Avendus Capital en Mumbai, señala que el crecimiento del comercio electrónico y de la tecnología financiera, así como la aparición de startups en esos sectores, "es impulsado en gran medida debido a una necesidad no satisfecha". La gente joven en estos países espera poder reservar un boleto de tren o un hotel y comprar ropa o cualquier otra cosa que necesiten mediante sus teléfonos. Y también manejar sus finanzas desde cualquier lugar donde estén.

Los mercados de productos financieros en internet están ganando fuerza, asevera Sharma, "conforme los canales digitales son considerados canales más transparentes, fáciles de usar para los consumidores y eficientes respecto a los costos para la distribución de productos de seguros, bancarios y de inversión".

Sin duda, las startups enfrentan desafíos en cualquier mercado, y hay incertidumbre en torno al sector de tecnología financiera sobre cómo la regulación podría afectar el crecimiento de las empresas.

El PIB promedio de los países emergentes se ha triplicado, de cerca de US$ 3.000 a US$ 9.000 per cápita.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia